arrow

Bone Tomahawk (2015)

Bone Tomahawk
Trailer
6,5
10.433
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A la localidad de Bright Hope llega un forastero que rápidamente despierta las sospechas del sheriff, que termina por arrestarlo tras dispararle en la pierna. Samantha O'Dwyer se encarga de extraerle la bala en el calabozo. Pero esa noche un joven en un establo es asesinado y el ayudante del sheriff, la Sra. O'Dwyer y el detenido han desaparecido. Siguiendo la única pista que tiene, una flecha india, el sheriff buscará a la joven con la ayuda de algunos hombres, entre ellos un vaquero y un anciano. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Bone Tomahawk
Duración
133 min.
Estreno
11 de marzo de 2016
Guion
S. Craig Zahler
Música
Jeff Herriott, S. Craig Zahler
Fotografía
Benji Bakshi
Productora
Caliber Media Company / The Fyzz Facility / Realmbuilder Productions
Género
Western Aventuras Terror Secuestros / Desapariciones
9
De viajes polvorientos
En esencia, una de las misiones del cine es transportarnos a otro lugar y a otro tiempo, hacernos transitar por senderos que nunca hemos recorrido, y hacernos olvidar por unos minutos que, en realidad, nunca nos hemos levantado de la butaca. Al finalizar Bone Tomahawk, este sorprendente western crepuscular, constato para mi regocijo que no he perdido la sonrisa ni uno de los muchos minutos que dura la película, que he viajado junto a estos personajes, dejando atrás mis problemas y haciéndome partícipe de los suyos.

El director y escritor S. Craig Zahler nos trae aquí su ópera prima en forma de cine de género en clave de western. Pero definir Bone Tomahawk es más complejo que eso. El bajo presupuesto no ha impedido a Zahler rodar una cinta libérrima y fresca. Libre en la forma y en el contenido, libre en las temáticas y en el tono. Las piezas del puzle encajan prácticamente en todo momento.

Una de ellas es el ritmo interno al que somete al espectador. El tiempo pasa lentamente, se dilata, el espectador entra en resonancia con esa cadencia temporal y perdemos la noción del tiempo. El resultado es una hipnosis que impide despegar los ojos de la pantalla aunque en apariencia no esté sucediendo nada.

El punto de partida argumental no es demasiado nuevo (un secuestro y el posterior intento de rescate), pero la forma de desarrollarlo sí es original, mezclando de maneras a priori inverosímiles los géneros del western con el del terror. Estructuralmente es bastante arriesgada, pues, como si de una road movie en toda regla se tratara, tres cuartas partes de la película están dedicadas a mostrar a los cuatro protagonistas andando. Lo que importa pues es el viaje en sí. El preámbulo al mismo es más formulario, no por ello menos interesante. Al contrario, resulta totalmente elegante y define perfectamente a los personajes. El tramo final, cuando la temática da un giro más inesperado, aporta gran personalidad al conjunto.

La elección del casting resulta acertadísima. Russell se enfunda el papel de sheriff y le viene como anillo al dedo. El actor está totalmente a gusto y nos lo creemos en todo momento. A él y al resto del elenco. Y no es solo cuestión de verosimilitud, sino también de simpatía con el espectador.

Y aquí entra en juego la siguiente pieza de este bien engrasado engranaje. La escritura es magnífica. Las influencias pueden ser muchas: nos presenta unos personajes muy fordianos (como el de Matthew Fox), otros que podrían perfectamente estar sacados de Río bravo (el sheriff y su ayudante, remedos acertados de Wayne y Brennan en el clásico de Hawks), situaciones y diálogos que nos remiten a Tarantino (es inevitable en algunos momentos la comparación con su Django), y una tribu de indios que tiene más que ver con la de Holocausto Caníbal que con los comanches de siempre.

La música es casi anecdótica, y solo presenta unas pequeñas pinceladas en algunas transiciones entre escenas.
[Leer más +]
127 de 150 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Cuando Kurt cogió su fusil...
Esa sensación enorme de acabar de descubrir una joya. Una obra que para mí ya se ha convertido en Película de Culto.
Un bajo presupuesto, un director que se estrena... Pero que gusto por el cine. BONE TOMAHAWK es deliciosa. Es amor puro y duro por el Western en todo su ámbito. Porque no solo vemos a Ford o a Hawks... si no también a ese Eastwood, e incluso pinceladas de ese Django.
Pero ojo, no es ningún refrito de nada. La película tiene personalidad propia. Es un viaje con un ritmo lento, pero que te atrapa... entras en la hipnosis acompañando a los personajes de esta Road Movie especial.
Y esos toques de Terror... pero del bueno, del que esperas. Aquí no hay sustos sino macabras situaciones inevitables.
Y por si fuera poco... el reparto. Mi admirado Kurt Russell está IM PRE SIO NAN TE ... y como John Wayne tenía a su Walter Brenan en Rio Bravo, Russell tiene a un fabuloso Richard Jenkins para recordar esa pareja. Tenemos a un solvente Patrick Wilson haciendo un papel hecho a medida... y nuestro cuarto hombre, y para mí la sorpresa por lo inesperado, un grandísimo Mathew Fox, bordando un papel totalmente diferente a todo lo que ha hecho anteriormente.
Guion, fotografía, reparto, vestuario, puesta en escena... Para mí la sorpresa del año. Otra compra obligada.

P.S.: No hay NADIE mas duro que Kurt Russell... Ni Chuck Norris, ni Putin, ni Goku.... NADIE.
[Leer más +]
62 de 84 usuarios han encontrado esta crítica útil