arrow

Policías de Nueva York - NYPD Blue (Serie de TV) (1993)

6,0
1.538
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (1993-2005). 12 temporadas. 261 episodios. Serie sobre el día a día de una comisaría de policía de las calles de Nueva York. El personaje principal a lo largo de toda la serie era el adusto Detective Sargento Andy Sipowicz (Dennis Franz), siempre acompañado por un compañero, entre los que destacaron los detectives John Kelly (David Caruso) y Bobby Simone (Jimmy Smits). NYPD Blue se podría considerar la serie que tomó el relevo a "Canción triste de Hill Street" (Hill Street Blues), también creada por Steven Bochco. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
NYPD Blue (TV Series)
Duración
60 min.
Guion
Steven Bochco, David Milch, Bill Clark, Nicholas Wootton, Jody Worth, Leonard Gardner, Ted Mann, Gardner Stern, Keith Eisner, Tom Szentgyorgyi, Meredith Stiehm, Matt Olmstead, David Mills, Greg Plageman, Burton Armus, Theresa Rebeck, William M. Finkelstein, H.G. Bissinger, Jonathan Lisco, George Putnam, Charles H. Eglee, Channing Gibson, Ann Biderman, Alexandra Cunningham, W.K. Scott Meyer, Walon Green, Victor Bumbalo, John Chambers, Doug Palau, Harold Sylvester, Bonnie Mark, Christopher McQuarrie, Larry Cohen, Stephen Gaghan, David Simon, Elizabeth Sarnoff
Música
Edward Rogers, Mike Post, Ian Dye, Danny Lux, Atli Örvarsson, Paul Wight
Fotografía
Stephen Crawford, Lex DuPont, Brian J. Reynolds, Bing Sokolsky, Scott Fuller
Productora
Emitida por ABC; Steven Bochco Productions / 20th Century Fox Television
Género
Serie de TV Drama Intriga Policíaco
Categorías 1
Premios 31
Ver más
8
Producto Made In Bochco
Serie notable con tomas nerviosas -cámara en mano- estilo que ha acabado imponiéndose en el género. Pequeñas historias adultas, para adultos, entreveradas en la trama con la vida de los personajes principales: el guapo al que todo le suele ir bien (Smits o Caruso), el feo al que todo le suele ir mal. Acaba atrayendo más el segundo; gran Dennis Franz en el papel de su vida. Los guapos son attrezzo y concesión a la galería, por una vez.

Ritmo frenético, música adhoc del infalible Mike Post. Títulos cómicos para realidades trágicas en casi todos los episodios. Pequeñas obras maestras de la TV en píldoras que Telecinco suele dosificarnos, de cuando en cuando, en horarios imposibles de madrugada. ¿Quién ha dicho que no existe la buena TV? seguramente los que duermen plácidamente por las noches....

Quizá resulte muy difícil verse reflejado en una serie americana, como diría Resines en su anuncio, pero si tengo que ver retazos de carne, hueso y caspa prefiero ser el sombrío Dennis Franz en NYPD que cualquiera de los polis carabancheleros que poblan nuestras series domésticas españolas. Él consigue que aparezcan lágrimas en mis ojos y empatía en mi corazón, otros que venere a Hannibal Lecter y su gusto por la humanidad.
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Gran serie que marcó un estilo.
Hacía tiempo que no me acordaba de "Policías de Nueva York".

Pero a fuerza de tragarme uno tras otro capítulo tras capítulo de CSI Miami -serie que en principio me parecía repetitiva pero que tras unos años he empezado a querer- me es imposible no pensar que el Horatio Kane de Miami es el mismo tipo que el detective Kelly (o Kelley). De hecho, en CSI él mismo recuerda a veces que fue poli en NY, y supongo que cambiaba de nombre por asuntos de infiltración en bandas o lo que se terciara. Todo cuadra, así que se podría uno imaginar que serán la misma persona: el detective Kelly fue a la uni, se sacó el título de médico forense y cuando llegaron las opos se aplicó y sacó unas notas muy altas. Sus papás le regalaron un mustang y le concedieron una plaza en Miami donde tras unos años se convirtió en jefe del departamento de criminalística de Miami Dade. Siguiendo con esta teoría, también tuvo un hijo con la antigua niña de Salvados por la campana, que durante una temporada fue a Las Vegas y trabajó como stripper ("Showgirls"), para finalmente acabar en Miami y tras su relación con el detective Kelly, Horatio Kane, David Caruso, o el nombre que le queramos poner, se convirtió en timadora y se lió con un tipejo llamado Ron Saris.

Dejando estas chorradas aparte, hay que valorar a Policias de Nueva York como lo que es; un antes y un después en las series de policías. Muchos la verán -o la verían, en su momento- como relevo de "Canción triste de Hill street" (ridícula traducción, porque Blue en estados unidos es sinónimo de "cop", de poli, madero, etc...es decir, que la serie, aunque hiciese un juego de palabras, cosa que no sabemos a ciencia cierta, se llamaba "Policias de la calle Hill". Pero podría haber sido peor: "Canciones tristes de la calle de la colina"). En fin, que ya me he vuelto a ir del tema.

Como venía diciendo, NYPD Blue fue la primera serie en utilizar este estilillo tan característico en los 90´ y los 00´. Cámara en mano (o simulando ser en mano), muchas cámaras de recurso para la misma escena, aunque esta sea de diálogos, planos-contraplanos distintos al esquema tradicional, montaje rápido, eficiente y de aspecto realista,...etc. Ejemplos que me vienen a la mente como "United 93", o la segunda y tercera partes de la trilogía de Bourne, o en ocasiones el propio CSI, o la española "Cuenta atrás". En fin, un descubrimiento, una técnica que a mi, personalmente, me gusta bastante.

Se soportaba por unas interpretaciones más que aceptables, sobre todo en las primeras temporadas, y por ese otro recurso, más habitual, de tener dos personajes claramente protagonistas sobre los demás y antagónicos entre si. Un gordo viejo, calvo, casposo, con bigote, ex alcohólico y violento policía, interpretado a la perfección por Dennis Franz y un agente más o menos joven y más o menos rubio, tipo "poli bueno", aunque también tenía sus cosillas.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil