arrow

Michael Kohlhaas (2013)

Michael Kohlhaas
Trailer
5,5
347
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En el siglo XVI, en algún lugar en las Cevenas, en Francia, Michael Kohlhaas (Mads Mikkelsen), un próspero mercader de caballos, tiene una vida feliz y acomodada junto a su familia. Víctima de una injusticia, este hombre bondadoso e íntegro recluta a un ejército y saquea las ciudades para restablecer su derecho. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Michael Kohlhaas (Age Of Uprising)
Duración
125 min.
Guion
Christelle Berthevas, Arnaud des Pallières (Novela: Heinrich von Kleist)
Música
Martin Wheeler
Fotografía
Jeanne Lapoirie
Productora
Coproducción Francia-Alemania; Les Films d'Ici / Looks Filmproduktionen / arte France Cinéma
Género
Drama Siglo XVI Biográfico Venganza
5
Mads Mikkelsen salva la película
Si os digo lo que me gusta Mads Mikkelsen no conseguiré sorprender a nadie. Es uno de los actores de moda en las redes. Ya dejo su marca en Casino Royale, pero poco a poco ha abriéndose hueco hasta finalmente lograr ganarse al público, propios y extraños, con filmes como La Caza o la serie estadounidense Hannibal. Esperemos que no se trate de una moda y se erija finalmente como el actor consagrado que merece ser. Pese a éste indudable aliciente, Michael Kohlhaas, la película que protagoniza, acaba por demostrar lo manido que resulta el género histórico y más concretamente el subgénero de historias de venganzas con un subtexto y contexto clásico.

Aparentemente se trata solo de un ejercicio que repite los esquemas de las adaptaciones novelesco-épicas y una disección superficial de un personaje, héroe, con unos ideales muy arraigados. Quizá el apartado más interesante del filme es el dilema ético que propone una paradoja en la que, por un lado, se habla de como la violencia no es la solución para resolver los problemas pero también se muestra como el poder obvia los levantamientos pacíficos que no suponen amenaza pero están dispuestos a, de algún modo, negociar cuando se toman las armas. Todo ello en un contexto medieval que no deja por ello de hacernos pensar que la historia es de vibrante actualidad.

La ambientación está realmente conseguida, centrándose y situándonos en unos paisajes de gamas oscuras. También las interpretaciones, el casting, resultan muy notables y verosímiles desde el propio Mikkelsen hasta el pequeño cameo del siempre impecable Denis Lavant. En todos estos aspectos aprueba con creces, pero la excesiva duración de la película y la confusión del director al intentar mantener un ritmo apagado que se torna a insufriblemente lento, un estilo más propio del cine de autor y un tono épico-filosófico lastran al conjunto. Michael Kohlhaas es un arma de doble filo: por una parte son patentes las grandes ideas que no dejan de influir en el resultado final y que hacen meditar sobre diversas cuestiones al espectador, pero por otra su ritmo y la búsqueda de un tono que no termina por cuajar acaban por convertirla en una película formalmente fallida. Después de sus dos horas, es cuestión de sí el espectador logra conectar con ella, de si prefiere quedarse con lo bueno, con su fondo e intenciones, o con lo malo, aquello meramente, pero no por ello insustancial, formal.

Crítica original en: http://www.lallaveazul.com/2013/12/conexion-seff-venganza-y-pasion-al.html
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Michael Kohlhaas
No es un Braveheart pero tiene su encanto, no pretende una revolución ni levantar al pueblo contra el barón o la princesa sólo que se restituya su honor, que se le devuelva lo que es suyo, que se haga justicia. Con una puesta en escena austera, seca y comedida, una fotografía de frondosos bosques y vastas, extensas llanuras, amplios espacios donde la hermosura de la vista se pierde en su atractiva lejanía y ocultas trampas naturales donde únicamente sobreviven los expertos conocedores de sus caminos y un mínimo, escaso diálogo, comunicación que vive de la intensidad de la mirada, de la rotundidad corporal y de la firmeza de la lealtad compartida, belleza de una ausencia de vocablos innecesarios entre compañeros de miseria, penuria y una hambruna devoradora que alimenta una sed de venganza que no acaba de compartir nuestro protagonista pues sus principios, moralidad y creencias religiosas le llevan a un giro inesperado y poco comprensible -en principio-, a un cambio de rumbo que desvía la dinámica de toda la historia y lleva a un desenlace más encorsetado de lo esperado. Producción francesa cuya firma innegable se aprecia en la solidez y recatamiento de su exposición, en una frialdad emotiva exterior que es volcán en plena ebullición en sus entrañas, un relato donde los secundarios no acompañan debidamente y que mantiene su auge gracias a la fuerza, carisma y potencia interpretativa de Mads Mikkelsen, atractivo principal -y puede que único- de todo el filme; sin grandes batallas ni enfrentamientos bélicos impactantes vive de la robusta tristeza de un héroe arrepentido, de la melancolía de una vida perdida y de la añoranza de un futuro negado, desgarradoras lágrimas que se deslizan por un rostro duro de piel curtida que provienen de una errónea -o acertada, según se mire- decisión instintiva cuyas previstas consecuencias y su alto precio a pagar es por todos bien conocida. No sacia completamente tus anhelos de visionar una espectacular e impactante película épica pero sabe tener su atractivo y seducción, su encanto hipnótico siempre que elimines cualquier prejuicio por no ser el intenso y llamativo filme previsto.

http://lulupalomitasrojas.blogspot.com.es/
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil