arrow

El arte de llorar en coro (2006)

7,1
329
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Sur de Jutlandia, a principios de los 70. La vida no resulta fácil para Allan, de 11 años. Su padre padece "nervios psíquicos" y amenaza frecuentemente con suicidarse. Su madre ha tirado la toalla, su hermano mayor se ha ido de casa y la pequeña lechería de la familia no marcha bien. Cuando su hermana mayor deja de pasar las noches en el sofá con su padre, dependerá de Allan mantener unida a la familia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Dinamarca Dinamarca
Título original:
Kunsten at græde i kor (Kunsten at graede i kor)
Duración
106 min.
Guion
Bo Hr. Hansen (Novela: Erling Jepsen)
Música
Karsten Fundal
Fotografía
Harald Gunnar Paalgard
Productora
Final Cut Productions
Género
Drama Años 70 Familia Infancia Abusos sexuales Comedia negra Vida rural Basado en hechos reales
6
Lágrimas de Dinamarca
El salto al largometraje del joven realizador danés Peter Schonau Fog le ha llevado por numerosos festivales llevándose premios entre otros el de la Juventud en el Festival de San Sebastian 2006. Dicho así es esperanzador y contradictorio. Uno, que la juventud se abra a este tipo de cine tan dramático y reflexivo es mayoritariamente sólo cosa de festivales, la realidad desgraciadamente es otra y todos lo sabemos. Pero "The art of crying" con todo, no deja tampoco de responder a unos ciertos esquemas de este cine independiente, europeo o no, que se centra en un aluvión de dramas familiares bajo el prisma del más pequeño de todos, el niño que construye su mundo y su realidad bajo la bara inclinada de medir de su distorsionado entorno. Así con este eje en el centro del esqueleto el film no nos sorprende tanto como sería deseable. En cambio Fog realiza un film sobrio, deliberadamente frío, medianamente original (por lo que ya hemos dicho antes) con algunos toques de gracia pero con la falta de empaque de un debutante que no termina de cargar del todo las armas de su material, en este caso adaptación de una novela de éxito en Dinamarca.
Así el espectador asiste al día a día de una familia resquebrajada y al intento ternurista de que nos identifiquemos y apenemos de este pequeño de 11 años que hará lo imposible (y desconocidamente para él, inmoral) para que su padre no se suicide en una de sus crisis.
Film duro en su temática. interesante aunque sin explotar tanto como hubiera sido deseable.
[Leer más +]
6 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Patologías Crónicas
La producción de películas en género dramático continúa siendo la carta fuerte para guionistas y directores, dispuestos a seguir la tarea de adaptación de novelas y conseguir llevarlas a la pantalla grande, con un temas recurrentes que adquiere valor inusitados ante la efectividad de la narración y los alcances obtenidos entre el público espectador. Peter Schønau Fog con esta película sorprende por los aberrantes sucesos ocurridos dentro del hogar, cubiertos por la honorabilidad, rectitud y las buenas costumbres que proyectan algunas figuras dentro del círculo familiar.

The art of crying (AKA El arte de llorar en coro) es el típico retrato de la familia “funcional” que por las tardes comúnmente labora y convive, pero que al concluir la noche los problemas maritales invaden el seno familiar, desatando riñas verbales, desesperación de los implicados, que suele conducirlos a estados inesperados y a un cambio de roles inconexos con el estereotipo de la época. Dichos problemas tienen alcances impensables con los demás integrantes de la familia, siendo el chantaje, la culpa, angustia y apatía los móviles de hechos atroces que desequilibrarán la estabilidad psíquica y emocional de los púberes, por la inconformidad que generan los penosos acontecimientos.

Para contarnos “El Arte de llorar” con una temática tan escabrosa no se recurre a la mirada de los adultos o adolescentes, sino a la percepción infantil de Allan, el personaje idóneo que explora desde distintas perspectivas los hechos ocurridos dentro del entorno familiar. Un personaje complejo, sometido a diferentes y duras vivencias que le permiten crearse su propio criterio, entre lo correcto y permitido entre los integrantes de su familia, así como también el poder imponerse límites en cuanto a la felicidad de terceros.

Como es de suponer la mirada de Allan no se encuentra estancada en el terrible drama familiar, se buscan momentos chuscos de acuerdo a su edad, tareas y ocurrencias, que van atenuándose conforme al avance de la cinta, tal vez porque hay un notorio titubeo en el dominio de la mezcla de géneros. Es un drama con escasos toques de humor. ¡Muy frío! por cierto.

Las propuestas del cine escandinavo siguen ofreciendo historias interesantes, solo se necesita una apreciación detenida para disfrutarlas.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil