arrow

Muertos de risa (1999)

Muertos de risa
Trailer
5,0
15.565
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Nino y Bruno son dos famosos humoristas de los años setenta que, a lo largo de los años, han ido forjando un odio mutuo que, en parte, ha sido la base sobre la que han cimentado su éxito. Una gala de Nochevieja en televisión, que supondrá el final para el dúo, es el momento a partir del cual la historia se remonta a sus orígenes. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Muertos de risa
Duración
109 min.
Guion
Álex de la Iglesia, Jorge Guerricaechevarría
Música
Roque Baños
Fotografía
Flavio Martínez Labiano
Productora
Lolafilms
Género
Comedia Comedia negra Años 70
7
Cuarto Milenio.
Uno de esos casos Expediente X de nuestro cine, “Muertos de risa”, una película que sin ser perfecta alcanza varios de los mejores momentos de todo el cine de Álex de la Iglesia, fue y sigue siendo tratada como si fuera un telefilm de antena 3. No sé el motivo y no pienso dedicar un minuto a averiguarlo. Puede que sea porque Santiago Segura después del éxito de “Torrente” empezó a ser odiado por mucha gente o simplemente porque querían de Álex que fuera más tarantiniano.

Me es indiferente, me quedo con algunos golpes para “morirte de risa”, con una pareja de cómicos con una química que ya quisieran los americanos-sin olvidar a un tremendo Ángulo- y con un trasfondo político y social muy bien abordado y mejor puesto en imágenes en lo que es una de las películas más técnicamente cuidadas del cine de Álex de la Iglesia

A los que la defendemos sin complejos, pero también sabiendo que no es una obra maestra, siempre nos quedará esa imitación de Nino Bravo cantando “Noelia”… y la cabra de la Legión.

Nota: 6,8.
[Leer más +]
63 de 69 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Eres mío...cabronazo.
Obra maestra de Alex de la Iglesia y me ánimo a más, del cine español. La historia de los dúos cómicos que parecen llevarse bien pero en el fondo se odian, es bastante conocida en la historia del cine. Pero acá ese genio de Alex se atreve a llevarlo todo a su máxima expresión. Por supuesto que nada sería posible sin ese trío maravilloso y único que forman Segura, El Gran Wyoming y Angulo. Juro que me he reído hasta las lágrimas. Nino y Bruno los protagonistas pasan por todos los estadíos de las estrellas que son: el comienzo, el espléndor y bueno, el ocaso. Entre tortazos y palízas se van odiando y envidíando hasta llegar a un final digno de de la Iglesia. Me resulta extraño que en España la hayan defenestrado tanto, acá en Argentina amamos este film y algunos de sus chistes ya forman parte de nuestro vocabulario popular. Alex es un maestro y ésta su mejor película.
[Leer más +]
50 de 67 usuarios han encontrado esta crítica útil