arrow

Monk (Serie de TV) (2002)

Sinopsis
Serie de TV (2002-2009). 8 temporadas. 125 episodios. Adrian Monk (Tony Shalhoub) es un ex-policía de San Francisco que se hizo famoso por los métodos poco convencionales con los que resolvía los casos más complicados. Pero el asesinato de su esposa le convirtió en un maníaco obsesionado por todo lo que le rodea (gérmenes, alturas, multitudes, espacios cerrados, alimentos...), lo que hizo que fuera expulsado del cuerpo. Ahora Adrian es un detective privado que necesita ayuda hasta para ordenar el cajón de los calcetines, sencilla tarea que su complicada mente puede convertir en un reto angustioso. Afortunadamente para él, cuenta con la incondicional ayuda de Sharona (Bitty Schram), su enfermera, que es quien le ayuda tanto para poder enfrentarse a la vida diaria como en los casos que tienen en jaque a la policía. Su ex-jefe, por mucho que le pese, acude a Monk en muchas ocasiones para que aporte una visión alternativa, ya que sus neurosis le ayudan a desentramar crímenes aparentemente irresolubles desde una perspectiva distinta. (FILMAFFINITY)
Director
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Monk (TV Series)
Duración
40 min.
Guion
Andy Breckman, Hy Conrad, Tom Scharpling, Joe Toplyn, David Breckman, Daniel Dratch, Dylan Morgan, Josh Siegal, Peter Wolk, Jack Bernstein, Lee Goldberg, William Rabkin, Nell Scovell, Jonathan Collier, Daniel Gaeta, Tom Gammill, Max Pross, Salvatore Savo, David M. Stern, Michael Angeli, James Krieg, Joe Ventura
Música
Jeff Beal, Patrick Williams
Fotografía
Anthony R. Palmieri, Joe Pennella, Hugo Cortina, Jim Westenbrink, Nikos Evdemon, Marshall Adams, Jerzy Zielinski, Tom Priestley Jr.
Productora
Emitida por la cadena USA Network; Mandeville Films / ABC Studios / Moratim Produktions / NBC Universal Television / Touchstone Television / USA Cable Entertainment / Universal Media Studios
Género
Serie de TV Comedia Drama Intriga Crimen
Premios 22
Ver más
8
lo amo, pero desearía matarlo
Si no fuese porque el personaje de Monk es así de... meticuloso, desquiciante, ésta sería una típica serie de policias tirando para mala. Pero Monk es un genio, el Dios que sería capaz de hacer perder los nervios hasta al más calmado.
[Leer más +]
26 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Obsesivo, compulsivo, detective: Monk
Original, excesivamente entretenida, divertida y dramática por momentos. Así es esta serie, aupada por todo un elenco de actores no muy conocidos antes de su trabajo aquí, pero sí tan buenos en lo suyo que resultas los idóneos para los papeles que encarnan. Por supuesto, esta serie tiene como principal aliciente el genial y sorprendente detective privado que da nombre a la misma: Monk, Adrian Monk (Tony Shalhoub). Un hombre lleno de fobias y gobernado por su trastorno obsesivo-compulsivo que es el principal culpable de que ejerza oficialmente en el cuerpo del policía del que en su día formó parte. A raíz de la muerte de su esposa, Trudy, en misteriosas circunstancias (hecho por supuesto que marcará al protagonista y que llevará la parte más enigmática de la trama de la serie), Adrian Monk no solo aumentó sus manías si no que las llevó hasta unos límites que le imposibilitan desarrollar una vida normal y por ello, necesitará de la atención de una acompañante, como en su día la alegre y dicharachera Sharona Fleming (Bitty Schram) y la que en las últimas temporadas le lleva del brazo, Natalie Teeger (Traylor Howard), más simple y menos simpática que la otra, pero igual de aceptable en su trabajo. Respecto a este tema de las dos ayudantes, en su día se creó polémica entre los fans de la serie debido a la empatía que Bitty Schram desprendía desde su personaje. Personalmente reconozco que me gustaba más ella, pero he terminado aceptando a la encarnada por la guapa de Traylor Howard.

A pesar del estatus no oficial de Monk como detective, faceta que deberá ejercer desde el ámbito privado, contará con la estrecha colaboración del cuerpo de policía de San Francisco, que aunque al principio se mostraba con lógico escepticismo respecto a sus dotes en la investigación, hoy no pone ninguna duda en el trabajo realizado por Monk, y lo sigue casi a ciegas allá donde Adrian va, con su trastorno y sus fobias, que no dejan de resultar tan simpáticas como desquiciantes (sobre todo para aquellos que no sepan qué ha significado emularlo). El cuerpo de policía le brindará casos a Monk entre los que se encuentran muchos de dificil resolución y otros tantos que aparentemente ya han sido resueltos pero a los que Monk encontrará más de un cabo suelto. También, encontrará clientela privada gracias a su buena fama labrada por razones obvias.

El capitán de policía Leland Stottlemeyer (Ted Levine) y el teniente Randall "Randy" Disher (Jason Gray-Stanford) serán las caras visibles de la policía y quienes se codearán con Monk -al que Stottlemeyer conoce sobradamente- en sus investigaciones. Stottlemeyer es correcto, a veces brusco y está lleno de frases sarcásticas y miradas perdonadoras, y deja claro cierto agobio por tener que soportar no sólo al fóbico detective si no a su compañero y subordinado el teniente Disher, torpe, de pocas luces y demasiado inocente para la tarea que desempeña.

(Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento, por falta de espacio)
[Leer más +]
17 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1