arrow

La dimensión desconocida: Monstruos en la calle Maple (TV) (1959)

7,4
126
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La calle de un pequeño vecindario es el escenario de una posible invasión de extraterrestres. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Twilight Zone: The Monsters Are Due on Maple Street (TV)
Duración
25 min.
Guion
Rod Serling, Rod Serling
Música
René Garriguenc
Fotografía
George T. Clemens (B&W)
Productora
CBS / Cayuga Productions
Género
Ciencia ficción Intriga Thriller Extraterrestres Telefilm Mediometraje
Grupos  Novedad
The Twilight Zone (Serie de TV 1959-1964)
6
El miedo al Otro
En una calle residencial de una ciudad cualquiera, de pronto, se desata una "caza de brujas" desde el momento en que no funciona nada. Es un episodio que retrata con humor y de manera incisiva los miedos y las paranoias de los EE.UU. de los años 50: se habla de los invasores extraterrestres, pero en realidad se habla del miedo a la amenaza comunista.

Lo que viene a decir esta historia es que el miedo, la paranoia y la desconfianza sin fundamento son los verdaderos enemigos de la sociedad estadounidense del momento. Y que los verdaderos monstruos son los que se dejan llevar por ese miedo irracional.Es un cuento moral, una historia con moraleja, como otras historias de esta gran serie de TV.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
22: Mal ambiente
Algo parecido a un meteorito sobrevuela un tranquilo barrio de clase media americano. Poco tiempo después la desconfianza crece entre los vecinos.

La ciencia ficción, como en otras ocasiones, sirve para tocar un asunto candente en esos años -la caza de brujas- y lanzar un aviso de los extremos a los que pueden conducir los prejuicios. Con esta historia se corría el riesgo de caer en la exageración, pero gracias a la forma en que está narrada se logra hacer verosímil la escalada de violencia y la deriva paranoica de los personajes. Los antaño agradables vecinos se convierten en monstruos, de repente; criaturas llenas de miedo, rebosantes de odio, ávidas de sangre. El espectador asiste a este juego macabro en el que cualquiera puede no ser quien dice ser.

La idea del infiltrado también figura en películas como "La Cosa", de Carpenter, o “La invasión de los ladrones de cuerpos”, con la que este capítulo guarda muchos puntos en común.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1