arrow

La sangre y la lluvia (2009)

5,9
132
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jorge y Ángela, dos seres solitarios y cuestionados frente a sus propias vidas se encuentran en medio de una lluviosa noche entre las oscuras y violentas calles de Bogotá. Él, un joven taxista, destruido afectivamente por la reciente muerte de su hermano a manos de un grupo de delincuentes, de los que ahora se quiere vengar y ella, una bella princesa nocturna, adicta a la cocaína y a los laberintos de la ciudad. En solo seis horas el amor, las calles y sus fantasmas les unirá y les separará en medio del vacío, de la misma manera en que la lluvia, como las lagrimas, irán desdibujando y diluyendo los rastros de sangre y de dolor sobre el asfalto frío. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Colombia Colombia
Título original:
La sangre y la lluvia
Duración
110 min.
Guion
Jorge Navas, Carlos Henao, Alizé Le Maoult
Música
Sebastián Scofet
Fotografía
Juan Carlos Gil
Productora
Coproducción Colombia-Argentina; Efe-X / Hangar Films / Lagarto Cine / Patofeo Films / RCN Films & e-nnovva
Género
Drama Intriga
5
Fallida
Fallida porque quiere abarcar demasiado en un espacio excesivamente corto de tiempo. El guión se cae a pedazos en el momento en el que condensa en 6 horas sucesos imposibles en ese lapso temporal. Además, hay saltos inexplicables que no pasan ni para el espectador menos atento, como ya en la parte final cuando le dan la descripción del vehículo a uno de los taxistas, una descripción parca y escueta, y él repentinamente explica más cosas de las oídas (¿?), y ese es un pequeño detalle de los muchos que tiene el guión y que te sacan de la historia.

Si que cabe destacar una factura realmente potente, una fotografía cuidada, sucia, elocuente. Unos personajes mejor trabajados de guión hubiera permitido al buen elenco un mejor resultado, pero es realmente destacable Gloria Montoya, como depravada "reina" de la noche de Bogotá, esta Bogotá de contrastes, donde nadie ayuda a nadie, donde pululan sin esperanzas seres que malviven entre drogas, prostitución y deterioro social. No sé si es demasiado sutil o lo he fabricado yo mismo en mi mente, pero también adivino cierta crítica social a esa sociedad colombiana que mira para otro lado ante lo que sucede en el día a día, que no se ayuda a sí misma, que es permisiva con la violencia, con la fatalidad que la destruye poco a poco.

Lo dicho, una película con buenos mimbres técnicos y buenos actores, pero que es fallida debido al horroroso guión. Una pena.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
En toda ciudad existen dos dimensiones...
Película colombiana que aborda el universo sub-urbano de una Bogotá oscura, apestosa y decadente. La trama se desarrolla en una noche citadina donde los personajes entretejen la historia en el marco de unas calles frías y solitarias, ocupadas solamente por los habitantes de la noche: taxistas, indigentes, vendedores ambulantes, perros callejeros, prostitutas, drogadictos y hampones. Confirma lo que siempre he creído: en cualquier ciudad del mundo existen dos dimensiones opuestas presentes en ellas, la primera es la imagen bonita y amable de una ciudad que busca inversores extranjeros y turistas. Pero la otra es mucho más pesada y negativa, donde los intereses de las mafias y el crimen organizado campean a sus anchas. La película se encarga de contextualizar al espectador en la segunda opción.

Es bien sabido que el cine colombiano aun tiene mucho que aprender de sus pares latinoamericanos y las últimas producciones no es que ayuden demasiado a superar los pobres trabajos fílmicos de mi país. Con “La Sangre y la Lluvia” se intenta superar el facilismo de la película típica de humor chabacano y grotesco que tan buenos resultados da a nivel comercial para entrar en un tipo de cine aun más serio y comprometido con la denuncia social y la multiplicidad de interpretaciones de la realidad. Que tiene fallas técnicas… es cierto, que los actores no logran convencer completamente… también es verdad, a excepción del papel de Hernan Mendez que interpreta a “El Teniente”, los demás actores aparecen algo acartonados e inexpertos. No es una película perfecta, pero aplaudo un digno intento por hacer buen cine en Colombia. Desde mi humilde opinión lo mejor de la película es su principal protagonista: La Bogotá nocturna. Interesante.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil