arrow

Frieda (1947)

Añadir a listas
Sinopsis
Un piloto de la RAF que fue derribado durante la II Guerra Mundial regresa a su pueblo natal con su nueva novia. El problema es que ella es la chica alemana que le ayudó a escapar. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Frieda
Duración
98 min.
Guion
Ronald Millar, Angus MacPhail
Música
John Greenwood
Fotografía
Gordon Dines (B&W)
Productora
Ealing Studios
Género
Drama Bélico II Guerra Mundial
9
“Nada importa lo que soy, si actúo bien o mal. Soy alemana. Es lo único que cuenta”
Por más películas que uno ve de Basil Dearden no deja de sorprendernos la brillante inteligencia y sensibilidad del director británico, el pasmo y el asombro que produce su capacidad analítica de la condición humana, incluso en sus producciones más tempranas, como esta prodigiosa historia de un soldado británico que, en las postrimerías de la segunda guerra mundial, vuelve de un campo de prisioneros con una esposa alemana a Inglaterra. La película nos cuenta con hermosa sensibilidad y mayor madurez las repercusiones que genera este hecho en el ámbito familiar y social de la pequeña ciudad en la que viven y el difícil proceso de adaptación de la muchacha alemana en un sutil análisis de la intolerancia y la hipocresía, del odio oculto e inconfesado o de la necesidad del populismo para articular los discursos políticos. Es, por otro lado, una de las primeras películas en mostrar documentales sobre el holocausto en una breve pero extraordinaria escena desarrollada en un cine que es un modelo de expresividad por la contención y el soberbio trabajo de la actriz sueca Mai Zetterling interpretando a la muchacha alemana, a la que acompaña un excelente conjunto de actores: desde David Farrar -aun en su seca expresividad- como el soldado Robert Dawson, pasando por Glynis Johns como su enamorada cuñada sin olvidarnos del difícil papel de Flora Robson como la politizada hermana Nell. Casi una obra maestra.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica