arrow

Spider-Man: Homecoming (2017)

Sinopsis
Peter Parker (Tom Holland) comienza a experimentar su recién descubierta identidad como el superhéroe Spider-Man. Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su tía (Marisa Tomei). Bajo la atenta mirada de su mentor Tony Stark (Robert Downey Jr.), Peter intenta mantener una vida normal como cualquier joven de su edad, pero interrumpe en su rutina diaria el nuevo villano Vulture (Michael Keaton) y, con él, lo más importante de la vida de Peter comenzará a verse amenazado. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Spider-Man: Homecoming
Duración
133 min.
Estreno
28 de julio de 2017
Guion
John Francis Daley, Jonathan M. Goldstein, Christopher D. Ford, Chris McKenna, Jon Watts, Erik Sommers (Personajes: Steve Ditko, Stan Lee)
Música
Michael Giacchino
Fotografía
Salvatore Totino
Productora
Columbia Pictures / Marvel Studios / Pascal Pictures
Género
Fantástico Acción Comedia Ciencia ficción Superhéroes Cómic Marvel Comics Adolescencia 3-D
Grupos  Novedad
Marvel Cinematic Universe Spider-Man Iron Man
4
Una disculpa a Sam Raimi
El momento llegó. Tras muchos años de espera, Marvel tiene por primera vez el timón del barco que llevará a nuestro querido arácnido al puerto que todos deseamos... o no?
Cuando Sam Raimi filmó allá por el 2002 su Spider-man tuve sentimientos encontrados. Aunque en terminos generales la película estaba bien, había bastantes detalles que hicieron que no me acabase de convencer, a saber, aspectos como el traje del duende verde o la ausencia de lanzarredes, la falta de picardía de Mary Jane o el aura infantiloide, aumentada por un doblaje lleno de expresiones cursis y voces de falsete.... Luego llegó Spider-man 2 que ofreció más de lo mismo, y la 3 donde hubo un bajón apreciable de calidad, no visualmente sino en conjunto. De todas estas películas siempre dije lo mismo: que estaban bien pero me resultaban un tanto ñoñas. Posteriormente allá por 2012 Mark Webb toma el relevo y en su reboot nos muestra un Spiderman más adolescente y espabilado, y sin ñoñerías aunque con unas carencias graves en cuanto a villanos e historia...y cuando todo parecía perdido...llega la escena de Spiderman en Cilvil War. Las mentes de los más frikis del lugar ( y por supuesto la mía ) experimentó algo parecido a un orgasmo multiple al ver a este prometedor Spiderman entre los Vengadores. La ilusión y las ganas de soñar estaban servidas y las voces de los más críticos con las anteriores entregas de Sony se alzaron fuertes con la promesa de un mañana mejor de la mano de Marvel. Y tras poco más de un año...allí me encontraba. El día del estreno, en la sesión de noche, expectante y entusiasmado, y como no podía ser de otro modo...me decepcionó.
La película no es mala. Lo que molesta de esta película es lo que podía haber sido y no fue. Muchas veces hablamos de una buena o mala película en un sentido técnico, interpretativo, personal... Realmente es difícil saber a ciencia cierta qué hace a algo bueno o malo, pero a veces el resultado no podemos atribuirlo a algo concreto sino al conjunto en sí. Y este conjunto, a pesar de Mark Holland, de Michael keaton, de su integración en el universo Marvel, de los efectos especiales y de la mano de Marvel... resulta flojo. Por fin se habían alinearon todos los astros en favor de lo imposible, una oportunidad imperdible para que Marvel diera la razón a todos aquellos que despotricaban contra Sony y su Spiderman, como si ésta le hubiese robado antaño los derechos del personaje a Marvel y estuviera en la obligación de devolverlos porque asi lo demandan las masas. Pues bien, el tiempo termina por dar la razón a quien la tenía y esta película queda, dentro del universo Marvel, como una de las peores. Me duele de corazón decir esto pero así lo siento. En la zona de spoilers daré mas detalles pero baste decir que Spiderman es mucho más que esto. Si antes acusaba a las pelis de Sam Raimi de ñoñas, el calificativo que merece ésta es de niñatada: un argumento poco trabajado pero donde se nota la mano de hasta ocho guionistas, un humor que pierde fuelle cuando no surge del trepamuros, especialmente triste esto en el caso de Tony Stark, en su peor momento por falta de gracia; unos personajes secundarios que se cepillan toda licencia conocida y son olvidables, un Michael Keaton desaprovechadísimo, inverosimilidad en la historia, acción muy del montón y que luce muy poco al trepamuros... Todo este conjunto ha hecho para mí una película aburrida y que como mucho llega al "está bien" sin mucho etusiasmo, Tom Holland es un buen Spiderman pues da el perfil y tiene más Peter Parker que los anteriores, pero al personaje que ha construido le faltan elementos importantes que conforman al bueno de Spidey (ver spoilers) En fin, que más me hubiera gustado a mí que decir que la película es la caña. Parece que así piensan la mayoría de críticos y youtubers, que están alucinando con lo buena que es. No sé qué película vieron ni bajo los efectos de qué. Yo tengo claro que Spiderman es mucho más que un actor que nos recuerde a Peter parker más que los anteriores, y ahora entiendo el valor de lo que hizo Raimi. Los comics de Spiderman, no lo olvidemos, estaban hechos antaño para niños y jóvenes. El Spiderman de Raimi me recuerda mucho al Spiderman de Romita y todos pueden disfrutar del bueno de Peter como un héroe de verdad, ñoñerias incluidas. Sin embargo no he podido conectar con el Spiderman de Jon Watts de la misma manera y no me he sentido identificado con él, un personaje menos intemporal que el Spiderman de Raimi y construido para satisfacer a un público concreto. Querido Sam Raimi, lo siento. Es decir, sigo pensando que tus pelis de Spiderman son ñoñas a ratos. Pero ahora entiendo por qué lo hiciste y por qué al menos Spider-man 1 y 2 son mejores que Spiderman Homecoming.
[Leer más +]
42 de 63 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
El mejor Spiderman, la peor película
Me alegra ver que Spiderman vuelve a la gran pantalla de una forma respetuosa, sin ser una caricatura de sus miedos (Maguire) o de sus pasiones adolescentes (Garfield). Tom Holland da vida a un increíble Spiderman que es humano, satírico, gracioso e incluso un poco egoísta. Pero todo el respeto que se le ha dado al personaje como concepto es el mismo que le ha faltado a todo lo demás.

En esta película, este magnífico Spiderman será tratado como un niño de forma TAN constante que resulta hasta ácido de ver en algunas escenas. Su entorno es tan banal que no transmite nada. Todos los personajes secundarios son relleno que no aporta nada a la película, posiblemente porque son estereotipos caricaturescos. Y sus relaciones con Peter no tienen dirección ninguna; están ahí porque tienen que estar, porque tiene que haber secundarios. No aportan nada, no hacen avanzar la historia.

Lo peor de la película es la acción. Se nota tan absolutamente desinflada que a veces da hasta risa. Escenas que deberían ser climáticas arruinadas por escenarios mal elegidos que no dejan brillar a nuestro superhéroe. Y ya no hablemos de la obcecación de Marvel por convertir sus películas en infantibles, con constantes bromitas estúpidas fuera de lugar. Efectivamente, Spiderman es así, bromista. PERO SOLO SPIDERMAN. No faltan oportunidades de que hasta el policía de turno se haga el gracioso. Esto no solo cansa, sino que es totalmente anticlimático en algunas escenas. El espectador espera 2 horas en pos de un grand finale o un combate emocionante que nunca llega. Y lo peor no es eso, sino que los propios combates no hacen avanzar la historia prácticamente nada.

El transfondo no me termina de convencer. Entiendo que el enfoque sea distinto, pero dónde está su culpabilidad por la muerte del Tío Ben? Dónde está "un gran poder conlleva una gran responsabilidad"?

Dónde está el Spiderman que vimos en Civil War? Era un Spiderman plenamente capacitado como superhéroe y con la dosis de humor adecuada, siendo un Spiderman joven pero maduro como Spiderman. Aquí las bromas resultan gastadas a la media hora, y parece haber un constante intento de dejar a Peter como un payaso inexperto. Hasta los propios delincuentes se lo dirán en según que momentos.

Este Spiderman era brillante, pero esta película solo parece un mero trámite para meterle en los Vengadores. Bravo por Holland. Pero los guionistas han logrado que Spiderman no se sienta el protagonista de su propia película.
[Leer más +]
42 de 71 usuarios han encontrado esta crítica útil