arrow

Criadas y señoras (2011)

Sinopsis
Mississippi, años 60. Skeeter (Emma Stone) es una joven sureña que regresa de la universidad decidida a convertirse en escritora. Su llegada altera la vida de la ciudad e incluso la de sus amigos porque se ha propuesto entrevistar a las mujeres negras que se han pasado la vida al servicio de las grandes familias sufriendo todas las formas de discriminación racial. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Help
Duración
137 min.
Estreno
28 de octubre de 2011
Guion
Tate Taylor (Novela: Kathryn Stockett)
Música
Thomas Newman
Fotografía
Stephen Goldblatt
Productora
DreamWorks Pictures
Género
Drama Drama sureño Años 60 Racismo Amistad Historias cruzadas
9
Entretenidísima!!!
Leyendo las críticas hasta este momento deduzco que debo ser más simple que una ameba; ser unicelular que con una sola célula, tiene para nacer, crecer y multiplicarse. Por eso he votado a Pumpkin, porque opino igual y también le doy un 9 porque me da la gana. Aunque seguro que Pumpkin tiene más células que yo.

La película es una maravilla. Te tiras más de horas sentado y no cambias de postura (indicativo inequívoco de que la cosa va bien). Más aún, mi marido no salió al WC durante la emisión (indicativo más que inequívoco del éxito de la película, pues normalmente, o va o se duerme).

- Una película que entretiene de principio a fin. No decae en ningún momento.
- La música es una pasada.
- La interpretación de TODOS es magistral.
- El vestuario y la ambientación, ambos, muy conseguidos.
- La fotografía es preciosa.
- Te ríes.
- Como en mis épocas, los malos son muy malos y los buenos muy buenos.
- Te emociona (yo no lloré y tengo motivos, así que no es sensiblera).
- Llena de ocurrencias y pequeños mensajes.
- El tema del racismo está muy bien llevado sin llegar a dramatismos.
- Disfrutas hasta decir basta.
- Y cuando llegan los títulos de crédito no te quieres ir para aprovechar hasta el último minuto y poder oír la música final.

¿No voy a ponerle un 9?. Divinamente.
Hala! Ahí queda eso. Y ahora me voy con mi única célula a otra parte.

!MARAVILLOSA!!!!
[Leer más +]
178 de 220 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Tartas al estilo Mississippi
Rescaten los moldes, el bote de harina y el azúcar del fondo del armario. Pongan sobre la mesa El color púrpura, agítenlo con un poco de Mujeres desesperadas y añadan una pizca de drama de Oscar. Viertan el contenido de la batidora en un vaso y les saldrá Criadas y señoras. Desde ya, un placer culpable que logró escalar hasta lo más alto del ranking estadounidense y que no sería raro ver entre las predilecciones femeninas de esta temporada otoño-invierno. Para empezar: todas las mujeres de Criadas y señoras son muy arquetípicas, muy tiquismiquis, muy resabidas, muy relamidas, muy 're-'. Pero viene a suceder como con Tomates verdes fritos y Julie & Julia, y no abandonamos la cocina: la historia está bien contada, tiene ritmo, lo que los sureños llamarían swing. Y la cocina es precisamente el lugar donde se gesta este relato de racismo, desigualdades y secretos caseros.

¿Qué sucedería si la criada afroamericana de la señora Drapper fuera la protagonista de Mad Men? ¿Y si la misma Viola Davis hubiera copado más frases de guión en La duda o Lejos del cielo? ¿Cómo sería una Diario de una niñera en los años del Ku Klux Klan? Apunten la receta:

Ingrediente 1: La película tiene un reparto excelente. Todos los personajes (amas de casa jóvenes, parejas, vecinas, madres) tienen su momento de lucimiento.

Ingrediente 2: Lo retro está de moda. Trajes que parecen estampados de cortina, pelos que atentan contra la ley de la gravedad, ademanes muy exagerados. Las protagonistas quedan para hablar, comentan frivolidades. Algo que nos lleva al...

Ingrediente 3: Sí, es una película descaradamente kitch que muchos deberán ver con el pañuelo en la mano. Sí, muestra de forma un tanto discutible lo mal que lo pasaron los negros bajo la tiranía de los blancos. Sí, hay diálogos que parecen sacados de una película de Oscar de finales de los 70 - inicios de los 80. No es un estudio serio o fiel a los hechos que narra. Es más, la verdadera historia de opresión y racismo le importa bastante poco. Siempre resulta discutible la actitud pánfila de las protagonistas. No es una película incisiva, sino complaciente, con sonrisas y lágrimas de manual. Pero...

Ingrediente 4: Criadas y señoras tiene personalidad. Dura casi dos horas y media y nunca se desploma. Obviamente, no es la típica comedia de sábado por la tarde. Sabe combinar las personalidades de sus personajes y dispone la historia en el orden correcto. Si uno acepta las reglas del juego y sabe el diseño del menú, es difícil no admitir que Criadas y señoras cumple con creces su objetivo. Es fresca y agradable, o por lo menos más interesante que el resto de comedias estrenadas este año. Para chuparse los dedos.

Y recuerda: Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante.

Xavier Vidal, Cinoscar & Rarities
[Leer más +]
105 de 112 usuarios han encontrado esta crítica útil