arrow

The East (2013)

The East
Trailer
6,2
5.381
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Sarah Moss (Brit Marling), empleada brillante de una poderosa compañía, debe cumplir una misión: infiltrarse en un grupo anarquista de ecologistas radicales que están creando problemas a algunas grandes empresas en venganza por su contaminación de la naturaleza y el medio ambiente. El problema surgirá cuando el carismático líder de la banda ecologista (Alexander Skarsgård) se enamora de ella. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The East
Duración
116 min.
Estreno
12 de julio de 2013
Guion
Brit Marling, Zal Batmanglij
Música
Halli Cauthery, Harry Gregson-Williams
Fotografía
Roman Vasyanov
Productora
Fox Searchlight / Scott Free Productions
Género
Thriller Acción Intriga Drama Sectas Terrorismo Espionaje
6
Spy on us. We'll spy on you.
Poison Ivy, o Hiedra Venenosa, como ha sido traducida al español, es un personaje de comic que aparece en algunas aventuras del líder de la Liga de la Justicia, Batman. Una atractiva mujer cuya obsesión por la naturaleza la condujo a la locura y a la idea de que para la salvación del planeta tierra, es necesaria la destrucción de la raza humana. Gracias a sus fantásticos poderes, entre los que se encuentran el control mental de las plantas o las toxinas, y la inmunidad a cualquier virus, consiguió poner en jaque en más de una ocasión al caballero oscuro. Lo curioso de este personaje es que hay veces en las que no sabemos si sus actos delictivos son realmente punibles, o estarían evitando un mal mayor.
Este dilema moral es la base de The East, un thriller de espionaje sobre el terrorismo ecológico, que nos muestra la disyuntiva de Sarah Moss, una agente infiltrada que trabaja para una gran empresa de seguridad privada, al conocer a Benji, líder de la organización criminal a la que investiga, denominada como The East. Los actos llevados a cabo por la célula, así como la justificación que sus miembros ofrecen sobre los mismos, llevarán a Sarah a replantearse sus ideales y a poner a prueba su integridad. Empresas farmacéuticas que ponen a la venta drogas, aun sabiendo que pueden resultar muy perjudiciales para la salud de los consumidores, petroleras que siguen usando transporte de crudo por mar, en barriles mal sellados para ahorrar costes, poniendo en peligro a millones de animales y especies acuáticas. Ellos son los objetivos, actos deleznables tras los que encontramos insensatos, negligentes, o simplemente, malas personas que hacen dudar sobre quiénes son los auténticos terroristas. Las sanciones impuestas para los causantes de tamañas catástrofes quedan, en la mayoría de los casos, en una simple advertencia o una pena simbólica. Este es el motivo por el que la banda aplica su “justicia retributiva”, ejerciendo ellos mismos de juez, jurado y verdugo de todos sus objetivos. Una adaptación de la Ley de Talión, en la que la premisa del ojo por ojo, diente por diente, siempre termina convirtiéndose en una espiral de violencia donde cada vez es más difícil establecer un límite de lo condenable y lo concebible.
La temática resulta novedosa, si bien es cierto que tanto el planteamiento como la relación entre los dos protagonistas, nos recuerda a la que mantenían el sargento Brody y la agente de la CIA Carrie Mathison en la serie de televisión de la cadena Showtime, Homeland, 2011. Al margen de este dato, pocos ejemplos sobre el ecoterrorismo podemos encontrar en la gran pantalla, por lo que el factor sorpresa aporta a la cinta un aire vanguardista y controvertido que es de agradecer, sobre todo, teniendo en cuenta la falta de originalidad que gobierna la cartelera en los últimos años.
Repiten Zal Batbanglij (director) y Brit Marling (protagonista), como ya ocurriera en la opera prima de Batbanglij, Sound of my voice, 2011, no sólo en los mencionados roles, sino también escribiendo el guión de forma conjunta.
Un guión que no parece estar a la altura del resto de la obra, flojea por momentos en algunos diálogos que quedan demasiado banales, y se muestra poco coherente o precipitado a la hora de dar ciertas explicaciones, como por ejemplo, la relación de la protagonista con su pareja o la falta de consistencia argumentativa en la agencia para la que trabaja. El final resulta algo simple, teniendo en cuenta lo llamativo del tema principal, era de esperar algún giro de tuerca más en el desenlace.
Gran elenco de actores que culminan un soberbio trabajo donde se muestran muy compenetrados y comprometidos con el director, que ha sabido guiarlos en todo momento en este polémico y arriesgado retrato de los terroristas ecológicos que parecen más una secta hippie que un grupo organizado, caracterizando a sus componentes como inestables, exaltados y con ciertas taras sociales. Una pintoresca imagen con la que se estará más o menos de acuerdo, pero que no le resta realismo a las magníficas interpretaciones.
[Leer más +]
29 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Típica película guapa que no verá ni Dios
No es un peliculón de 10, pero te mantiene engachado toda la película, con una trama destacable, un guión bueno, buenas interpretaciones y si una película bastante modesta, pero que está a la altura cuanto menos de Man of steel por poner algo cercano y conocido, pero que no verá ni Dios. Mírenla si tienen oportunidad porque no está nada mal. No deja ni un solo cabo suelto, nada chirria, es muy correcta. Les sorprenderá. Deseas que no acabe nunca.
[Leer más +]
25 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil