arrow

Juan Nadie (1941)

Juan Nadie
Trailer
7,6
5.814
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuando un magnate compra un periódico y despide a casi todo el personal, una intrépida periodista decide publicar una falsa e incendiaria carta que lleva la firma de Juan Nadie. En ella se anuncia el suicidio de uno de los empleados despedidos. El éxito del artículo es tal que el periódico decide crear un Juan Nadie y, con este fin, contrata a un vagabundo que acaba convirtiéndose en un personaje extraordinariamente popular. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Meet John Doe
Duración
122 min.
Guion
Robert Riskin (Historia: Richard Connell, Robert Presnell Sr)
Música
Dimitri Tiomkin
Fotografía
George Barnes (B&W)
Productora
Frank Capra Productions. Distribuida por Warner Bros Pictures
Género
Drama Periodismo Drama social
8
EN LA LÍNEA CAPRA
Estoy considerando seriamente la posibilidad de conceder a Frank Capra una autorización de estancia permanente en mi Partenón Olímpico particular de dioses cinéfilos, junto a los Wilder, Lubitsch, Lang, Hitchcock y Ford. Ha pasado algún tiempo, tal vez excesivo, desde las últimas incorporaciones y de vez en cuando hay que renovarse porque la alternativa es morir y morir por morir mejor morirse con la muerte en los talones, debatiéndose entre el to be or not to be, con Perdición ó Perversidad y siendo un hombre tranquilo ó incluso un Juan Nadie, que de un disparo errático y azaroso de bodriosos pistoleros daltonianos ó inmerso en Showtimes televisivos con salsa rosa a discreción.

Pero aquí, además de a hablarles de Capra, he venido a comentar la película Juan Nadie. Y Juan Nadie es una obra muy en la línea Capra, esa línea que se mueve entre la utopía de los sueños y el desencanto de las realidades, una línea de supervivencia necesaria para una sociedad en depresión y necesitada de esperanzas, una línea de poner una sonrisa en rostros ensombrecidos por la cotidianeidad de una América en crisis. Una línea, en definitiva, necesaria para la sociedad USA de los años 30 tan precisada de vitaminas morales para continuar sobreviviendo como de moralinas demo cristianas ó simplemente humanas para darle sentidos a su existencia.

Y estoy con ustedes en que Barbara Stanwyck le van más los papeles de mujer capaz de llevar a la perdición al más íntegro de los varones que aquellos de periodista sensacionalista con recatados hábitos monjiles en el tintero y también comulgo con la idea de que Gary Cooper está siempre más cerca del solo ante el peligro que de un revolucionario de multitudes forzado por el hambre. En todo eso estamos de acuerdo. Pero ¿Me negarán que el discurso-definición de Walter Brennan en su papel de Coronel sobre las sanguijuelas es de los que crean afición ó adicción? ¿Me negarán que la fotografía es más que notable? ¿Qué me dicen de la música de Tiomkin? ¿Y del duelo de armónicas? Ok...No es el de banjos de Deliverance pero está bien. Y por último, ¿Acaso no es cierto que siempre hubo, hay y habrá quienes intentan cambiar multitudes por votos y quienes intentan la manipulación de las masas?

Capra, se sale literalmente con ¡Que bello es vivir!, con Arsénico por compasión ó con Un gangster para un milagro. Incluso ese cuento-film ambientado en el Shangri-La tibetano (Horizontes perdidos) tiene momentos encantadores aunque no sea su mejor trabajo. Y Juan Nadie lo mismo. Es una buena realización. ¿Obra menor? Bueno. Si un Picasso menor siempre es un Picasso, pues un Capra menor siempre será un Capra. Ustedes me entienden… Seguro. No le estoy dando patente de corso. Simplemente que valoro la obra en su conjunto y me gusta. Si señor. Me gusta.
[Leer más +]
41 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Los ideales utópicos de un gran cineasta
Soy un ferviente defensor de este gran director. Me gusta esa sensiblería llena de buenas intenciones, esa apasionada defensa de los valores y virtudes del ser humano y esa incesante busqueda de una utópica sociedad ideal. Los personajes son bien dirigidos, la buena fotografía y bannda sonoras son una constante y lo ocurrentes de los diálogos nos dejan auténticas perlas inolvidables, etc. etc. etc. Dicha mi posición de defensa a ultranza de este gran director, también reconozco esta buena película no esta al nivel de sus obras maestras. Pero, ¿qué es mejor. una película mediocre de un cineasta mayúsculo como Capra o una buena película de tantos y tantos directores vulgares que inundan nuestros hogares?. Sin duda, yo me quedo con este genio que en cualquiera de sus películas logra momentos maravillosos.
[Leer más +]
16 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil