arrow

Las tres ratas (1946)

Añadir a listas
Sinopsis
Tres hermanas quedan huérfanas; y la mayor se encarga de la protección de las demás, lo que implica una tarea muy difícil. Eventualmente, ella tendrá que renunciar a su felicidad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Argentina Argentina
Título original:
Las tres ratas
Duración
95 min.
Guion
Ariel Cortazzo, Samuel Eichelbaum, Jorge Jantus (Novela: Alfredo Pareja Díez Canseco)
Música
Alejandro Gutiérrez del Barrio
Fotografía
Mario Pagés, Bob Roberts (B&W)
Productora
Estudios San Miguel
Género
Drama
7
Las tres hermanas.
Tres mujeres que parecen destinadas a la infelicidad, quedan huérfanas, luego en la ruina, desde ahí tendrán que comenzar de nuevo en la ciudad.
Curioso melodrama, mucho más sobrio, fresco y hasta relativamente realista para lo como podía ser tratada una historia de este tipo a mediados de los 40 y en el cine industrial argentino.
Lo mejor de la película es que retrata a los personajes juzgándolos lo menos posibles, podrían haber enaltecido mucho más al personaje de Amelia, sin embargo tratan de mostrar que a pesar de ser la más responsable, trabajadora y sacrificada de sus hermanas, también es una mujer amargada y en ciertos momentos oportunistas, a Eugenia que vendría a ser la mala, la que lleva la vida más "reprochable" que hace cosas muy mal vistas en la época como entregarse a un hombre sin estar casada e irse a vivir con otro ni bien lo conoce, por nobrar solo 2 de las cosas, la muestran como una persona compleja que superficial pero a la vez rebelde, que trata de luchar contra los prejuicios y hacer su propia vida y aunque del modo equivocado, salir adelante.
El de María Duval, es el rol menos interesante y también más cliché, un estereotipo de la chica buena e inocente, que se enamora de su profesor, las escenas entre ambos le aportan ciertos toques cómicos, que son lo más fresco de la película.
La dirección es notable, más en un director que se especializaba en comedias, no en melodramas, quizás por eso le quita un poco de la solemnidad pretenciosa que solían tener los mismos en la época, manejando con más naturalidad las situaciones.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil