arrow

Californication (Serie de TV) (2007)

Californication (Serie de TV)
Trailer
7,2
25.922
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2007-2014). 7 temporadas. 84 episodios. Hank Moody (David Duchovny) es un escritor en crisis; es promiscuo, se droga y bebe. No obstante, a pesar de sus defectos, consigue hacerse querer; gracias a su pasmosa sinceridad conseguirá tanto triunfos como fracasos en su carrera. Así, este mujeriego juerguista trata de compaginar su vida profesional, que atraviesa una crisis creativa, con su caótica vida personal: tiene una hija de doce años llamada Becca (Madeleine Martin), una ex-mujer, Karen (Natascha McElhone), y una desenfrenada pasión por las mujeres atractivas. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Californication (TV Series)
Duración
30 min.
Guion
Tom Kapinos, Gina Fattore, Gabriel Roth, Mike B. Metz, Daisy Gardner
Música
Tyler Bates, Tree Adams
Fotografía
Michael Weaver, Tim Bellen, Andy Graham, Peter Levy
Productora
Emitida por Showtime
Género
Serie de TV Drama Comedia Comedia negra Drogas Alcoholismo Familia
Debo ser algo raro, pero nunca me enganché a la –en mi opinión- sobrevalorada y repetitiva serie "House". Si a "House" le quitas las doce ironías -muy ingeniosas, eso sí- por capítulo del Dr. House, apenas te queda gran cosa. De hecho si te lees en alguna revista o web "Los 100 mejores diálogos de House", ya has visto lo mejor -al menos de las dos primeras temporadas, que es hasta donde llegué-. Esa es la diferencia entre hacer una serie basada prácticamente en un personaje y hacer una serie coral y global como "Urgencias" (E.R.), que se fueron George Clooney -y muchos otros- y seguía siendo un impresionante drama hospitalario.

"Californication" también padece de la arriesgada apuesta de apoyarse en un protagonista rompedor, pero afortunadamente resulta una atrevida comedia negra, con su particular "House" (Duchovny), no por lo que dice, sino por lo que hace. Aquí el protagonista quizá no tenga tanto ingenio, pero es que en esta serie no sólo se habla, sino que se practica de facto – ¡y cómo!- cualquier verbo relacionado con prácticamente todo vicio o pecado carnal conocido.

Sólo se han emitido los primeros capítulos, pero el enganche y la sorpresa es tan impactante como el inconmensurable episodio piloto (Al igual que con otras series de este siglo, si fueran cine estaríamos ante una de las mejores películas -aquí, una comedia negra- del año, y bien se podría haber titulado "Fuck, Hank, Fuck").

La dirección es estilosa, el guión tan irreverente como adictivo. En definitiva, y a falta de otra palabra, "Californication" es, como dicen los chavales de hoy en día, una serie "bestial". Aunque desde luego no es una serie para chavales; es -en el mayor sentido de la expresión- una serie adulta. No es que haya mucho sexo, que lo hay, es que los diálogos son tan explícitos que apuntan directamente al ámbito privado e íntimo, allí donde en público nunca suelen ir, porque sacarían los colores –y quejas- de gente que, por otro lado, no me extrañaría que en privado les encantara actuar como este crápula cautivador. La promiscuidad como forma de vida. Bienvenidos a la fascinante autodestrucción de un personaje vividor con visos de legendario. Y a Tom Kapinos, el creador de esta brillante irreverencia, sólo decirle: Gracias. Gracias por resarcirnos de todo el sexo que Duchovny no tuvo con la agente Scully. Muera Fox Mulder, bienvenido Hank Moody.
[FilmAffinity]
"Una atrevida teleserie de humor negro (...) estamos encantados de anunciar que no sólo es nuestro nuevo programa favorito, sino también la serie más guarra que jamás haya visto nuestra tele sin habernos pedido antes la tarjeta de crédito."
[Rolling Stone]
9
Sobre cómo escribir con los sobacos mientras te ríes de su sudor
Comparan a David Duchovny en su nuevo papel de Bukowski con el agrio y ácido sarcasmo, con la agresividad humilde y sincera del por todos conocidos ya Doctor House. No me parece desacertada esta comparación, pero sí un tanto desviada. El hombre que ya consiguió la fama con la famosa serie Expediente X vuelve a sus andadas con una genial comedia para adultos, llena de sexo lícito e ilícito, repleta de sarcasmo, humor, y un sentido de la vida en el que yo, normalmente, me agarro, y el cual pocas veces veo ya en la gente. Icono de antihéroe, más borracho que noble, trovador de musas jóvenes calientes y de sirenas experimentadas, cuarentón con apariencias de buen chico (que ya le diría Quique González a todos vosotros que no se fiaran de él), escritor que ha sido dado de lado por su afamada musa, David Duchovny aparece en uno de los papeles que más me han gustado de todo lo que he visto de televisión en mucho tiempo. Irónico, amante de todas las mujeres, inteligente y cínico, es este personaje que, a pesar de tener todas las papeletas para ser el malo o el chico al que nadie quiere, sucede justamente lo contrario: que todos lo adoran y lo necesitan. La serie está compuesta de capítulos cortos que se beben como chupitos de alcohol y que arden en la garganta igual de rápido que éstos, de una duración aproximadamente de veinte o veinticinco minutos, y que, desde luego, no causan indiferencia.
[Leer más +]
107 de 124 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Me encantan las mujeres, tengo todos sus discos
No os engañeis espectadores, el piloto de esta serie con su torrente de (agradecido) sexo es el señuelo para pescaros. En realidad es el amor lo que mueve a Hank Moody, sin amor es una ruina humana y recuperar el que perdió es su único objetivo. 12 capítulos de caramelo amargo, de esquinada comedia romántica, diálogos vitriólicos, magníficos personajes. Duchovny funciona de maravilla como comediante usando a su favor la inexpresividad reconvirtiéndola en una mueca que mezcla cinismo, indiferencia y somnolencia. Ademas quién no se enamoraría de Natascha McElhone, quien no follaría con Madeline Zima, perversa y crecidita Lolita o quién no querría una niña asi de lúcida (y rockera). Verdad y tópicos casi a partes iguales. Ya sabeis no os fieis de su lengua afilada ni de su pose de perdedor con estilo, su hija sabe bien que sin amor Hank Moody esta acabado. Ah lo olvidaba, "si la ves por ahí dile hola".
[Leer más +]
42 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil