arrow

Seis puntos sobre Emma (2011)

Seis puntos sobre Emma
Trailer
5,8
1.924
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Emma tiene casi treinta años y, aunque es ciega, vive obsesionada con el deseo de ser madre. Cuando descubre que su novio no podrá dejarla embarazada, rompe con él y emprende la búsqueda de un espermatozoide perfecto. Sin enamorarse, sin sentimientos. Parece fácil, pero no tardará en descubrir que su ceguera no reside únicamente en los ojos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
Seis puntos sobre Emma
Duración
87 min.
Estreno
11 de mayo de 2012
Guion
Roberto Pérez Toledo, Peter Andermatt
Música
David Cordero
Fotografía
Juan Antonio Castaño
Productora
La Mirada Producciones
Género
Drama Comedia Romance Discapacidad
5
El ciego es el amor
UNO.

Emma está a punto de cumplir los 30. Se hace un test de embarazo en un baño y al salir rompe con ‘Paquirri’ (lo siento por el encasillamiento, Antonio Velázquez). Nada nuevo, salvo por dos matices que afectan a la forma y el fondo:

1.- La solución dramática se debe a que el test ha salido negativo: ella quería quedarse embarazada a toda costa.

2.- Emma es ciega.

DOS.

Roberto Pérez Toledo no sólo quiere hablarnos del amor ciego sino de las otras cegueras que habitan en el amor. Si esos seis puntos ‘cardinales’ son aquellos con los que el braille compone otras sesenta y cuatro combinaciones diferentes, parecía habitar en esa comedia coral que proponía el heterogéneo grupo de apoyo al que asiste Emma. Pero esas posibilidades cómicas quedan parcialmente apartadas por la decisión de convertir la historia de la protagonista en un drama romántico con triángulo incluido, al contrario del tono que podría sugerir su cartel.

TRES.

Tampoco se hallan esas palabras que vuelven hacia su inicial narrador, como mostró en su cortometraje para Notodofilmfest “Rotos”. Ni tampoco se palpa la originalidad y sencillez de “Los Gritones”. Sí parece enlazar con “Vuelco”, aparte de rescatar a sus actores protagonistas, en estructurar la narración mediante puntos y recursos. También en retratar el amor extrasensorial cuando faltan otros sentidos, supuestamente básicos, para poderse enamorar ‘a primera vista’. Incluso está salpicada de chistes sobre discapacitados que parecen ablandar el drama existencial que, como espectadores y supuestos jueces, asignamos a ciertas personas tratándolas como víctimas y no como iguales.

CUATRO.

El problema que encuentro a “Seis puntos sobre Emma” es que el punto de vista inicial sobre su protagonista queda quebrado en otros personajes e historias incluso más idóneas interesantes. El amor que puede surgir entre una parapléjica y un atractivo gigoló tiene elementos más sugerentes que las penurias de una doble ciega: tanto física como ofuscada por su dañino e incomprensible egoísmo.

CINCO.

Tal vez ese drama con elementos de comedia no debería ser tan tremendista en su aspecto sentimental y no abandonar las cuatro paredes que forman ese grupo de apoyo. El director quería potenciar ese aspecto de fortaleza de un personaje que aparentemente podría ser débil y victimísta, debido a su ceguera. Una fortaleza que empieza a resquebrajarse por la fragilidad de enamorarse y la expone a lo que trataba de evitar.

SEIS.

La película funciona y Roberto Pérez Toledo aporta tacto e inteligencia al retratar una historia y conjunto que supone una bocanada de aire fresco para ese cine español maniatado en clichés. Si se hacen las cosas así, todo irá mejor en el futuro. No obstante, y egoístamente, quería que “Seis puntos sobre Emma” fuera otra película distinta. No sé si su cartel me deslumbró, si ese gorro de lana con forma de oso me ofuscó o si tal vez, simplemente, el ciego sea yo.
[Leer más +]
18 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Ojos que no ven...
Hay muchas cosas por las que los canarios podemos decir eso de ‘¡Qué suerte vivir aquí!’, tal y como reza la famosa frase promocional de una marca de cerveza. En lo que respecta al cine sí que nos podemos quejar de que las entradas están por encima de la media de coste del país pero no del aumento de nivel de producción cinematográfica que hemos experimentado recientemente, pues en los últimos años hemos acogido rodajes internacionales como el de Furia de titanes y secuela y los de varias películas españolas como Los abrazos rotos o Una hora más en Canarias. Seis puntos sobre Emma, debut en largo del lanzaroteño Roberto Pérez Toledo, ha sido una de las más recientes, y los canarios hemos tenido la suerte de verla en primicia antes que el resto de España, donde se estrenará a lo largo del 2012.

Seis puntos sobre Emma es una pequeña película cargada de buenas intenciones y sentimientos, que no de sentimentalismos. Uno de sus grandes aciertos es el abordar el tema de la discapacidad sin forzar el drama, sino con mucha humanidad. A través de las experiencias de los integrantes del grupo de terapia al que asiste la protagonista, descubrimos que una discapacidad puede ser o no un problema a la hora de entablar relación con otras personas, porque los puede haber mucho peores, como la soledad autoimpuesta por Emma, que ha creado una muralla a su alrededor motivada por su necesidad de ser libre y autónoma sin tener en cuenta su ceguera, convirtiéndose su necesidad de ser madre en su máxima prioridad para poder reafirmarse a sí misma.

Emma cobra vida gracias a la vigorosa interpretación de Verónica Echegui, una de las actrices más camaleónicas de la actual cantera del cine español. Su interpretación se siente muy natural tanto al nivel físico como al emocional, si conectamos con la historia y con su personaje es en gran medida gracias a ella. Álex García y Fernando Tielve conforman los otros dos vértices del peculiar triángulo amoroso en el que se centra la película, cada uno aportándole cosas diferentes al personaje de Emma. Los secundarios, al tener muchos de ellos relación directa con el ámbito de la discapacidad, aportan verismo y autenticidad al conjunto con sus intervenciones.

La sencillez y modestia de Seis puntos sobre Emma puede jugar tanto a su favor como en su contra, pero sin duda debe valorarse como un soplo de aire fresco ante tanto drama afectado y con pretensiones de trascender. Esta película no las tiene y se nota, así como el pasado como de su director en el mundo del corto por el realismo y la naturalidad en los retazos de vidas cotidianas que plasma en el filme. Y además, con Tenerife como incomparable emplazamiento de la acción, con la única función de servir telón de fondo a la narración, sin recurrir a innecesarias imágenes de postal. Todo un lujo.
[Leer más +]
15 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil