arrow

La herencia (2002)

La herencia
Trailer
6,8
829
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Christoffer (Ulrich Thomsen) pertenece a la cuarta generación de la familia propietaria de la prestigiosa Planta Siderúrgica Borch Møller, pero él ha abandonado el negocio familiar para abrir un restaurante en Estocolmo. Allí está felizmente casado con una actriz sueca, Maria (Lisa Werlinder), pero cuando su padre se suicida, la madre de Christoffer (Ghita Nørby) le exige que vuelva a casa para asumir el puesto de director ejecutivo de la compañía. A regañadientes, regresa para hacerse cargo de la Dinastía familiar. Esto pilla de sorpresa a su esposa, a su hermana Benedikte (Karina Skands), y al marido de ésta, Ulrik (Lars Brygmann), que hasta entonces era considerado como el candidato más obvio al puesto. Christoffer se ve forzado a adoptar medidas drásticas para salvar a la compañía de la amenaza de ruina, y esto le crea tensiones con su familia y con Maria. La herencia tiene un precio personal que él se ve obligado a pagar al completo... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Dinamarca Dinamarca
Título original:
Arven
Duración
107 min.
Guion
Per Fly, Kim Leona, Mogens Rukov, Dorte Høgh
Música
Halfdan E.
Fotografía
Harald Gunnar Paalgard
Productora
Zentropa Entertainments
Género
Drama Dogma
"Tan correcta como gélida, tan interesante como distante peripecia sobre la ineluctabilidad de ciertos destinos"
[Diario El País]
8
SIN CONTEMPLACIONES
En el cine danés reciente, uno de los campos temáticos más trabajados es el ámbito familiar, sus larvados conflictos que explotan de pronto (se ve en “Celebración”, “Mifune”, y varios films de Susanne Bier, entre otros).

En “La herencia”, la transmisión del patrimonio, con enormes responsabilidades aparejadas, repercute bruscamente en los parientes uno a uno, y en las relaciones entre ellos, pero también en su entorno social. No es una familia cualquiera: buena parte del patrimonio consiste en una importante fábrica con miles de empleados y conexiones financieras internacionales.
A través de esta compleja situación, que se ramifica en varios niveles, el hijo varón, el principal implicado en la herencia, se ve atrapado en férreos compromisos con su clan de origen: los lazos del grupo ancestral se traban con los que le unen a la pequeña familia creada por él en otra ciudad.

La actual generación de actores daneses exhibe una calidad media excepcional: buena parte de la identidad de esta película se debe a Ulrich Thomsen, a su formidable interpretación introspectiva. Es difícil imaginar la obra con otro actor. Tal vez no sería mejor ni peor, pero sin duda sería muy distinta.

Otro fuerte rasgo de la película lo marca el estilo escogido por el director, Per Fly: impasible, desapegado. No invita a acompañar a los personajes en sus penas y alegrías, ni a simpatizar con ellos o compadecerles.
Muestra cómo el poder y el dinero amenazan con su ley; con barrer como un bulldozer los ideales de juventud, acaso no muy arraigados. Cómo los vínculos de sangre pueden sacudir la vida de alguien y plagarla de encrucijadas angustiosas, volviendo a ese alguien irreconocible para quienes antes eran los suyos.
Y lo expone evitando cargar emocionalmente lo narrado; más bien considerándolo con una mirada antropológica que se fija en la burguesía industrial danesa, y de vez en cuando enfoca un horizonte nublado por el destino, sin contemplaciones.
[Leer más +]
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Fría pero interesante herencia
Interesante propuesta de Per Fly sobre como convivir entre un mundo laboral y un mundo sentimental. Aunque puede ser que en determinados momentos baje la tensión, la verdad es que durante todo el metraje su director consigue sobrellevar la historia con un buen pulso, debido en parte a un gran Ulrich Thomsen. ¿Existe otro actor danés que no sea Ulrich Thomsen? Este hombre, está presente en casi todas las películas danesas que llegan a nuestras pantallas en el último lustro con un trabajo sobresaliente. Per Fly, continúa su trilogía de la sociedad danesa en esta segunda parte centrada en la burguesía y poder industrial. Tema completamente distinto al usado para la primera parte, “El banco” (2000) que trata sobre los indigentes.

Falta de escrúpulos, mentiras, amores distanciados, fusiones, engaños o relaciones familiares son algunos de los temas que Fly analiza muy fríamente en esta interesante “Arven”.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil