arrow

Platoon (1986)

Platoon
Trailer
7,7
66.114
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Primera parte de la trilogía de Stone sobre la guerra de Vietnam. Un joven soldado norteamericano es enviado a la frontera entre Vietnam y Camboya para incorporarse a un pelotón. Además de la crueldad de la guerra, tendrá que sufrir las difíciles relaciones con sus camaradas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Platoon
Duración
120 min.
Guion
Oliver Stone
Música
Georges Delerue
Fotografía
Robert Richardson
Productora
Hemdale Film Corporation / Cinema 86. Distribuida por Orion Pictures
Género
Bélico Guerra de Vietnam Ejército
9
El infierno es la imposibilidad de la razón
No hace falta ser un genio para decir que "Platoon" es la mejor película del director Oliver Stone. Eso mismo piensa la mayor parte de personas que nos gusta el cine. Es verdad que para mucha gente Stone no ha rodado nada bueno desde J.F.K, yo no lo creo así, películas como “The Doors”, incluso otras machacadas por la critica y el público como “Nixon” o “Un domingo cualquiera” me resultan muy estimulantes. Sin embargo es verdad que no hay nada tan verídico como “Platoon” donde el director newyorkino pone las tripas y el alma en cada plano.

Porque es eso lo que emociona de verdad, la verosimilitud y autenticidad que destilan todas las secuencias. Y se nota toda la preparación y trabajo que tuvieron que pasar los actores. Ahora eso es imposible, las megaestrellas viven en supercamerinos con jacuzzi, los actores del “método” han desaparecido.

Entre el reparto no cabe duda que el tour de force de Wilem Dafoe y Tom Berenger –que gran actor desaprovechado- es de los que dejan huella e incluso Charlie Sheen, no lo hace mal, al fin y al cabo es perfecto para el papel de niñato bien que acude al Vietnam y aquello se le queda grande.

Pero ante todo es una película de Stone, con un guión, montaje y dirección que destaca por encima de todo. Por poner algún pero, es posible que sobren un par de escenas demasiado comerciales con tiroteos incluidos y alguna casualidad poco convincente como el bombardeo en la escena de la pelea entre Berenger y Sheen

“Platoon" es una de las mejores películas sobre el Vietnam, en realidad aquella guerra ha producido una tetralogía maravillosa como “La chaqueta metálica”, “Apocalypse Now” o “El cazador”, todas de un nivel extraordinario.

Hacer esta película en plena era Reagan no es fácil y repartiendo esos palos mucho menos. Es de las primeras películas donde se dice claramente que allí, en Vietnam, Estados Unidos cometió crímenes contra la Humanidad.

Lástima que Stone ya no esté para muchos trotes, en lo que llevamos de década el ridículo de sus películas es continuo y no es haya hecho nada decente es que lo que ha hecho produce sonrojo como “World Trade Center” o “Alexander”.

Y para eso no hay disculpa que valga, como dice uno de los interpretes en la película: “Las disculpas son como el culo, todo el mundo tiene uno”. Será difícil que la cosa cambie.

Menos mal que siempre que veamos “Platoon” siempre nos vendrá a la cabeza el otro Oliver Stone y recordaremos esa música, bella y estremecedora, como debe ser, que nos acompaña a lo largo del metraje de la historia.

Una gran película, siempre de actualidad como lo que es realmente bueno que nunca es perecedero.

Clásico de los ochenta y del cine universal.

Nota: 9,5
[Leer más +]
148 de 173 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
No hay héroes en la espesura (50)
Platoon es el mejor trabajo de Oliver Stone hasta la fecha. Su particular visión de la guerra de Vietnam arroja los héroes directamente a la butaca del espectador. Sin concesiones, sin medias tintas, sin parloteos tan en boga durante la última década de soldados que filosofan sobre qué cojones están haciendo allí. Los de esta película lo saben muy bien: el gilipollas. No quieren quedarse en la jungla aunque cada uno haya aterrizado en ese charco por diferentes causas y la mayoría de ellas sean erradas. Nadie quiere apuntarse medallas arriesgando el pellejo a no ser que un ataque de pánico lo induja a un éxtasis suicida que disuelva su miedo como si fuese humo. Son soldados de verdad, son hombres.

Y Oliver Stone acierta al presentarnos las dos caras de la misma moneda aunque opuestas en su fondo. El sargento Burns, brillante interpretación de Tom Berenger (posiblemente la mejor de su carrera), encarna al héroe consciente de que la peor guerra reside allí dónde la gente vive en paz trabajando 8 horas diarias para mantenerse vivo. En la espesura, él siente la paz que le niega la civilización al imponer en ella sus reglas de vida y de muerte. El sargento Elías, cortado por el mismo patrón, comprende mejor que su antagonista que nisiquiera en la guerra es bueno estar solo, y se rige por el código ético que impone la camaradería entre iguales. El canto de la moneda lo recoge un aceptable Charlie Sheen, por encima si cabe, de la interesante Wall Street que rodará un par de años después con idéntico director. Atrapado entre dos fuegos, al final escoge bando y sentencia como sólo en la espesura puede hacerse.

Aparte del rico retrato psicológico en imágenes y no en vácuos diálogos de sus actores principales (gran acierto) que nos ofrece Stone, Platoon impresiona durante sus fases de combate. Tras una breve presentación de los novatos aterrizando en aquel avión de transporte, los mete en el horror sin apenas paréntesis y sin que el espectador haya asimilado todavía lo que se va a desarrollar ante sus ojos, lo que supone otro gran acierto de esta película. Si añadimos además, el espectacular sonido (todavía lo escucho, todavía los escucho...) y tres o cuatro memorables secuencias, obtenemos sin coctelera, una de las cimas del cine bélico por excelencia. Una película inolvidable por franca, dura y extráñamente hermosa. La secuencia del poblado no tiene nombre. Es brillante. Y por allí asoman rostros tan poco conocidos entonces como un imberbe Jonhy Depp o un enorme Forest Whitaker, más los indispensables combatientes de color, auténticos parias de aquella injusta y criminal guerra.

En definitiva, una obra magistral digna de cualquier premio y candidata por derecho al podium del género bélico. Asombrosa. 9.2

"Llevamos tanto tiempo dándo patadas en el culo a la gente, que ahora nos toca recibírlas a nosotros."
[Leer más +]
104 de 118 usuarios han encontrado esta crítica útil