arrow

La hora bruja (1985)

5,9
673
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El Gran César (Rabal), nieto de Constantina Comesaña, reputada bruja gallega, pasea su espectáculo de "cine magia" por tierras gallegas a bordo de un autobús que ha convertido en cómodo domicilio. Con él viaja su cuñada y amante Pilar Esmeralda (Concha Velasco). En uno de sus viajes recoge a una muchacha (Victoria Abril) que alterará la monótona vida de la pareja, porque es una hermosa y entrañable meiga de las muchas que pueblan los bosques gallegos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
La hora bruja
Duración
111 min.
Guion
Jaime de Armiñán, Ramón de Diego
Música
Alejandro Massó
Fotografía
Teodoro Escamilla
Productora
Serva Films
Género
Drama
"Cálida y amarga crónica de costumbres"
[Diario El País]
7
La buena bruja
Esta es un película tranquila, bonita, entretenida y bien hecha.
Todos están sensacional (me cuesta decirlo porque son actores que los tengo atragantados) pero sonríes, y sientes y acompañas el paso de la vida de un hombre con algo que no todos tienen y los hace diferentes. Se trata de la imaginación, sí, imaginación para vivir del modo deseado, para imaginarse el mundo como le gustaría, eso sí, sin cambiarlo.
Es un soñador, y su mujer una mujer enamorada de ese hombre y de todos los sueños que lleva encima. Todos los soñadores son enamoradizos. Ella no puede soñar, porque si lo hiciera no llegarían a ninguna parte, pero se conforma con acompañarlo, a él y a su bruja (imagen real del sueño).
A veces ese hombre será capaz de invitar a su mujer a una cena con baile de gala, sin un duro en el bolsillo. Ah, que vida tan maravillosa la que pudo ser y no será...
[Leer más +]
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
En tierra de meigas
Inclasificable escarceo de Jaime de Armiñán ubicado en una Galicia cuna de embrujo y superstición a la que llega una pareja en el autobús que les sirve de hogar, negocio y vehículo de transporte para ir por los pueblos llevando cine y falsa adivinación.

La dirección se concentra en los actores, un cuarteto de altura con magníficas Concha Velasco y Victoria Abril (personaje intrigante y dual), Paco Rabal sobreactuado y Sancho Gracia que aparece poco pero llena, para la idea central de dos personas hastiadas que han perdido el atractivo en su relación, inmersos ahora en un entorno pleno de misterio.

Satie suena continuamente en versión orquestal echándose de menos el simple piano, el diálogo está trabajado aunque no hubiera sobrado aderezarlo con un uso mayor del maravilloso paisaje gallego y si todo es interesante hasta el bonito final, a la realización le falta esa magia que siempre está latente en la historia.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil