arrow

El hombre de mármol (1977)

El hombre de mármol
Trailer
7,1
529
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1976, una joven de Cracovia que está realizando su diplomatura en cine, investiga la vida de un obrero, llamado Birkut, quien en los 50 fue, de manera fugaz, un héroe proletario. Su objetivo es investigar como se originó esa leyenda y que efectos provocó en él. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Polonia Polonia
Título original:
Czlowiek z marmuru
Duración
164 min.
Guion
Aleksander Scibor-Rylski
Música
Andrzej Korzynski
Fotografía
Edward Klosinski
Productora
Film Polski Film Agency / Zespól Filmowy "X"
Género
Drama Drama social Cine dentro del cine Trabajo/empleo
9
E hombre.
243/10(09/07/09) Wajda, uno de los grandes directores europeos, uno de los más críticos con el comunismo desde su interior, cuando lo cómodo era ser complaciente con el poder, el lo critica sin reparos, él probablemente es Birkut, el protagonista de “El hombre de mármol”, él nos ofrece probablemente una de las mejores obras polacas de la historia. Relata cómo el poder absolutista devora sin compasión a sus héroes, cuenta como un albañil, Birkut (Jerzi Radziwilowicz), es un ídolo estalinista tras un record stajonovista en la colocación de ladrillos y tras un sabotaje que le lleva a no poder trabajar de albañil descubre lo cruel que es la maquinaria comunista, intenta luchar contra la corrupción moral del estado y encuentra que él es acusado de traición, el hilo conductor de este film es el trabajo de licenciatura de una cineasta, Agnieszka (Krystyna Janda), que realiza un documental sobre un mito olvidado de los 50, para ello comienza un recorrido por Polonia para a través de varias complicadas entrevistas y brillantes documentos gráficos de la época en los que él aparece, montar el rompecabezas de la historia de hombre integro, Birkut. La película traza el paralelismo entre la vida de Birkut y Agnieszka, lo hace en que los años en Polonia han pasado pero la vida no ha cambiado, Birkut tuvo algo más que dificultades para saber la verdad y Agnieszka las continua teniendo para contar la verdadera vida de un mito-olvidado, asimismo resulta todo más enriquecedor desde nuestro tiempo en que los muros del comunismo se han derribado. La cinta es una dura crítica al comunismo, y lo curioso es que es desde dentro de un país comunista, es una ácida reflexión sobre lo frágil de la construcción de mitos y lo arriesgado que resulta ser fiel a tus principios, contra lo fácil que es seguir al poder, lo sencillo que es corromper. La historia engancha por buen ritmo y el poderoso testimonio que nos transmite, en todo momento resulta un documento creíble, gracias a su gran guión, su gran reparto y que a todos nos gustan las historias de superación, aunque sean de perdedores. La estructura narrativa es la misma que la Obra Maestra de Orson Welles “Ciudadano Kane”, un falso documental para contarnos una gran realidad. Recomendable a los que gusten de denuncias social descomunal. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
12 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
EL SUEÑO DEL COMUNISMO PRODUCE HÉROES
Gran película del director polaco Wajda, que logra con ella una profunda reflexión acerca de los mitos construidos en las sociedades totalitarias, en este caso, y como no podía ser de otra manera, la Polonia comunista.

Una joven aspirante a directora elabora una película documental sobre un héroe estajanovista de los años cincuenta, y en su búsqueda del material necesario no sólo reconstruye la vida del personaje en cuestión, sino también la época en que vivió. Así, la indagación de la directora de ficción (Agnieszcka) es exactamente la misma que realiza el director real (Wajda), quien trata de explicar (y de explicarse) el propio pasado de su país. Por ello, el filme tiene dos grandes líneas de interés; la primera, la que tiene que ver con el héroe, Birkut, que se erige en símbolo de una sociedad en construcción, dominada por los mitos y discursos impuestos desde el poder (el estajanovismo). Por ello, Birkut se convierte en héroe al batir un record de producción, y deja de ser tenido por tal cuando sus actos se desvían de tales intereses (los del estado), independientemente de sus buenas intenciones. La segunda línea se centra en que Wajda, por medio de la ficticia Agnieszcka, reclama para sí y para su generación el derecho a investigar sobre el pasado libremente, sin intermediaciones. Las dificultades que encuentra Agnieszcka en su tarea no son, por tanto, muy distintas de las que tuvo un Birkut caído en desgracia, ni tampoco de las que tenía cualquier cineasta polaco a mediados de los setenta, y es ahí, en esa doble lectura que conjuga pasado y presente, donde reside la grandeza de la película.

Por lo demás, formalmente destaca la variedad de materiales y perspectivas empleados por el realizador, que construye el filme con numerosos flashbacks, dotándolo de un tono documental por medio de falsas imágenes de archivo, que simulan los noticiarios de época, y que uno no puede dejar de relacionar con nuestro famoso NO-DO. Las interpretaciones no me parecieron magistrales, pero sí correctas, aunque la protagonista parezca atacada por una constante hiperactividad un tanto irritante. El guión es excelente, combinando interesantes diálogos con las narraciones de los personajes que recuerdan la historia de Birkut.

Obra compleja y ambiciosa, es imprescindible para entender las aspiraciones de libertad de la generación de directores a la que perteneció Wajda.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1