arrow

Serpientes a bordo (2009)

2,0
222
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En una remota isla del Pacífico, en el corazón de la jungla vive una nueva especie de serpientes mutantes. La misión del comandante James O'Neill consiste en capturarlas para que se realicen experimentos con ellas. Para impedirlo, el Gobierno chino sitia la zona. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Silent Venom
Guion
Mark Sanderson
Música
Stu Goldberg
Fotografía
Theo Angell
Productora
Baby Steps Entertainment Inc. / Cinamour Entertainment
Género
Acción Thriller Terror Serie B Animales Serpientes
1
Muy chunga
He visto hasta el minuto 10. Luego la pasé a "velocidad absurda" y después la borré. El típico telefilme con efectos especiales generados por Playstation (uno) y calcetines con botones en lugar de ojos para los primeros planos. Si ves la serpiente del minuto 3 y no la quitas es porque ya te has quedado dormido. A mí es que me hacía ilusión ser el primero en puntuar una peli... Toma ilusión. Toma truño. No hagáis que mi sacrificio sea en vano; no la veáis... Suerte
[Leer más +]
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Caspa a raudales
Serpientes a bordo vendría a ser la respuesta hipercasposa a esa serie B con ínfulas titulada Serpientes en el avión (Snakes on a Plane), sólo que se sustituye el medio de transporte y a Samuel L. Jackson por Luke Perry. Además, los efectos especiales son tan cutres que avergonzarían al mismísimo Ed Wood (atención a la serpiente madre, hermana desnutrida y purulenta de la que protagonizó la igualmente risible Anaconda). Por cierto, el pobre Tom Berenguer también se deja caer por pantalla.

La historia, por llamarla de algún modo, nos muestra cómo un grupo de personas, lideradas por los personajes de Luke Perry y Krista Allen, quien da vida a una científica que nada tiene que envidiar (ejem) a la Tara Reid de Alone in the Dark o a la Denise Richards de El mundo nunca es suficiente (The World is Not Enough), deben lidiar con unas venenosísimas serpientes que han escapado mientras eran trasladadas en submarino. Pero al grano, este trabajo (con sus bochornosos diálogos, sus terribles interpretaciones y su penoso acabado) sólo puede ser catalogado de diarreico. Recomendaría huir de él como de la peste.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil