arrow

Creadores de sombras (1989)

5,9
1.342
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En plena II Guerra Mundial, el científico Robert Oppenheimer se convierte en el jefe del Proyecto Manhattan, una serie de experimentos militares para construir la primera bomba atómica de la historia, antes de que lo hagan los alemanes. El general Leslie Groves será el encargado de supervisar el trabajo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Fat Man and Little Boy
Duración
126 min.
Guion
Bruce Robinson, Roland Joffé
Música
Ennio Morricone
Fotografía
Vilmos Zsigmond
Productora
Paramount Pictures
Género
Drama Bélico II Guerra Mundial Histórico
6
Intento fallido
Un intento fallido. Pocas historias pueden ser tan cinematográficas como ésta de la gestación de las primeras bombas atómicas, con todo lo peor del ser humano puesto al servicio de la destrucción: la paranoia de los militares, la cobardía de los políticos, el orgullo desmedido de los científicos, las dudas morales de las personas nobles... Con todo esto, y con un reparto de campanillas encabezado por Paul Newman, la película debería haber rondado la calificación de obra maestra. Y sin embargo, se queda en un ejercicio poco jugoso, con poco pulso, lastrado por minihistorias paralelas que nada aportan. (Son grandísimos actores, ¿pero qué pintan en esta película John Cusack y Laura Dern?)
El loco aquel del equipo A, que aquí hace de Oppenheimer, no lo hace nada mal.
[Leer más +]
16 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un hecho trascendental para una película intrascendente
Entre mediados de 1942 y el 6 de agosto de 1945, bajo el más absoluto de los secretos, se llevó a cabo en un inhóspito terreno de New Mexico llamado Los Alamos, el Proyecto Manhattan, es decir, la investigación por parte de los Aliados para lograr un arma nuclear durante la Segunda Guerra Mundial.

El director militar del proyecto fue el general Leslie Groves (interpretado por un gran Paul Newman), constructor del Pentágono, encargado de reclutar a los mejores científicos del momento. Al mando del equipo de técnicos se situó al brillante físico Robert Oppenheimer (Dwight Schultz, el Murdock de la famosa serie "El equipo A"), de origen alemán, un genio tratado con reservas por sus ideas simpatizantes hacia el comunismo.

De eso, nada más y nada menos, trata "Creadores de sombras", dirigida por Roland Joffé, un director que prometía muchísimo tras sus dos éxitos iniciales, "Los gritos del silencio" (1984) y "La misión" (1986, Palma de Oro en Cannes), pero que luego no pareció seguir la misma senda del éxito.

La película trata, con momentos cercanos al tono documental, los problemas técnicos a los que se enfrentaron los científicos, y el pulso entre éstos y el general (en representación del Ejército), el cual presionaba constantemente para acabar el trabajo en el plazo establecido y ejecutar lo acordado. Joffé muestra una visión crítica del proyecto y ahonda en los graves conflictos morales que se generan.

Por desgracia, la película no está a la altura de la enorme trascendencia de lo que cuenta. Su falta de ritmo uniforme y algunas subtramas artificiosas (como el personaje de Laura Dern, innecesario) rebajan su calidad. Lo que debería haber sido una obra de referencia, se convierte en una película sólo tenida en cuenta por su temática, no por cómo está hecha y contada.

A su favor tiene el hecho de contar con un valor seguro como Paul Newman, que le concede un plus, pues su sola presencia asegura oficio y seguridad.
Quizá si esta película se hiciera hoy con un director importante y un presupuesto elevado, podría mejorarse bastante.
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil