arrow

Diaz: No limpiéis esta sangre (2012)

Diaz: No limpiéis esta sangre
Trailer
6,7
1.458
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una película basada en los hechos ocurridos en 2001, en Génova, durante la conferencia del G8. Aunque la ciudad se había blindado para recibir a los dirigentes de las potencias mundiales, un grupo de activistas, la mayoría estudiantes, se encerraron en la escuela Díaz y fueron desalojados brutalmente por la policía. Según denunció Amnistía Internacional, en Génova tuvo lugar la violación de los derechos humanos más grave desde la II Guerra Mundial (1939-1945). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Díaz: Non pulire questo sangue
Duración
120 min.
Estreno
10 de mayo de 2013
Guion
Daniele Vicari, Laura Paolucci, Alessandro Bandinelli, Emanuele Scaringi (Argumento: Daniele Vicari)
Música
Teho Teardo
Fotografía
Gherardo Gossi
Productora
Coproducción Italia-Rumanía-Francia; Fandango / Le Pacte / Mandragora Movies
Género
Drama Política Histórico Basado en hechos reales
8
Basado en hechos reales
Es una película muy dura, violenta, con sangre, cócteles molotov, desnudos y vejaciones.

Lo peor de todo es que fue verdad, todo esto pasó en pleno siglo XXI, en la moderna Europa Occidental, en Italia, ni siquiera en ese sur de Italia que parece más atrasado, si no en el rico y moderno norte.

Crítica muy dura a la gestión de los eventos por parte de la clase política, comandada por Berlusconi.

Muy recomendable, se ve muy realista, un buen retrato de la policía italiana, de cómo son los "movimientos antiglobalización" en verdad y de cómo la violencia siempre la ejerce el más fuerte.

Yo, por mi edad, casi no me acordaba de estos eventos, pero salir de un cine italiano que nadie hable y ver gente llorando te conmueve, tanto o más que la película.
[Leer más +]
21 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La batalla de Génova
Entre el jueves 19 y el domingo 22 de julio del año 2001, el G-8 (los siete países más desarrollados del planeta más Rusia, liderados por el anfitrión Silvio Berlusconi) eligió la ciudad de Génova para celebrar una de sus cumbres de alto nivel.

El movimiento antiglobalización o altermundista (ya sabéis, "otro mundo era y es posible") , que desde que consiguiera bloquear la celebración de la cumbre de la Organización Mundial del Comercio en Seattle en 1999, no había dejado de crecer y ampliar sus ramificaciones, convocó una cumbre alternativa, para las mismas fechas, en Génova.

Cientos de miles de manifestantes pacíficos ocuparon las calles de la ciudad cantando sus sueños y soñando en voz alta sus esperanzas. Hasta que irrumpió la violencia de unos pocos (¿os suena eso de infiltrados que golpean y salen corriendo?) para justificar una represión salvaje contra los muchos.

Aquellas jornadas dejaron un joven muerto por el disparo, en la cara y a bocajarro, de un carabinieri, varios manifestantes en coma, centenares de heridos y dolor en los ojos por lo que las pantallas de televisión mostraban y costaba trabajo creer que pudiese estar sucediendo en una democracia europea.

Aquellas jornadas se siguen recordando en el conjunto del movimiento como las de La batalla de Génova. Y a ellas nos devuelve esta película. Más en concreto a una acción atroz e injustificada que la policía llevó a cabo como revancha la última noche en la Escuela Díaz, un local cedido al Foro Social de Génova para que sirviese como sede a los medios de comunicación alternativos que informaban sobre la Contracumbre.

Daniele Vicari, con pasión y coraje, desempolva una década más tarde aquellos acontecimientos mal conocidos. Y nos los muestra espasmódicamente, en toda su desnudez, mediante un mosaico de personajes (al estilo de lo desarrollado en otro film hermano, "La batalla de Seattle") que permite una aproximación a los hechos epidérmica pero tremendamente emotiva.

Sin duda, se podría esperar de un film tan decididamente político como éste, mayor capacidad de análisis, una mejor definición de los personajes o una contextualización más rica de los acontecimientos.

Sin duda. Pero con lo que hay, es más que suficiente para quien quiera ver. Y basta, con lo que muestra, para entender cuánto de aquél pasado (?) subsiste con toda crueldad en nuestros días.

"El huevo de la serpiente", prefirió llamarlo Ingmar bergman.
[Leer más +]
15 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil