arrow

Priest (Sacerdote) (1994)

Priest (Sacerdote)
Trailer
6,6
670
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En la Irlanda actual, el padre Greg Pilkington, un joven sacerdote católico, llega a un pueblo para sustituir al antiguo párroco, recientemente fallecido. Pronto tendrá que afrontar dos espinosos problemas: el del secreto de la confesión, aun cuando se trate de delitos denunciables, y el de su homosexualidad, que mantiene en secreto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Priest
Duración
105 min.
Guion
Jimmy McGovern
Música
Andy Roberts
Fotografía
Fred Tammes
Productora
BBC Films
Género
Drama Religión Homosexualidad Abusos sexuales
"Inteligente y audaz puesta al día del cine de estampita. Cine comprometido y con mala leche"
[Cinemanía]
7
Contradicciones
Me gusta, la he visto dos veces y las dos me ha interesado de igual manera. Existen contradicciones en la vida de este joven sacerdote, claro ¿Quién no las tiene en su vida cotidiana? La interpretación de Linus Roache funciona mostrándose contenida y atormentada.
Priest, es una buena película, bien planteada con un desarrollo correcto y comedido. Mi valoración sería entre un siete y un ocho, he optado por la más baja de las dos, pues creo que en conjunto se hubiera podido sacar un poco más de partido.
[Leer más +]
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Provocación fácil
Quien piense que esta película tiene algo que ver con la notable "Yo confieso", de Hitchcock, quedará decepcionado. En lugar de profundizar en las dudas de fe y las contradicciones del sacerdote protagonista (lo que, como en aquel caso, podría haber dado lugar a un drama interesante), se limita a ser una crítica a la Iglesia y sus normas, en particular la del celibato. Esto sería aceptable si hubiera algún esfuerzo por justificar las opiniones expuestas, pero aquí no hay más que afán de ataque y provocación. Se nos hace ver que los dos curas de la parroquia son personas sumamente bondadosas y muy comprometidas con su comunidad, pero sufren la intolerancia de la jerarquía católica y de la sociedad burguesa, que no les permiten casarse ni tener relaciones sexuales. Pero más bien lo que el espectador termina pensando es: ¿Y no sería más fácil que se salieran de la Iglesia, se casaran con quien les diera la gana y formaran una ONG, en vez de hacernos perder el tiempo con este rollo? Que yo sepa, hoy ya no se obliga a nadie a hacerse cura o monja...
Curioso, además, el dilema que da pie a una de las líneas argumentales (y que recoge los citados ecos de Hitchcock): el protagonista sabe que debe denunciar un delito, pero ello supondría violar el secreto de confesión. Llama la atención que se muestre tan escrupuloso con esta última norma, y sin embargo no tenga mucho problema en transgredir su voto de castidad... Es sólo una de las muchas contradicciones de esta película.
[Leer más +]
15 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil