arrow

Danzad, danzad, malditos (1969)

Danzad, danzad, malditos
Trailer
7,3
5.305
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Estados Unidos, en plena época de la Gran Depresión. En medio de un ambiente de terrible miseria, gentes desesperadas, de toda edad y condición, se apuntan a una maratón de baile con la esperanza de ganar el premio final de 1500 dólares de plata y encontrar, al menos, un sitio donde dormir y comer. Mientras los concursantes fuerzan los límites de su resistencia física y psíquica, una multitud morbosa se divierte contemplando su sufrimiento durante días. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
They Shoot Horses, Don't They?
Duración
121 min.
Guion
James Poe, Robert E. Thompson (Novela: Horace McCoy)
Música
Johnny Green
Fotografía
Philip H. Lathrop
Productora
Palomar Pictures / ABC
Género
Drama Años 30 Gran Depresión Baile
8
Una de las mejores historias sobre perdedores.
La primera gran película de Sidney Pollack se hizo esperar, sus inicios habían sido interesantes pero faltaba la confirmación de que podía aspirar a algo más.

Con la supresión del archifamoso código Hays había llegado el momento a finales de los sesenta de presentar otra realidad distinta de la que hasta entonces se nos había mostrado. Es cuando empezaron a filmarse películas muy valientes, con gran carga de autocrítica que hasta entonces eran impensables.

Pollack nos brindó una de ellas, “Danzad, danzad, malditos”, sin lugar a dudas una de las mejores películas que ha retratado una parte de la historia de los Estados Unidos sin salir apenas de una habitación, una sala de baile.

La galería de perdedores que irán desfilando ante nuestros ojos es descomunal, cada uno de ellos representa un sueño roto y una oportunidad perdida en la vida. Pero por muy canallas que sean, como el papel de Gig Young –en uno de los grandes papeles secundarios de toda la historia del cine-, no dejan de ser granujas de buen corazón.

Hoy tenemos Operación Triunfo o Gran Hermano, en los años treinta estos maratones de baile, pero poco ha cambiado. Cualquier cosa es posible con tal de que el espectáculo y las ganancias se multipliquen, mientras que por el camino van quedando muchas almas descorazonadas que más allá de estar viviendo una oportunidad lo que están haciendo es acelerar su final.

Mucha atención a algunos diálogos portentosos, la novedosa utilización de los flash-forwad, y el descorazonador final sin aditivos.

Como curiosidad decir que sigue siendo la película con más nominaciones (9) de las que dentro de las cuáles no estaba la de mejor película.


Nota: 8,3.
[Leer más +]
47 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Los milagros del equipo técnico en un entorno muy dificil para rodar una gran historia
¿Sabéis lo difícil que es poner en un set, esa sala de baile?
Los tiros y movimientos de cámara, con sus encuadres y en medio de esa trama depresiva en contraste con lo que podríamos suponer que conlleva la alegría del baile...¡¡Pues no!!.

Un guión prodigioso haciéndole la guerra al punto ocioso y de entretenimiento que puede percibir el público llano al leer el título, si no se fija bien en las caras desencajadas del cartel...

Los cambios de eje (enfoque) y que detrás de la cabeza aparezca el fondo adecuado, cuidando siempre que no hayan fallos de racor (Dos planos distintos en una misma escena montada)...
...¡¡Muy dificil!!...Y lo logró.

La película tiene el olorcillo a existencialismo de los 60, los diálogos son pequeñas clases de filosofía y literatura mordáz.

Esta fábula ecuestre contada por humanos, hay que verla porque no tiene desperdicio.
Cada frase nis deja pensando, sobre todo, nos desmitifica el "American Dream" casi con la luz y los gestos del mejor cine italiano...No sé...Pero he visto por la película la sombra del Fellini, más triste, pero con el látigo sociópata de un Sidney Pollack alucinante que hace involucionar hasta el desequilibrio a los pobres bailarinas/es circunstanciales de ese claustrofóbico antro.

Le pongo un 10 porque, para mí, es lo mejor de Pollack
[Leer más +]
34 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil