arrow

Misterios de Lisboa (2010)

Misterios de Lisboa
Trailer
7,2
812
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Siglo XIX. A través de un viaje de Portugal a Francia, Italia e incluso Brasil, asistimos a una vorágine de aventuras y fugas, coincidencias y revelaciones, romances, pasiones violentas y venganzas. En Lisboa, una ciudad llena de intrigas e identidades falsas, varios personajes están vinculados de una u otra manera al destino de Pedro da Silva, un huérfano que vive en un internado: el padre Dinis, un descendiente de aristócratas libertinos, que se convierte en héroe defensor de la justicia, una condesa enloquecida por los celos y sedienta de venganza, un próspero hombre de negocios que hizo fortuna como pirata sanguinario... Todos estos personajes tienen un interés común: averiguar la verdadera identidad de Pedro da Silva. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Portugal Portugal
Título original:
Mistérios de Lisboa (Mysteries of Lisbon)
Duración
266 min.
Estreno
18 de marzo de 2011
Guion
Carlos Saboga (Libro: Camilo Castelo Branco)
Música
Jorge Arriagada, Luís Freitas Branco
Fotografía
André Szankowski
Productora
Clap Filmes
Género
Drama Intriga Siglo XIX
8
Enredados
Con una excelsa fotografía y, sobre todo, excelentemente interpretada por el niño protagonista, "Misterios de Lisboa" te deja exhausto de tanto cine en estado puro: encuadres majestuosos, diálogos que citan amoríos y penurias de sus protagonistas e historias en flash-back imperiales. Todo ello para contar vida, amores y las coincidencias que un destino alejado de lo melodramático (y este es el gran acierto del director) afecta al conjunto de sus personajes. Si no se pierde el hilo en todo su metraje, la película es arrolladora. Todos aquellos que echaban de menos desde hace tiempo un peso pesado "de època", o algo parecido, aquí tienen su película. De todas maneras, no hay duda de que es cine sutil, delicado y con ganas de cuidar las formas, ya sea en por cómo se cuenta la historia a través de sus diálogos o por las imágenes, cargadas de suntuosidad.
[Leer más +]
19 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
"Todo envuelto en un viaje rapsódico que nos lleva de Portugal a Francia, Italia, y hasta Brasil"
Teniendo que decidir entre la extraña oferta de películas que ofrece este año el festival de San Sebastián, nos vimos en una grave tesitura. Por horarios, circunstancias y apetencias, sólo nos quedaban dos posibilidades. La primera, una película cuya sinopsis era: "Blacko es pionero del Heavy Metal guatemalteco. Además es médico en un hospital público, pero nadie quiere que Blacko le trate, por su estilo de rockero duro".

Como es natural, yo enseguida quise ver a Blacko pero mi acompañante adujo, con toda la razón, que era imposible que la película fuera más la risión que la sinopsis. Además, dijo señalando con el dedo algún punto del folleto del festival, hay una película portuguesa de cuatro horas que Filmaffinity califica de "viaje rapsódico".

Muy intrigada por esta descripción, fui corriendo al google para saber lo que era una rapsodia, que dice la wikipedia que es "una pieza musical característica del romanticismo compuesta por diferentes partes temáticas unidas libremente y sin relación alguna entre ellas". Esto era algo que yo no conseguía imaginarme a menos que pensase en una película de Lynch, pero según el director de la película se trataba de una especie de culebrón larguete, así que había que ir y fuimos a saber qué diablos era eso que llamaban viaje rapsódico.

Yo había visto "Sátántangó" (una peli húngara de vacas) una vez y ya estaba curtida, podía ver películas de hasta seis horas sin pestañear pero mi acompañante tenía miedo, miedo que no le impidió dormir a pierna suelta cuando la película llegaba a su parte emocionante, bueno a una de ellas, porque desde luego se puede decir que emociones no le faltaban, aunque rapsodias no salía ninguna.

Porque "Mistérios de Lisboa" es un culebrón de época y como en todos los culebrones, todo está relacionado, aunque sólo sea porque la mitad de los hombres que salen son hijos ilegítimos de la otra mitad. Por tanto, a menos que exista otra definición distinta, no hay nada rapsódico en "Mistérios de Lisboa".

Pero eso no es todo, porque además de no ser nada apasionantemente original como parecía que iba a ser por su delirante sinopsis, "Mistérios de Lisboa" es una vulgar y simple acumulación de personajes horteras y acontecimientos bruscos y nada creíbles incluso dentro del delirante contexto de la historia. Todo es como muy teatral, pero a la par barroco y cutre, exuberante y televisivo, exagerado y sin imaginación. Es como una telenovela de época cualquiera, pero una de las malas.

Y no es una rapsodia y aún encima los personajes se hacen muy pesados cuando tocan las partes de hablar en portugués...y por culpa de esto, me quedé sin ver a Blacko.
[Leer más +]
39 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil