arrow

Coto de caza (1983)

5,0
181
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Assumpta Serna interpreta a Adela, una abogada penal que se dedica a defender delincuentes con total convencimiento de lo que hace y dice sobre las penalidades que llevan al delito y no cree en la maldad natural. Esta candidez le lleva a que la banda del Mauri, a uno de cuyos integrantes dediende, le robe el coche con las cosas personales y prepare un golpe a la casa de campo familiar que tiene un coto de caza privado. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
Coto de caza
Guion
Jorge Grau, Manuel Summers (Historia: Antonio de Jaén, Manuel Summers)
Fotografía
Antonio Cuevas
Productora
Anem Films / Estela Films / Kalender Films Internacional S.A
Género
Thriller Crimen Cine quinqui
6
Si te gusta Assumpta Serna
La verdad es que siendo sincera, si he llegado a ver esta película es principalmente porque sale Assumpta Serna (siendo la protagonista), sino la verdad creo que no la habría visto, porque la tuve que ver en formato vhs rippeado y la verdad, si ya de por sí la película se ve bastante "oscura", viéndola rippeada se ve bastante mal.

La película es interesante, me gusta la trama porque se observa como Assumpta (la abogada), en un principio cree y piensa que los delincuentes, asesinos y criminales (los sociólogos lo llaman "desviados sociales"), son producto de la sociedad y que es la sociedad quien tiene la culpa de que actúen así. Es curioso ver como a lo largo de la película, a pesar de todo lo que le hacen a la pobre "Assumpta", esos delincuentes en los que defiende su actitud culpando a la sociedad de ello, es increíble como a pesar de todo lo que le hacen sigue pensando igual y defendiéndoles a pesar de todo.

Es una película interesante, Assumpta actúa muy bien, el resto de actores pues ni fu ni fa. Aunque es verdad que la película tiene alguna escena desagradable, que se podría catalogar como "gore".

Ya al final la pobre Assumpta actúa ya por "supervivencia", porque eso ya era un cachondeo. La pobre defendiéndoles... me recuerda un poco a la película de cine quinqui "de tripas corazón". Ya en el año en que se rodó, en el 83, se dejaron de hacer esas películas de cine quinqui, pero coto de caza, entraría dentro del género quinqui.

En resumen, si eres fan de Assumpta Serna te la recomiendo ver. La verdad que Assumpta Serna en la peli tiene tan sólo 26 años, pero parece que tenga más. Si es verdad que en los 80 las mujeres se casaban jóvenes y tenían hijos jóvenes. Pero es curioso que Assumpta desde que tiene 25 años, actúa en papeles haciendo de madre con hijos cuyo marido le dobla la edad. Digo esto, porque si Assumpta tuviese hoy 26 años, no le darían papeles a esa edad de mujer casada y con hijos.

Lo bueno: Assumpta Serna, me parece una mujer muy atractiva y una genial actriz.
Lo malo: se veía fatal al ser un vhs viejo y se ve bastante oscura la película y el final, se ve muy oscuro.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Jorge Grau y Manuel Summers, aunando mala leche y salvaje violencia, en una rareza con más chicha de la que a primera vista parece.
Cuando hablamos de una historia de venganzas, con un afectado tomándose la justicia por su mano debido a los recovecos legales usados por el abogado de turno, que han dejado suelto al tipo responsable de la muerte de un ser querido, estamos hablando de un genero (pacíficos ciudadanos víctima de descerebrados y sanguinarios delincuentes, revolviéndose y convirtiéndose en expeditivos exterminadores), que durante la decada de los 70 tan recias y entretenidas películas dio (ya saben, la década de oro del genero allende nuestras fronteras).

Asimismo desde mediados de los 70 hasta bien entrados los 80, y por aquello de que el cine suele ser un reflejo de la sociedad, abundaron las historias con la delincuencia suburbial en grandes ciudades españolas como eje, unas cargando la historia en retratos más o menos acertado del lumpen ("Deprisa, Deprisa" de Saura es a mi juicio la más veraz y mejor, siguiéndola "La patria del rata", y como no, las del Torete y el Vaquilla,) y otras en el problema que esto suponía para la sociedad.

Pues bien lo que aquí tenemos es una autentica rareza, en la que la mano del magnífico cineasta, y muy cachondo y vacilón, Manuel Summers, detrás del guión (en los créditos figura como Manuel S. Rivero), opone al acertado y magníficamente retratado mundo marginal (tipos mal encarados, comportándose y hablando en la jerga directamente copiada de los manguis de la época), una humanista abogada defensora de izquierdas que antes de culpar al delincuente, echa la culpa a la sociedad y al empedrado, y cuando ese delincuente que con su buen hacer como abogada quedo libre por la muerte por la que se le juzgaba (todo un poema los argumentos que podemos oír en boca de esta, en el juicio que abre la película en el que conocemos al, "Mauri" y al "Chato"), mata a su marido en un asalto a su chalet familiar en Eurovillas con ella y la suegra delante, sigue erre que erre y antepone sus convicciones humanitarias (Manuel Summers satirizando sobre la izquierdista acera, de enfrente a la suya), solo deseando pasar página y ante los exabruptos de la suegra y cabreo del hijo, agachando la testuz.

A pesar de contener bastantes deficiencias técnicas en cuanto iluminación y fotografía, la película bien merece un visionado, detrás de la cámara esta todo un Jorge Grau (estamos hablando del tipo responsable de esa venerada – mas allende nuestras fronteras que por el "exquisito" publico patrio, "No profanar el sueño de los muertos 1974"), narrando la historia de forma profesional, sin exquisiteces "de auteur", apuntando en la escena de la muerte del marido algo de su impronta, y regalándonos un salvaje y truculento final de traca, de esos que una vez vistos no se olvidan, y que por sí solos elevan la producción a cuasi de culto (mas si como en este caso están Grau y Summers detrás).
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil