arrow

Amazing Grace (2006)

Amazing Grace
Trailer
6,4
1.599
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Siglo XVIII. Crónica de la vida del parlamentario británico William Wilberforce (Ioan Gruffud), pionero en la lucha contra la esclavitud, lo que lo enfrentó a algunos de los hombres más poderosos de su época. Siendo ya un brillante y carismático político de 24 años, su vida dio un vuelco cuando conoció a un antiguo esclavo: por primera vez, fue consciente de la cruel realidad de la esclavitud. A partir de ese momento, fue el máximo representante de los abolicionistas ingleses. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Amazing Grace
Duración
111 min.
Guion
Steven Knight
Música
David Arnold
Fotografía
Remi Adefarasin
Productora
Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; Samuel Goldwyn Films / Roadside Attractions / Bristol Bay Productions. Productor: Terrence Malick
Género
Drama Drama de época Siglo XVIII Esclavitud Política Biográfico
7
Ilustrativa
Buena y educacional producción inglesa sobre la vida de uno de los abolicionistas más importantes, y la vez menos conocidos, de la historia, William Wilberforce. Suele ocurrir que figuras tan importantes para la humanidad caigan en el ostracismo o por lo menos que no sean reconocidas como es debido. Y para esto también sirve el cine. Para recordar estas figuras y a la vez reconocerlas. Y este es el caso de Amazing Grace.

Bastante fiel históricamente hablando, el guión de Steven Knight ("Promesas del Este", "Negocios Ocultos") consigue además internarse en los entresijos de la política inglesa de finales del siglo XVII y principios del XVIII, apesar de lo cual no cae en el tedio y aburrimiento propio de estos temas. Bien dirigida y con una excelente ambientación creo que tiene su mejor virtud en la capacidad de la cinta en trasladar al espectador la brutalidad y la inhumanidad del comercio de esclavos y todo esto sin enseñar ni una sola imagen de ellos. Ya hubiera querido Spielberg trasladar la mitad con su "Amistad" de lo que lo hace "Amazing Grace".

Buenas interpretaciones, aunque mejor los secundarios (Benedict Cumberbatch, Michael Gambon o Rufus Sewell), completan un film imprescindible para el mejor conocimiento de la historia y de un problema que hoy en día todavía está latente (según Naciones Unidas todavía hoy hay 27 millones de esclavos entre África y Asia).
[Leer más +]
25 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Cada canción tiene su historia. Cada generación tiene su héroe.
Me encanta el cine basado en hechos o personajes reales, ese cine que te da la oportunidad de conocer episodios de la historia del mundo que no hubiéramos ni imaginado, de encontrarnos con personajes que aportaron tanto a nuestro pasado, que ayudaron a cambiarlo para bien o para mal, y éste es el caso de esta película, es de las que destapan la existencia de un parlamentario británico del siglo XVIII como fue William Wilberforce del que yo jamás había oído hablar y su lucha por conseguir que el gobierno británico aprobara una ley que acabara con la compra y venta de esclavos. Decía otro usuario que no hay nadie como los ingleses para recrear su pasado histórico y no puedo estar más de acuerdo con él. La recreación tanto de los paisajes como de los vestuarios y peinados de la época es admirable y, a pesar de poder parecer una película pesada y rancia, nada más alejado de la realidad. Recomiendo verla por el buen papel desarrollado por todos y cada uno de sus intérpretes, empezando por un casi desconocido Ioan Gruffud, un actor maravilloso del que tan sólo conocía su participación en películas de poca relevancia como "Los 4 magníficos" y que me ha sorprendido gratamente. Lo mismo podría decir de su compañera, Romola Garai, actriz de la que sólo conocía su intervención en la segunda parte de "Dirty dancing" y que se ha destapado como una más que interesante actriz. De los secundarios, destacar a los veteranos Michael Gambon y Albert Finney, ambos magníficos, sobre todo éste último, que no deja de sorprenderme. Se agradece ver a un buen actor como es Rufus Sewell alejado por una vez de los papeles de los papeles de villano en los que se estaba encasillando. Ciarán Hinds, por su parte, vuelve a dejarnos una completa actuación y la nota anecdótica la deja quizás el cantante Yassou N´Dour, quién sorprende interpretando aquí a un superviviente de los barcos de esclavos. La música es muy buena, con una secuencia final frente a la imponente abadía de Westminster donde descansan los restos de este político.
[Leer más +]
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil