arrow

La esclava blanca (Serie de TV) (2016)

5,5
65
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
62 episodios (2016). Victoria Quintero era una recién nacida cuando la codicia de un asesino acabó con sus padres. Su destino era morir, pero unas manos negras la salvaron del fuego y la llevaron a un palenque en lo profundo de la selva, donde creció como una cimarrona más, rodeada de otro padre y otros hermanos de piel oscura. En ese palenque recibió de Tomás y Lorenza la herencia espiritual de África, despertó al amor con el pequeño Miguel, fue libre y feliz.

Pero era una blanca entre esclavos negros fugitivos y fue arrancada de la selva, siendo aún casi una niña, separada de los suyos y enviada a un convento de clausura en España, donde la domaron como a una pequeña salvaje, obligándola a rezarle a un Dios que no conocía y a hablar como una dama española.

Después de muchos esfuerzos por escapar, Victoria logrará volver a Santa Marta suplantando a una gran marquesa comprometida en matrimonio con un próspero hacendado esclavista llamado Nicolás Parreño, quien oculta el secreto de haber asesinado a los padres de Victoria. Nadie sospechará que el único propósito de la elegante noble es liberar a su familia negra de las cadenas y vengar la muerte de sus verdaderos padres. Victoria y Miguel, nuevamente juntos, lucharán contra todos los peligros por liberar a los esclavos de la región, desenmascarar al malvado Nicolás y poder vivir su amor sin cadenas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Colombia Colombia
Título original:
La esclava blanca (TV Series)
Duración
60 min.
Guion
Juliana Barrera, Andrés Burgos, Said Chamie, Eduardo Galdo, Maria Helena Porta, Claudia Sánchez
Música
Alejandro Ramirez-Rojas
Fotografía
Carlos Arango, Andrés Gutiérrez, Alfredo Ruiz
Productora
Caracol Televisión
Género
Serie de TV Drama Siglo XIX Esclavitud Drama de época Telenovela Racismo
4
Mira que lo han puesto negro
Yo no sé muy bien la diferencia que hay entre una serie o una telenovela pero lo cierto es que aquí nos ha llegado desde Colombia un producto que podía encajar tanto en una categoría como en otra. "La esclava blanca" es una ficción histórica, ambientada entre 1821-1851, en tierras de la antigua Nueva Granada, en Santa Marta, en torno a los amores y villanías varias que se producen en una de estas típicas haciendas con esclavos, que tanto hemos visto en la gran o la pequeña pantalla. En total han sido 62 episodios en los que se mezcla el romance y la venganza personal pero con los ojos puestos en la lucha contra la esclavitud.

Aquí lo más reseñable es que la protagonista es la española y atractiva Nerea Camacho. Su pareja en la ficción es el cubano Orian Suárez y aquí empiezan los problemas principalmente, porque siendo de padre blanco y madre negra tenía que haber salido más mulato. Mi madre prácticamente cada vez que salía soltaba algo así como "Mira que lo han puesto negro" o "oh qué negro", y además "qué feo es". Pero para que veáis que no le mueve el racismo, nos recomendó para el papel a algún otro muchacho como el tal Regé-Jean Page, el chico que salía en "Raíces" (2016), el de los gallos, Chicken George, que ese sí que le gustaba.

Pero volviendo a "La esclava blanca", para qué vamos a engañarnos, la serie es malucha. Los tópicos son abundantes, las historias de amor bastante feas, los personajes excesivamente maniqueos y la corrección política es excesiva. El tratamiento de la esclavitud directamente da risa por lo exagerado y grotesco de ciertas situaciones y el movimiento negro, una tontería que no te puedes tomar en serio. Por ejemplo, nos quieren convencer que la abolición fue obra de los propios siervos con la ayuda de algunos blancos ilustrados, liberales y no creyentes ocultando que la Iglesia Católica llevaba décadas condenando la esclavitud.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
En el nuevo mundo, el blanco es rey
Con miras a tratar de retener al público televidente, Caracol ha invertido para la producción de "La esclava blanca", un melodrama de época, asentado en la segunda década del siglo XIX, en tierras del nuevo mundo, donde la esclavitud, la compra y venta de gente de color era lo habitual y éstos debían asumirse como mercancía y obdecer los desiginios de los llamados amos.

Melodrama de 62 episodios, protagonizado por Nerea Camacho, Miguel de Miguel y Orian Suárez, el cual se inicia con el asesinato de un poderoso asendado, quie ha procreado una hija y a la que los alcances de la ambición de Nicolás Parreño no le podrán tocar —ya sea por decisión ajena o por destino—, para borrar evidencias sobre la poseción de inmuebles, tierras y bienes materiales que Victoria (la hija huerfana) tendrá que reclamar en un momento dado.

Es complicado deslindar la historia que nos plantea esta productora de una telenovela, ya que la historia recurre constantemente a toques del melodrama, comenzando por el número de episodios, situaciones que rayan un tanto en el absurdo, con una historia de amor plagada de lágrimas, villanos y venganzas. No obstante la forma de ir hilando los acontecimientos, topamos con sí con éstos tópicos pero contextualizada en tiempos de injustica racial, en una hispanomaérica que sigue con los mismos prejuicios y los avances en dicho aspecto fueron un logro, pero que en la psique colectiva siguen ahí, latentes.

Con un buen trabajo en la dirección de arte y aunado al trabajo con algunos de los actores, la teleserie logra envolver e ir tratando de convencer sobre su calidad, que bien puede no gustarle al llamado público más exigente, pero que la propuesta se sale de lo habitual. Tiene muchos momentos, sin embargo gracias al climax de la trama, se deduce su duradera aparición en el catalogo de Netflix. El género puede dar para más, si guionistas y directores así se lo plantean.
[Leer más +]
0 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil