arrow

Falsa identidad (2001)

Falsa identidad
Trailer
5,0
4.933
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Frank Morrison (John Travolta) ya no vive con su ex mujer Susan (Teri Polo) ni con su hijo Danny de doce años (Matt O’Leary). Susan y Danny viven ahora con Rick Barnes (Vince Vaughn), el nuevo marido de Susan. El pequeño Danny, que tiene tendencia a contar mentiras, intenta hacer un esfuerzo por convivir con su padrastro, pero sucede algo inesperado que provocará un brusco giro de los acontecimientos... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Domestic Disturbance
Duración
103 min.
Guion
Lewis Colick (Historia: Lewis Colick, William S. Comanor, Gary Drucker)
Música
Mark Mancina
Fotografía
Michael Seresin
Productora
Paramount Pictures
Género
Thriller Thriller psicológico Crimen Familia
3
Impecable revuelto de tópicos
Para un espectador que ya se encuentra bien informado y experimentado sobre este tipo de thrillers solo aptos para domingos por la tarde éste que nos ocupa no le revelará ni el más mínimo secreto. Simplemente, en su impecable revuelto de tópicos encontramos lo de siempre, ni mejor ni peor, solo lo de siempre:

1 - Trama y argumento a cada momento más previsible: no hay ni la más mínima sorpresa en cuanto al avance de la trama, ningún giro sorprendente y ningún suceso inesperado. Simplemente todo se basa en un mero cóctel de efectismo barato.

2 - Los típicos sustitos insertados que se suponen que deben sobresaltar al espectador y que perfectamente se saben cuando y dónde aparecerán.

3 - Personajes que se reciclan de un filme a otro filme pasándolos por la batidora de que lo único que cambian son los miembros del reparto: héroe que no le teme a nada, mujer sufridora e indecisa, niño inteligente y pieza clave de la historia, malo malísimo con un sexto sentido para adivinar con que van a contraatacarle sus enemigos (anda, igual que los espectadores).

4 - Final muy aparatoso en el que el suspense se mide por montones y en el que la acción es incesante, siempre resuelto de una manera efectista y poco creíble además de precipitada.

5 - Actores muy venidos a menos: un Travolta con ganas de triunfar y volver a las pantallas, echándole ganas a su interpretación y sin ser merecedor de Oscar, su actuación es más que interesante; un Vince Vaughn que ni siquiera él sabe que hace metido aquí y que no convence como loco de turno; y un Steve Buscemi que por aparecer en pantalla solo cinco minutos es capaz de financiar él mismo la película o de asesinar al guionista.


En resumen, una especie de telefilme infiltrado que pasa disimulado gracias a sus conocidos intérpretes y que conforma un pasable thriller solo apto para una tarde de domingo, en el que todo es tan previsible que uno mismo puede ir recitando las líneas del diálogo (que por cierto, bastante correcto para lo que cabría esperar), con un nulo sentido de la originalidad pero que por lo menos cumple con su función de entretener sin muchas pretensiones.

·LO MEJOR: cumple con su función de entretener y de crear algo de suspense. Travolta.

·LO PEOR: todo es tan previsible y anodino que puede llegar a dar náuseas a los que odien este tipo de películas (reconozco que no es mi caso).
[Leer más +]
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Dejá vù
Realmente la película ha sido sometida a una falsa identidad: seleccionar rostros conocidos de Hollywood, encargar el proyecto al director de "Al rojo vivo", y a ver lo que sale.
Y salió, de modo casi instantáneo, lo que se conoce como "peli de las 4". Es decir: sin pretensiones, sin concesiones, sin aspiración ni de entretener, previsible hasta la nausea. Al cuarto de hora ya te imaginas su desenlace, solo esperas que sea lo menos ridículo posible.

¿Interesante ver a Vaughn haciendo de malo?. Ya no sé muy bien si merece la pena verlo en modo dramático o haciendo payasadas en "Cuestión de pelotas". Lo mejor es no verle en ninguna situación.
Se le podría llamar serie B sin encanto, o subproducto, como quieran. Un proyecto cinematográfico reducido al mínimo, a un insignificante número más, para abultar la ficha de sus actores. Aunque mas que para hacer hueco, para derramar un borrón negro.
[Leer más +]
16 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil