arrow

Esta noche y todas las noches (1945)

6,0
89
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Aunque muestra unas excepcionales dotes para el baile, el joven Tommy no es admitido en una compañía porque, según la directora, su modo de bailar no sigue un método clásico. Sin embargo, Rosalind y Judy, dos bailarinas de la compañía, se ofrecen a enseñarle a bailar con método, con lo cual el muchacho es admitido. Poco tiempo después Tommy y las dos chicas llegan a formar un trío de baile sensacional. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Tonight and Every Night
Duración
92 min.
Guion
Abem Finkel, Lesser Samuels (Obra: Lesley Storm)
Música
Marlin Skiles, Morris Stoloff
Fotografía
Rudolph Maté
Productora
Columbia Pictures
Género
Musical
7
Bombas de amor
Una simple historia de amor entre las bambalinas de un teatro de music hall y bajo las bombas alemanas sobre Londres. Esa localización de la historia falla en cuanto que la gente parece no sufrir mucho, mejor nada, por la guerra a favor de la edulcoración amorosa. Pero en el cine cualquier cosa puede pasar.
La planificación es bastante simple pues la cámara casi siempre ocupa el lugar de un espectador en un palco o en la platea consiguiendo así que veamos el efecto global de la coreografía. La iluminación y el color hacen resaltar todos los números.
Rita Hayworth no es especialmente buena bailando ni cantando pero su cuerpo es sensual y le saca todo el partido que en esos años la censura podía permitir. Eso si, su cara ilumina toda la pantalla en sus primeros planos. Además tenemos como un adelanto de cómo se pueden quitar los guantes de la manera más erótica.
Janet Blair, como actriz secundaria, está espléndida cantando, bailando e interpretando su propia historia de amor.
Con todo es una película para nostálgicos de los musicales de Hollywoodd que no saldrán defraudados.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Un musical y ya
Historia sin interés, un romance superficial y sin dobleces. La Hayworth no está especialmente guapa, y obviamente sus números por sí solos tampoco la justifican. Es raro que se hiciera esta película cuando la guerra ya había terminado, ya que no sirve tampoco para "animar" a las tropas. No entiendo el porqué de la llamada a la fraternidad anglo-norteamericana después de la guerra, aunque el número es original.
Lo mejor con diferencia es la presentación del bailarín, que se marca una coreografía al ritmo de un discurso de Hitler francamente buena; todo el número es fenomenal.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil