arrow

Los últimos de Filipinas (1945)

Los últimos de Filipinas
Trailer
5,8
829
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Desastre del 98: España pierde sus últimas colonias. El capitán español Las Morenas, comandante del destacamento de Baler, en las islas Filipinas, observa síntomas de una inminente insurrección en su distrito. En espera de los acontecimientos, decide recluirse con su tropa y, tras estallar la revolución, esta situación se prolonga durante un año... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Los últimos de Filipinas
Duración
99 min.
Guion
Pedro de Juan, Antonio Román (Libros: Enrique Alfonso Barcones, Rafael Sánchez Campoy, Enrique Llovet)
Música
Jorge Halpern, Manuel Parada
Fotografía
Heinrich Gärtner (B&W)
Productora
Alhambra-CEA
Género
Bélico Años 1900 (circa) Histórico Colonialismo
9
Clásico por antonomasia del cine de aventuras español
A partir de una anécdota histórica y real sobre un destacamento español que quedó aislado en Filipinas, Antonio Román rueda una de las mejores películas de acción y aventuras del cine clásico español, a la altura de películas de aventuras coloniales como "La Jungla en Armas" de Henry hathaway, "Gunga Din" de George Stevens, "Kim de la India" o cualquier película de John Ford sobre la Caballería estadounidense.

Es un gran fresco épico, una especie de "El Álamo", en la que los personajes son muy bien trazados dentro de la tradición de este tipo de películas: el oficial aguerrido, el médico, la tropa, alternada con excelentes escenas de acción. Con una canción clásica y uno de los primeros papeles de Tony Leblanc. ¡Ojalá los directores de hoy en día tuviesen el talento de Román para realizar una excelente película épica de aventuras!
[Leer más +]
21 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Como siempre, los soldados defendiendo España y los políticos vendíendola
Buena película en blanco y negro del cine español, donde se describe de manera muy real y verídica cual ha sido la actuación en general de los políticos españoles desde finales del siglo XIX en adelante en política de desprestigiar a España y empequeñecerla dándola, vendiéndola o regalándola a trozos a terceros países.

En esta película de enorme valor histórico por cuanto describe y cuenta, vemos como mientras los soldados españoles defendían el honor de la nación y país España en los lugares más lejanos del mundo, los políticos españoles en la metrópolis se dedicaban a firmar tratados con otras potencias o países donde les regalaban o donaban esos mismos territorios en los cuales los soldados españoles estaban dejándose la vida en su defensa.
Esta es la realidad de lo que ha sucedido en Filipinas, en Ifni, en el Sahara español y que pronto también sucederá en Ceuta, en Melilla y en las Islas Canarias. Porque lo que tenemos en España como políticos son una morralla antipatriótica de mucho cuidado, la cual nada tiene que ver con la que existe en Gran Bretaña, en Francia o donde sea, que cuando cualquier parte de su territorio por minúsculo y lejano que se encuentre es atacado, antes prefieren morir todos en el intento de defender lo suyo que abandonarlo cobardemente, como suelen dictar en España los políticos de la ideología que sean (recuerdese por ej. cuando la invasión marroquí del islote de Perejil, que en seguida surgieron políticos como Llamazares y otros muchos más que empezaron a reprochar al gobierno que defendiera un trozo de España tan insignificante y que no valía nada).

Así son los políticos españoles, en general gente sin honor ni amor por su patria España; mientras ellos viven como marajás, los soldados españoles andan por doquier defendiendo el nombre de España que los políticos envilecen, degradan y asimilan a la cobardía.
[Leer más +]
45 de 79 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1