arrow

Vatel (2000)

Vatel
Trailer
6,3
2.740
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
François Vatel es el leal y devoto maestro de ceremonias del arruinado Príncipe de Condé. El aristócrata necesita recuperar el favor del rey Luis XIV (1643-1715) y espera que éste le otorgue el mando de las tropas en una nueva guerra contra Holanda. Por ello, cuando el rey, acompañado de la corte, decide visitar a Condé en su castillo de Chantilly, éste le encarga a Vatel que organice, sin escatimar en gastos, una espectacular recepción que durará tres días y tres noches. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Vatel
Duración
116 min.
Guion
Jeanne Labrune (Adaptación: Tom Stoppard)
Música
Ennio Morricone
Fotografía
Robert Fraisse
Productora
Coproducción GB-Francia
Género
Drama Drama de época Histórico Siglo XVII Biográfico Cocina
8
Un canto a la libertad bajo una estética barroca y preciosista
Película injustamente olvidada. Pasó por nuestro país sin pena ni gloria y realmente merece la pena. La fotografía es espectacular y no se queda ahí, la crítica social a los excesos de una época (la Francia del siglo XVII) le da profundidad a su argumento: las peripecias de un maestro de ceremonias en una comitiva al rey en la que se decidirá el futuro del país. No es perfecta pero se encuentra muy por encima de las películas que suelen llegar a nuestros cines, no dudaría en recomendarla aunque fuera solo por su como experiencia visual.
[Leer más +]
29 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Sostenía Klaus Kinski...
Sostenía Klaus Kinski en su inenarrable autobiografía "Yo necesito amor" que "en las películas francesas sólo se jala y se priva". Según él, en el cine francés jamás falta una escena en la que los protagonistas se sienten a una mesa a beber y comer. Venga a cuento o no. Esta película no es francesa, aunque el protagonista, Depardieu, sí lo sea. Y como habla de franceses, ¡nada menos que del Rey Sol!, pues se jala y se priva mucho, muchísimo. La puesta en escena de los banquetes es pantagruélica, barroca, excesiva. Joffé fabula acerca de por qué se suicidó el reputado cocinero y maestro de ceremonias François Vatel, en el tercer día de los fastuosos banquetes con que el príncipe de Condé intentó ganarse el favor de Luis XIV. Su teoría parece mucho más sólida que la leyenda donde se afirma que Vatel se suicidó al saber que el pescado no llegaría a tiempo para el banquete de mediodía. El Vatel de Joffé se suicida al sentirse marioneta de unos cortesanos a los que ha admirado erróneamente, que se lo juegan en una partida de naipes y a los que sabe que no podrá soportar en Versalles. El gigantesco Versalles se convierte para Vatel en un "paso demasiado estrecho".

Bien interpretada, bien ambientada con una maravillosa puesta en escena. La banda sonora es envolvente y hermosa: partitura del siempre genial Morricone. Hay algo en ella, un no-se-qué que le impide convertirse en un filme clásico. No lo sabría definir. Aún así es una película muy interesante de ver y disfrutar, espectáculo visual sin parangón con interpretaciones sobresalientes de Depardieu, Tim Roth y la poco aprovechada Uma Thurman.

Recomendada. Aunque os aconsejo que la veáis con el estómago lleno, porque con tanta comida entra hambre.
[Leer más +]
27 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil