arrow

Aguas tranquilas (2014)

Aguas tranquilas
Trailer
6,6
1.292
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Los habitantes de la isla de Amami, viven en armonía con la naturaleza, están convencidos de que en cada árbol, cada piedra y cada planta vive un dios. Una tarde de verano, Kaito descubre el cuerpo de un hombre flotando en el mar. Su amiga Kyoko le ayudará a descifrar el misterio. Crecerán juntos, aprendiendo a ser adultos, descubriendo los ciclos de la vida, la muerte y el amor. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Futatsume no mado (Still the Water)
Duración
110 min.
Estreno
10 de abril de 2015
Guion
Naomi Kawase
Música
Hasiken
Fotografía
Yutaka Yamazaki
Productora
Kumie
Género
Drama Adolescencia Vida rural
5
Deslavazada y descuida película con aciertos parciales y yerros tozudos
Película fallida y decepcionante, se mire como se mire. Contiene una premisa interesante y que podría tener un público cómplice y agradecido. Propone una evocación mágica y ensoñada de una isla mítica que fluctúa entre la fantasía intemporal y la concreción del ritual iniciático del tránsito de la adolescencia de dos jóvenes nipones, envueltos en un oscuro y enigmático crimen que trata de aportar dosis de intriga donde no hay más que evocación fantasiosa y asociación de ideas y sensaciones biográficas o telúricas. La amalgama no funciona porque no acaba de haber una dirección clara, ni una propuesta definida, ni un objetivo reconocible. Es como si asistiéramos al diario íntimo de su directora, incapaz de definirse o decantarse y sus dudas se trasladan al espectador, que asiste indefenso y hastiado a la dispersión obtusa de la propuesta.

Y lo más trise es que la cinta contiene una escena excepcional, excelente, inolvidable y casi sublime: la dolorosa agonía y muerte de la madre del protagonista. Es un prodigio de sensibilidad, puesta en escena, delicadeza, calidez y amor. Emocionante y arrebatadora desde que da inicio hasta que concluye. Pero resulta un pegote ajeno al resto del agotador metraje, sórdida sucesión de imágenes sucias, complicadas, donde se hurta información, se cercena las expectativas y se manipula la acción con el único objetivo de crear un interés del cual carece, aparentando profundidad donde sólo hay vacuidad estéril. Tanta elaborada nadería acaba irritando y hace olvidar (y lamentar) la prodigiosa escena de la madre moribunda, indigna de formar parte de este engendro.

No veo forma alguna de salvar el resultado final. Ni de recomendar su visionado, ni de sugerir bondades en las que no creo, ni de pretender que me he quedado embrujado por una propuesta diferente y contracorriente. Pues no. Sencillamente me parece que la tenue trama de los adolescentes enamorados es un mero pretexto narrativo para hilvanar una sucesión de imágenes y evocaciones inconexas, arbitrarias y presuntuosas, apenas disimulando la falta de hilo narrativo coherente, apenas ocultando las costuras de un traje fallido que no da la talla, incapaz de zambullirse en el catálogo sensual de imágenes evocativas e incapaz de prescindir de una supuesta narración que no por fallida e indigesta se hace perdonar.

Una solemne y atildada decepción. Quizás haya una auténtica autora tras la cámara y el guion, pero a mí me ha aburrido hasta la desesperación. Prescindible.
[Leer más +]
18 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Film personal de Kawase, lenta, pausa, plagada de sentimientos y trascendentalidad.
Naomi Kawase nos trae un drama, lento, muy lento, con una historia sosegada, pero descafeinada, con mucho sentimentalismo y trascendentalismo, solo apta para fans y curiosos, y es que no aporta nada nuevo, y mucho menos hará fans con ese ritmo y esa visión tan melancólica que la propia directora posee y que tantas ganas tiene de plasmar en la gran pantalla.

Una isla, japonesa, donde el viento silba cada día, sus habitantes bailan al son de la tranquilidad, pero como en la vida, el drama se presenta de múltiples formas, como olas que acaban muriendo en la costa, los sentimientos van aflorando con el tiempo, y las palabras van cayendo al son de la música, unos jóvenes despiertan del sueño de la juventud para ascender al de los adultos, donde el mundo gira a otro ritmo, este es film de Kawase, un film bastante personal, plagado de ideas y sentimientos de la propia autora.

Lo mejor, el sonido, el ir y venir de las olas, el golpear del viento, las cigarras, el cáñamo, el silencio, el movimiento de los árboles y por supuesto, la música, adulterada por aficionados, pero pilar central de la obra.

Podría mejorar, tanto las actuaciones de las jóvenes promesas, muy faltas de carácter y por supuesto, la dirección y el empuje de un ritmo más vivaz, para que la linealidad del aburrimiento no destaque sobre el resto.

Lo peor, que la he tenido que ver.

Un puntazo: La escena de la cama moribunda, no parece de Kawase, si no de Miike.
[Leer más +]
16 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil