arrow

Dallas Buyers Club (2013)

Dallas Buyers Club
Trailer
7,5
49.746
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Basada en la vida real de Ron Woodroof, un cowboy de rodeo texano, drogadicto y mujeriego, al que en 1986 le diagnosticaron SIDA y le pronosticaron un mes de vida. Empezó entonces a tomar AZT, el único medicamento disponible en aquella época para luchar contra tan terrible enfermedad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Dallas Buyers Club
Duración
117 min.
Estreno
14 de marzo de 2014
Guion
Craig Borten, Melisa Wallack
Música
Varios
Fotografía
Yves Bélanger
Productora
Truth Entertainment / Voltage Pictures / R² Films / Evolution Independent. Distribuida por Focus Features
Género
Drama Biográfico Basado en hechos reales Drogas Enfermedad SIDA Años 80 Años 90 Cine independiente USA
6
Película correcta con interpretaciones explosivas
Nunca he sido un fan del cine de Jean-Marc Vallée, para qué negarlo, y de hecho su archipopular "Crazy" (2005) no me emociona en exceso. No obstante creo que tiene talento para la puesta en escena y que, cuando le dejan, puede dar de sí bastante más que lo que se ha visto hasta la fecha. "Dallas Buyers Club" no va a cambiar mi opinión sobre su carrera pero tampoco va a torcer las cosas, porque aunque se trata de una película sencilla, con una planificación muy básica, al menos tiene a bien alejarse del academicismo (algo que ahogaba, en parte, a "La reina Victoria") para tratar un tema más enfático y necesitado de una dirección enérgica, incluso descuidada.

En "Dallas Buyers Club" se cuenta la historia de un hombre que tras descubrir que tiene SIDA y que le quedan 30 días de vida decide no cerrarse las puertas y luchar para seguir adelante. No hay un drama afectado al estilo de la "Philadelphia" de Jonathan Demme (1993), sino que esto se acerca más a una narración de los hermanos Coen que a algo a la caza de premios importantes. Bueno, esto en relación a los aspectos puramente formales, porque está claro que tanto Matthew McConaughey como Jared Leto van a lo que van. A veces molesta un poco la actitud de algunos actores a la hora de abordar estos films, pero cuando lo logran, uno lo admite: ambos están magníficos. La pérdida de peso y modificación física tienen una razón de ser más allá del puro exhibicionismo, por lo que -por mi parte- no hay quejas.

El mayor problema de un trabajo como el que ha facturado Vallée es que se dé de bruces con la indiferencia. Sí, tiene dos grandes interpretaciones masculinas, dura dos horas que se pasan rápido, y aborda un tema dramático de tal forma que termina por contagiar su alegría. Está "hecha para gustar" a las masas, con todo lo bueno y lo malo que tienen estos trabajos con un objetivo tan definido. En resumen: una película entretenida, y correcta, que se eleva gracias a sus actores principales. No cambiará el mundo, pero verla es una opción válida.
[Leer más +]
122 de 153 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una buena historia
La historia, real, podría haber sido muchas cosas, pero no es ninguna mala. Podría haber sido muy sensiblera, pero se queda en la orilla de la sensiblería, lo justo para conmover pero sin pedazos rosas innecesarios, lo cual deja lugar al pensamiento, a la conmoción, deja, de hecho, un poco de mal cuerpo.
Cuenta su argumento sin ambages y mostrando una parte curiosa, la de la ignorancia que sobre el SIDA hubo durante mucho tiempo, donde se pensaba que era una enfermedad de homosexuales nada más. Roza este problema y muestra la sorpresa que produce la infección por heterosexuales, pero de una forma poco sensiblera, sin drama, y aún así muestra todo el drama que supone esta enfermedad para quien es contagiado en los primeros años de su aparición, lleno de conmoción y de miedos por la mucha ignorancia.
La segunda crítica, la que hace contra el sistema (fundamentalmente sanitario y farmacéutico), de nuevo deja mucho a la voluntad del espectador lo cual se agradece. Es muy crítica pero sin cebarse en ella. El espectador tiene la oportunidad de pensar por él mismo, de sacar sus propias conclusiones al respecto. La cinta no fuerza el pensamiento, muestra lo que hay, sin más, muy duro, pero uno puede sentirse en libertad para aceptarlo o no. Y sinceramente se agradece mucho, porque uno siente esa dureza pero no se siente arrastrado por ella hacia una opinión formada por uno mismo, es sólo una invitación.
Sin duda una de las mejores películas del 2013. También por las imágenes que juegan muy bien para llevar la película a un buen fin. La performance de los protagonistas no deja nada que desear, antes al contrario, son excelentes en su papel y te ayudan a comprender el enorme problema que plantea el film.
Merece la pena ser vista.
[Leer más +]
69 de 84 usuarios han encontrado esta crítica útil