arrow

Dexter (Serie de TV) (2006)

Dexter (Serie de TV)
Trailer
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2006-2013). 8 temporadas. 96 episodios. Dexter es un forense especializado en análisis de salpicaduras de sangre en el Departamento de Policía de Miami. También es un fiel novio, un divertido padrastro, un hermano confidente y ―para algunos― un freak de la sangre. Pero además, Dexter es un psicópata que, al terminar su turno en la comisaría, busca a criminales cuestionables para saciar su particular moral y los mata: Dexter es un asesino en serie. El único que desde su infancia lo conoció realmente fue su padre adoptivo, Harry Morgan, quien le dio la educación y el modus operandi con el que lleva a cabo sus crímenes (o su particular justicia). Al darse cuenta de que el instinto asesino de su hijo era imposible de evitar, decidió educarlo para sacar provecho de su particular sed de sangre y aportarle un código de actuación denominado «el código de Harry», enfocado a perseguir y eliminar a aquellos asesinos que habían conseguido eludir la acción de la Justicia. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Dexter (TV Series)
Duración
50 min.
Guion
Jeff Lindsay, James Manos Jr., Scott Buck, Tim Schlattmann, Lauren Gussis, Karen Campbell, Jennifer Yale, Melissa Rosenberg, Scott Reynolds, Wendy West, Manny Coto, Daniel Cerone, Jace Richdale, Clyde Phillips, Kevin Maynard, Charles H. Eglee, Arika Lisanne Mittman, Drew Z. Greenberg, Chip Johannessen, Adam Fierro, Jim Leonard
Música
Daniel Licht
Fotografía
Romeo Tirone, Jeff Jur, Martin J. Layton, Alan Caso, Terry Stacey
Productora
Emitida por Showtime; The Colleton Company / John Goldwyn Productions / Clyde Phillips Productions / Devilina Productions
Género
Serie de TV Intriga Drama Policíaco Crimen Asesinos en serie
Premios 36
Ver más
9
Yo te untaré mis obras con tocino para que no me las muerdas, Gongorilla... (F. de Quevedo)
Esta crítica quiero dedicársela, con muchísima intención, al mongoloide que, según acabo de ver, acaba de fusilar mis últimas críticas una a una (sí: a tí, ricura, que no sé porqué me lees si lo que escribo no te gusta. Eso apesta a masoquismo terminal... si estás aburrido, te aconsejo que te sientes desnudo sobre una bombona de butano, y que no pares de descender hasta que notes el frío del suelo en las nalgas. Igual te entretiene más que ir jodiendo al personal).

En fin, que esta serie es sencillamente soberbia y representa un soplo de aire fresco para ése género. El protagonista es un tipo incapaz de tener ningún sentimiento ni respeto por el resto de los humanos, y posee una cualidad innata para despedazar a sus congéneres. Su padrastro policía, sabedor de su secreto, lo instruye desde jovencito para que utilice su tara con fines provechosos. Es decír: que se dedique a matar a quienes infringen las leyes y quedan sin castigo, ya sea por deficiencias de la justícia o por la labor de algún abogado listillo.
Las interpretaciones son excelentes, para tratarse de una simple serie, y el tal Michael C. Hall sabe recrear magníficamente su personaje, de una frialdad absoluta pero conocedor de que ha de mantener engañados a todos quienes le rodean, fingiendo afectos. La fotografía es del todo adecuada para las morbosas tramas que se nos muestran, los diálogos contienen frases verdaderamente memorables, y los apartados de maquillaje y efectos especiales se lo han currado sobremanera para conseguír unos cadáveres mutilados aterradores y estomagantes, que suelen ser mostrados en clarísimos y extensos planos.
Tan sólo se ha estrenado una temporada, de doce capítulos, pero (según leí por ahí) ya se ha contratado una segunda entrega que, en principio, debería estrenarse a mediados de este año.
Totalmente recomendable por lo diferente de su argumento (el asesino es el chico de la peli), pero advirtiendo que estómagos sensibles o mentes débiles deberían ignorarla, por lo realmente fuertes que resultan todos los capítulos.

Habrá quien opine que el sistema de valoración de críticas es muy útil... aunque según mi experiencia reciente, no es más que otra manera de divertír a los que se meten en cualquier foro para tocar de los tres el más largo, pero en este caso sin temer "quickeos", "baneos", ni "ignores".
Que haya un foro a tiempo real de una buena vez, y así podremos saber cuales son exactamente las manzanas podridas de este cesto.
Te lo sigo dedicando, majete.
[Leer más +]
305 de 478 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Hello Dexter Morgan
Recuerdo cuando me recomendaron Dexter. Miré la sinopsis: "Forense de la Policia de Miami que en realidad es un psicópata/asesino en serie que, para complacer su instinto asesino enfermizo, se dedica a matar a asesinos que han escapado de la justicia."

"Menuda mierda llena de tópicos y Clichés pensé".

Ante la insistencia de la persona que me la recomendó, decidí empezar a ver la primera temporada (con los prejuicios de después de haber leído la sinopsis). Empieza la serie, empiezo a conocer a Dexter. Me es totalmente indiferente. Un personaje más. "

Una serie más que dejarás al acabar la primera temporada" Pensé.

La primera temporada va pasando y empiezo a conocer más a Dexter. Veo que lo que vi al principio no era a Dexter, era lo que Dexter quería que viese de él. Poco a poco voy descubriendo que la serie trata el tema de la "ventana de Johari" a la perfección. La ventana de Johari es una especie de Matriz que idearon dos psicólogos (Joseph Luft y Harry Ingham). En esta matriz tenemos cuatro cuadrantes acerca de nosotros y nuestra personalidad.

El primer cuadrante es el cuadrante abierto. Aquella parte de nosotros que nosotros y los demás conocen.
Luego está el segundo cuadrante, el cuadrante oculto. Aquella parte de nosotros que nosotros conocemos pero que los demás no conocen.
El tercer cuadrante es el cuadrante ciego, aquella parte de nosotros que los demás conocen pero que nosotros mismo no conocemos.
Para acabar está el cuadrante desconocido. Aquella parte de nosotros mismos que ni nosotros ni los demás conocen.

Dexter va dándote a conocer primero su cuadrante Abierto. En el que piensas. "Este tío es un maniquí sin sentimientos. Como puede caerme bien e incluso llegarme a interesar una serie que trata sobre él y su insulsa personalidad.

Luego te enseña el cuadrante Oculto. Ves que detrás de ese tipo frío e insulso hay un asesino en serie que utiliza al Dexter frío como cortina de humo. Dexter llama a su lado oscuro "The Dark Passenger". Ese pasajero oculto que llevamos todos dentro y que a veces sale al exterior para llevar a cabo aquellos actos más malvados.

Después de otra temporada vemos que se nos enseña el lado ciego de Dexter. Aquella parte de su personalidad que él desconoce pero que otra persona, en este caso su padre (ya muerto y con el que mantiene conversaciones ficticias) le va mostrando a Dexter cosas que él mismo desconoce sobre su personalidad.
[Leer más +]
105 de 113 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1