arrow

Despedida de soltera (2012)

Sinopsis
Tres amigas reciben una invitación para ser damas de honor en la boda de una chica a la que solían ridiculizar en el instituto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Bachelorette
Duración
87 min.
Estreno
4 de enero de 2013
Guion
Leslye Headland
Música
Andrew Feltenstein, John Nau
Fotografía
Doug Emmett
Productora
Gary Sanchez Productions / BCDF Pictures
Género
Comedia Bodas
6
Colega, ¿Dónde está mi traje de novia?
Hace dos años, 'La boda de mi mejor amiga' demostró que se podía hacer comedia femenina sin que la trama girase en torno a hombres y cursiladas. Kristen Wiig, nueva musa del humor yanqui, tomó como modelo el cine de colegas de Judd Apatow y lo adaptó al universo femenino sin perder ni un ápice de ingenio, acidez y diversión. La guionista y directora debutante Leslye Headland ha tomado apuntes y aunque su película también tenga que ver con mujeres alocadas y la planificación de una boda la historia va por otros derroteros.

Cuatro amigas de la época del instituto con roles muy diferentes, la líder, la desfasada, la deslenguada y la gorda, se reúnen para el enlace de esta última. Una combinación de cocaína y alcohol provoca que las tres damas de honor se metan en un problema que arruinaría la boda, de ahí que se vean obligadas a resolverlo la noche anterior. A lo largo de la velada resurgen las inseguridades y los conflictos sin resolver de su época de estudiante, demostrando que por mucho que crezcamos nuestros complejos siempre van a estar arraigados a nosotros. La película se ve en un suspiro y aunque empieza muy bien se va dispersando en tramas secundarias que hacen que se diluya la mala leche y el gamberrismo que llevaba por bandera.

De las tramas secundarias me quedo con el revival amoroso entre Adam Scott y una carismática Lizzie Caplan, la mejor del trío protagonista, aunque tanto Kirsten Dunst como la envidiosa y calculadora líder, e Isla Fisher como la desequilibrada del grupo tampoco están nada mal y existe muy buena química entre ellas. Por una vez, Rebel Wilson no es la que concentra los mejores gags (como pasó en la mucho peor 'Qué esperar cuando estás esperando') y se queda relegada a un discreto segundo plano. En definitiva, 'Despedida de soltera' tiene buenos momentos y se ve en un suspiro, pero tampoco es nada del otro mundo. Eso sí, para ver una comedia de Sarah Jessica Parker, Katherine Heigl y demás heroínas románticas de corona floja me quedo con este trío de fiesteras calamitosas mil veces.
[Leer más +]
15 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Tres pibones y una gorda.
El cine americano está plagado “de bodas”. Y las fiestas de despedida siempre ha dado para muchos guiones: Pocos buenos, muchos malos y la mayoría regulares. Esto no ayuda a la hora de ir a ver “Despedida de Soltera”. Difícil hacer una película diferente, que no suene a algo ya visto.
La directora y guionista Leslye Headland nos presenta aquí su primer largometraje. Busca ser diferente poniendo el punto de vista en el de “las chicas”. Al final no deja de ser mas-de-lo-mismo. Ayuda, eso si, unos diálogos chispeantes por momentos, pero que no acaban de salvar la cinta.
Las actuaciones son notables, especialmente la de Kirsten Dunst y Lizzy Caplan, pero tampoco es suficiente. Las malas-malísimas del Instituto han crecido, pero no han evolucionado. Siguen queriendo ser jóvenes, descaradas, las reinas de todas las fiestas. Detrás de ellas aparecen sus frustraciones (bulimia, miedo al compromiso, adicciones, inseguiridades). En ese aspecto funciona, pero cuando intenta ser gamberra, se queda siempre corta. Desde que se grabó “Very Bad Things” en 1998 todo lo que se ha hecho en cine sobre despedidas de soltero/a siempre se ha quedado corto. No se salva ni “Resacón en las Vegas”.
En el mercado estadounidense la película se distribuyó directamente para canales de pago como VOD (vídeo bajo demanda). Ha funcionado bien, recaudando más de 7 millones de dólares según la productora. En España han apostado por la pantalla grande.
Aunque es una cinta de consumo fácil es mejor que cualquiera de las últimas películas de Adam Sandler.
[Leer más +]
14 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil