arrow

Merlí (Serie de TV) (2015)

Merlí (Serie de TV)
Trailer
7,6
5.660
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2015-2018) 3 temporadas. 40 episodios. El profesor de filosofía Merlí Bergeron (Francesc Orella) escoge un grupo de alumnos de bachillerato para convertirlos en los peripatéticos del siglo XXI. Como si tratara de un nuevo Aristóteles, Merlí les enseñará a cuestionar las cosas y a reflexionar. Pero, por su carácter irónico e irritante, despierta antipatías en el instituto, porque no todos los profesores están dispuestos a aguantar sus manías. Ni tampoco su hijo, el alumno más difícil que ha tenido jamás y con el que intentará mejorar su relación. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Merlí (TV Series)
Duración
50 min.
Guion
Héctor Lozano, Mercè Sàrrias, Laia Aguilar
Música
Xavier Capellas
Fotografía
Joan Benet
Productora
Nova Veranda
Género
Serie de TV Drama Comedia Enseñanza Colegios & Universidad Adolescencia
8
Una serie para atesorar
Tengo 25 años, y 'Merlí' es la serie que me hubiera gustado ver diez años atrás. Nuestros jóvenes están acostumbrados a consumir productos adocenados, sitcoms de instituto que potencian clichés y prototipos engañosos. 'Merlí' es una serie adolescente, pero sobre todo muy madura. Transmite valores, invita a pensar y produce emociones. Se dirige a un abanico muy amplio de espectadores: con independencia de la edad que se tenga, se sea alumno o docente, cada uno podrá apreciar en la serie pequeños destellos de verdad, escenas que ha vivido, dudas que ha experimentado y reflexiones que en algún momento hicimos pero que no nos atrevimos a verbalizar. En definitiva: 'Merlí', por su riqueza artística y su vocación ciudadana, es el modelo de ficción que debería promover la televisión de nuestros días.

Merlí, un personaje redondo y muy complejo, habla y actúa sin filtro alguno, y eso produce un gran malestar en el instituto donde trabaja. Los profesores se sienten incómodos ante sus originales métodos pedagógicos, mientras que su descaro y sinceridad potencia una sorprendente catarsis en cada uno de sus alumnos. La serie hace confluir la evolución académica y anímica de todos los personajes con el temario de Filosofía que el protagonista explica en sus clases, un punto de vista que enriquece su premisa juvenil. En consonancia con esa idea, los títulos de sus episodios coinciden con los nombres de distintos filósofos, demostrando que la verdadera enseñanza educa por y para la vida, partiendo de referentes reales y dispuesta a transformar el devenir de sus protagonistas. Puede parecer un discurso muy poético, una carambola narrativa cargada de idealismo, pero en un momento de zozobra como el que nos ha tocado vivir una serie como 'Merlí' invita al debate y abre los ojos.

Pero ahí no terminan las virtudes de la serie revelación de esta temporada. Pocas veces podemos encontrar un reparto de actores jóvenes tan brillante, con una solvencia y naturalidad apabullante. La ironía de las 'merlinadas' del magistral Francesc Orella apuesta por un humor inteligente muy loable, en las antípodas de la chabacanería de otras producciones que, a priori, se dirigen a públicos y tratan temáticas similares. La serie contiene uno de los discursos más acertados sobre el despertar de la sexualidad y de la homosexualidad, sin ñoñeces ni eufemismos: estoy seguro que la sensibilidad con la que la serie trata estas cuestiones tenderá puentes entre padres e hijos. Y además, pocas veces el lenguaje de una serie con personajes que estudian bachillerato resulta tan auténtico: en este sentido, el catalán que hablan sus protagonistas es actual, vivo y creíble, muy lejos de las muletillas prefabricadas que solemos escuchar en la pequeña y la gran pantalla actual.

Empecé diciendo que tengo 25 años y que 'Merlí' es la serie que me hubiera gustado ver diez años atrás. Y aquí ya no habla el bloguero que escribe reseñas, sino el alumno que fui no hace tanto y el docente que me gustaría ser en un futuro. Entiendo perfectamente las ansias de Joan por rebelarse contra sus padres, por mucho que éstos sólo quieran lo mejor para él. También a Bruno, una buena persona que de manera inconsciente hace daño a los demás para evadirse de sus fantasmas. O el espíritu de superación de Pol, las dudas de Gerard, los miedos de Ivan, la madurez de Mònica, la humanidad de Tània, la espontaneidad con pasado doloroso de Oliver o las ganas que tiene Berta por sentirse querida y aceptada por el grupo. Trece capítulos para reír y, por qué no, para echar alguna que otra lágrima sana. Sólo queda felicitar y dar las gracias al director Eduard Cortés, a su vastísimo reparto, a su equipo técnico y a su creador, Héctor Lozano: 'Merlí' es una serie para atesorar.

@Xavicinoscar, Cinoscar & Rarities
http://cachecine.blogspot.com.es/
[Leer más +]
104 de 110 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Como por arte de magia
Llevaba varios años sin seguir una serie de TV3 y cuando anunciaron Merlí me picó la curiosidad. Vi el primer capítulo y no estuvo mal, tampoco me encantó pero le di una oportunidad y empecé a verla cada semana. Y la cosa mejoró bastante. Me animo a hacer esta crítica porque para aquellos los que no sepan catalán van a volver a emitirla en castellano en La Sexta dentro de poco. Y os animo a verla (aunque desconozco si el nuevo doblaje la "destrozará" un poco). Para los que sí, está tanto en Youtube como en TV3 a la carta.

Yo creo que el concepto de la serie en si es interesante desde el principio y la propia abarca varios temas de la vida de un estudiante a la vez que lo mezcla con los problemas, algo surrealistas, del profesor protagonista. Estos problemas van ganando en profundidad con cada capítulo, añadiendo nuevas subtramas y algún giro inesperado, la gran mayoría acertados.

Los actores están magníficos, creo que cada uno de los estudiantes se mete de pleno en su papel y espero que todas esas caras, la mayoría desconocidas, aparezcan en futuras producciones. Y que decir de Franscesc Orella como Merlí. Un nombre que bien parece el de un mago, y en cierta parte, lo es. Está magnífico y posee una gracia innata con ese personaje, y a veces tiene diálogos bastante interesantes, a la vez que es un personaje bastante sinvergüenza con las mujeres.

Cada personaje madura poco a poco con cada error que va cometiendo y al final todas las tramas se resuelven de forma satisfactoria, culminando en la escena final del último capítulo, con una canción muy bien escogida para el momento y que, al menos a mi, me deja con muchas ganas de ver una segunda temporada. Espero que se animen a hacerla.

Yo os la recomiendo, no es una obra maestra, pero dentro de las series "para adolescentes" está bastante por encima de la media. Y si podéis, en catalán, que algunos chistes perderían gracia.

Por cierto, me cuesta creer que el usuario rambleta44 sea profesor de filosofía, con una crítica tan barata y simplona de la serie. O quizá solo tenga falta de sentido del humor. Pero ni caso. No es una serie falsa, ni estúpida, ni mala. Es la vida misma. ¿Exagerada? Puede que a veces, pero es realista y no trata al espectador de estúpido en ningún momento.

Lo mejor: Los actores lo bordan y todas las tramas se vuelven más ricas pasados unos capítulos. El capítulo final y el de la fiesta.

Lo peor: Al principio puede parecer algo simplona. Que alguna trama amorosa se repita.
[Leer más +]
35 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1