arrow

Amando a Maradona (2005)

6,2
730
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
¿Qué tienen en común un chico jugando en una calle de Villa Fiorito y el dueño de una cantina de Nápoles? ¿Qué tienen en común 500 personas celebrando la navidad el 30 de octubre y 25 fanáticos del fútbol mostrando sus tatuajes? Todos están amando a Maradona. Es el mismo Diego quien repasa su vida desde Cuba y nos introduce en un viaje que va encontrando la pasión de sus seguidores en todo el mundo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Argentina Argentina
Título original:
Amando a Maradona
Duración
75 min.
Guion
Javier M. Vázquez, Nicolás Avruj
Música
Eric Kuchevasky
Fotografía
Marcelo Lavintman
Productora
Coproducción Argentina-Nueva Zelanda
Género
Documental Fútbol Documental deportivo
"Cuando el diez es el dios. (...) un peloteo estilo 'amor de madre' (...) de un pueblo argentino ávido de dioses y harto de monstruos. (...) Puntuación: ★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
8
Digo que yo no soy un hombre puro... (crítica Nro 7)
Yo no voy a decirte que soy un hombre puro.
Entre otras cosas
falta saber si es que lo puro existe.
O si es, pongamos, necesario.
O posible.
O si sabe bien.
¿Acaso has tú probado el agua químicamente pura,
el agua de laboratorio,
sin un grano de tierra o de estiércol,
sin el pequeño excremento de un pájaro,
el agua hecha no más de oxígeno e hidrógeno?
¡Puah!, qué porquería.

Yo no te digo pues que soy un hombre puro,
yo no te digo eso, sino todo lo contrario.
Que amo (a las mujeres, naturalmente,
pues mi amor puede decir su nombre),
y me gusta comer carne de puerco con papas,
y garbanzos y chorizos, y
huevos, pollos, carneros, pavos,
pescados y mariscos,
y bebo ron y cerveza y aguardiente y vino,
y fornico (incluso con el estómago lleno).
Soy impuro ¿qué quieres que te diga?
Completamente impuro.
Sin embargo,
creo que hay muchas cosas puras en el mundo
que no son más que pura mierda.
Por ejemplo, la pureza del virgo nonagenario.
La pureza de los novios que se masturban
en vez de acostarse juntos en una posada.
La pureza de los colegios de internado, donde
abre sus flores de semen provisional
la fauna pederasta.
La pureza de los clérigos.
La pureza de los académicos.
La pureza de los gramáticos.
La pureza de los que aseguran
que hay que ser puros, puros, puros.
La pureza de los que nunca tuvieron blenorragia.
La pureza de la mujer que nunca lamió un glande.
La pureza del que nunca succionó un clítoris.
La pureza de la que nunca parió.
La pureza del que no engendró nunca.
La pureza del que se da golpes en el pecho, y
dice santo, santo, santo,
cuando es un diablo, diablo, diablo.
En fin, la pureza
de quien no llegó a ser lo suficientemente impuro
para saber qué cosa es la pureza.

Punto, fecha y firma.
Así lo dejo escrito.

Nicolás Guillén

1600producciones
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Barrilete cosmico.
Poner a un tipo que como mejor se ha expresado siempre es con un balón (en los pies, en las manos, en la cabeza...da lo mismo), o incluso con una naranja si se tercia, delante de una cámara para que reflexione sobre su vida y obra es cuanto menos arriesgado.

Supongo que tanto polvo blanco le ha afectado al habla, porque no se le entiende la mitad de lo que dice, habla entre murmullos y vocaliza más bien poco. Supongo que este problema lo sufre la mayoría de los futbolistas, que es ponerles un micrófono delante y empezar a soltar sandeces.

Pues nada, el titulo ya indica lo que nos podemos esperar, mucho amor hacia Maradona en forma de comida de polla y mucho argentino con Maradona tatuado.

El cinco es porque Argentina es la única selección que ha ganado dos mundiales gracias a robos a mano armada. En el mundial del 78 lo de la mano armada cobró más sentido que nunca gracias a Videla y en México 86 gracias a la "mano de Dios".
[Leer más +]
11 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil