arrow

La primera sirena (1952)

La primera sirena
Trailer
5,3
107
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Musical basado en la vida de Annette Kellerman, antigua estrella de la natación sincronizada. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Million Dollar Mermaid
Duración
115 min.
Guion
Everett Freeman
Música
Adolph Deutsch
Fotografía
George J. Folsey
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer
Género
Musical Biográfico Natación
2
Tritón, ahógalas a todas
De pequeño me tragué las películas de Esther Williams por la la sencilla razón que a mi madre y a mis hermanas les encantaban. Realmente, ésta no se cuál es en realidad porque me parecen todas iguales.

Si ya me cuesta entender que haya tantos programas en la televisión en que la gente se dedica a bailar, imagínense esto de bailar en el agua. Es lo más ridículo que uno ha visto en su vida. Y lo más alucinante es que encima es deporte olímpico y todo. Natación sincronizada le llaman. Qué cosa más absurda. ¿Y por qué no existe el ciclismo sincronizado o coreografías de tenis? En fin, me parece más razonable que la petanca fuese olímpica. Además no es discrimanotoria y pueden jugar hombre y mujeres. A esto por lo visto no.

Lo que es increíble es que un tipo como Melvyn LeRoy que ha hecho la mejor película carcelaria de siempre, "Soy un fugitivo", se rebaje a hacer absurdas películas de piscinas con danzarinas. Encima el galán es Victor Mature, jojo. ¿Se lo imaginan chapoteando en el agua?

Emulando al gran Manolo Morán en “Bienvenido, Mister Marshall”, de las películas de este engendro de género sólo se me ocurre decir: Cursiladas y mamarrachadas.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El verano no es verano sin película de Esther Williams...
... o algo parecido era el slogan de la Metro al promocionar las películas de Esther Williams, una nadadora olímpica que se vió convertida en estrella de cine a raíz del enorme éxito, a nivel mundial, de 'Escuela de sirenas', su primera película como protagonista, éxito que le valió el honor de que, a partir de ahí, la poderosa productora manufacturase una buena serie de películas cortadas por el mismo patrón -a la medida exacta de los 'talentos' de la sirena, claro-, y que funcionaron divinamente en taquilla hasta que la fórmula, lógicamente, se agotó.

En 'La primera sirena', puede decirse que hubo ciertos cambios en el molde acostumbrado, ya que no se trató esta vez de la consabida comedia ligera, generalmente con, además de los consabidos chapuzones de la estrella- números musicales -que a veces casi llegaban a justificar la película, como los bailes de Cyd Charisse y Ricardo Montalbán en 'En una isla contigo'-, galanes latinos o 'all-american' -o ambos, y a los que Esther siempre ponía 'en remojo'- y, también inevitables, algún cómico inosportable -mayormente Red Skelton- y la orquesta de Xavier Cugat.

El título que nos ocupa, sin duda el mejor de la filmografía de la actriz, es un melodramático biopic basado en la vida de la nadadora australiana Anette Kellerman, que se beneficia de la excelente dirección de Mervyn Leroy, unos de los grandes 'chicos para todo' de la metro, con una carrera más que interesante, y, en los números musico-acuáticos, de la coreografía y dirección del genial Busby Berkeley, que, por fin, y en los estudios de la metro, pudo experimentar en color todos los delirios de sus obras maestras de la Warner, dando como resultado una sólida y disfrutable película... estrictamente desaconsejable a todo aquel que no sea capaz de 'entrar en situación' -pongamos , por ejemplo que es como si a un espectador de los 40/50, asistiese, sin información previa, a casi la mayoría de las propuestas del cine de hoy-.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil