arrow

Los viajes de Sullivan (1941)

Los viajes de Sullivan
Trailer
7,7
4.089
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Obsesionado con la idea de rodar una película sobre la miseria y el sufrimiento, el director de cine John L. Sullivan convence a los ejecutivos del estudio para que le permitan recorrer el país disfrazado de vagabundo antes de empezar a rodar. Después de trabajar como peón para una viuda que espera de él algo más que cortar leña, huye de su casa, pero el camión que lo recoge lo lleva de vuelta a Hollywood. Sintiéndose completamente frustrado, Sully entra en una cafetería, donde conoce a una actriz rubia, que, entusiasmada con su proyecto, decide acompañarlo en su aventura. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Sullivan's Travels
Duración
90 min.
Guion
Preston Sturges
Música
Leo Shuken, Charles Bradshaw
Fotografía
John F. Seitz (B&W)
Productora
Paramount Pictures
Género
Aventuras Comedia Comedia sofisticada Comedia romántica Cine dentro del cine Gran Depresión Road Movie
9
La solidez de la comedia
Cuarto largo de Preston Sturges. Se rodó en exteriores de California y en los Paramount Studios, con un presupuesto de 1 M. dólares. Se estrenó en diciembre de 1941.

La acción tiene lugar en diversas localidades de EEUU (LA, Las Vegas, Hollywood). Narra la historia de John L. Sullivan (Joel McCrea), prestigioso realizador de cine, cansado de dirigir films intrascendentes, que quiere realizar una obra sobre la pobreza en el país. Para ello, disfrazado de mendigo y acompañado de una bella muchacha (Veronica Lake), disfrazada de joven indigente, inicia un recorrido que le lleva más lejos de lo esperado.

La película compendia géneros diferentes: slapstick (escena autobús), comedia romántica, drama carcelario, sátira, acción (huida en tanque ligero), documento social (dormitorio de los sin techo), musical, melodrama, crimen y cine en el cine. Con humor y buen sentido de la sátira, ironiza sobre la opulenica desmesurada (casa del director), las obsesisones de Hollywood, la violencia carcelaria, la inseguridad ciudadana, las penurias de los indigentes, la segregación racial, los matrimonios fiscales de California, etc. Cita con simpatía a dos directores: Capra y Lubitsch. Es sobrecogedora la definición de pobreza que propone: "Pobreza no es falta de riqueza. Es una peste, violenta en si misma y contagiosa como el cólera. Miseria, criminalidad, vicio y desesperación son sus síntomas". El hilo conductor del relato viene dado por el propósito de adaptar al cine el libro "Oh Brother, Wehere Art Thou?", referencia en la que se inspiraron los hermanos Coen. Suma humor visual, gestual y verbal, de género negro, tragicómico, satírico, burlesco, extravagante y basado en la exageración ("Te pareces a un chico tanto como Mae West"). Defiende el valor educativo del cine, la validez de la comedia y la trascendencia del humor. Juega con los cambios de identidad. Son escenas destacadas las caídas en la piscina, el comedor de indigentes, el robo de las botas, las maquinaciones lúbricas de las dos hermanas mayores y otras.

La música se integra en la acción, subraya la ironía (con juegos de saxo), el drama, la tragedia y la alegría. Añade dos melodías ajenas: "Spring Song" (Mendelssohn) y "Let My People Go" (tradicional). La fotografía realza la comicidad visual, contrapone la serenidad del lago y la paz de la prisión, explica con imágenes superpuestas la confusión del amnésico, acelera la velocidad de las imágenes con fines cómicos y se beneficia del excelente vestuario de Edith Head. El guión elabora un relato de cuadros diferentes, enlazados por el viaje de Sullivan (homenaje al cuento "Los viajes de Gulliver", 1726). Mantiene un ritmo intenso y sostenido. Las interpretaciones de los protagonistas son acertadas y cautivadoras. La dirección crea una obra de referencias autobiográficas, rica en contenidos, matices y sugerencias.

La película es posiblemente la mejor del realizador, imaginativo e innovador, para muchos el creador de la "screwball comedy".
[Leer más +]
73 de 87 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Refrán: “Ante la desgracia y el dolor, ten un poco de gracia y humor”
"Los viajes de Sullivan" se ha llevado muchos palos por tocar el tema de los “sin techo” de una manera que no a todos agrada. Es cierto que parece o llega a ser bastante frívola pero también es cierto que está rodada con mucha pericia. La historia cuenta mucho más de lo que uno puede llegar a pensar a simple vista, de tal forma que Preston Sturges consigue realizar un exhaustivo análisis de la sociedad americana de aquella época. Y puede agradar o no, pero no creo que el fin de esta película fuera mofarse de los desfavorecidos. Tampoco entiendo que quiera plasmar una crítica a situaciones injustas, de hecho, la moraleja de la película no es otra que la de manifestar que no hay mejor manera de lavar las penas que con la risa y no con un sesudo metraje sobre cine social.

Lo peor que se puede decir de “Los viajes de Sullivan” es la poca credibilidad de la historia en si, y las meteduras de pata en el guión que le impiden obtener un sobresaliente. Aunque la idea es altamente original y Stuges con mucho oficio, consigue que estos fallos no perjudiquen en exceso la calidad final.

Lo mejor sería esos primeros veinte minutos de metraje, la fotografía y una inmensa y buenorra Verónica Lake, que consigue hacer bueno a Joel McCrea.
[Leer más +]
38 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil