arrow

Recuerdos de la casa amarilla (1989)

7,1
420
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Lisboa, 1989: Un pobre diablo de mediana edad vive en el cuarto de una pensión barata y familiar, en el casco antiguo de la ciudad. Atormentado por una enfermedad y por vicisitudes de orden diverso, el idiota, que se alimenta de Schubert y quizás de una vaga cinefilia como forma de resistencia frente a la miseria, es puesto de patitas en la calle tras un intento frustrado de atentar contra la virtud de la hija de la dueña de la pensión. Solo y privado de recursos, se ve confrontado con la dureza del espacio urbano y es internado en un hospicio, de donde saldrá con la firme determinación propia del hombre libre, y con una misión “rica y extraña” que le ha sido encomendada por un viejo amigo, enfermo mental como él: “!Ve y dales trabajo!”. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Portugal Portugal
Título original:
Recordações da Casa Amarela
Duración
120 min.
Guion
João César Monteiro
Música
Lia Nascimento, Franz Schubert
Fotografía
José António Loureiro
Productora
Invicta
Género
Comedia Comedia negra
9
El Woody Allen portugués
Portugal, tan lejos y tan cerca. El querido país vecino posee una filmografía tan prestigiosa como desconocida. Junto al incombustible Manoel de OLiveira con un siglo a cuestas, destaca dentro del cine de autor luso, la figura del genial Joao César Monteiro, el Woody Allen portugués. Cojan a Allen, cambien la montura de sus gafas, dejénle crecer barba y mostacho y cambien Manhattan y la Gran Manzana por Lisboa y su barrio de Alfama, y tendrán la silueta genial del gran Monteiro.
En estas recordacoes da casa amarelha se cuenta la historia de una sucia y destartalada pensión lisboeta cuyo huésped principal es un vagabundo bohemio y sórdido acosado por la cochambre y las chinches, que se enamora de una clarinetista hija de la dueña. Comedia dramática negra negrísima, protagonizada por el propio Monteiro, y que da pie para una serie de preciosas y divertidas escenas costumbristas en las que se reflexiona con acidez y amargura marca de la casa sobre la precaria fragilidad de la condición humana Ganó merecidamente el León de Plata en Venecia y supuso el descubrimiento imternacional de su alleniano director.Plenamente recomendable para los amantes del humor inteligente y de la Lisboa más oculta.
[Leer más +]
5 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1