arrow

Texas Rising (Miniserie de TV) (2015)

5,3
58
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
8
Western clásico en la televisión moderna
Infravalorada miniserie por la puntuación que saca en estos lares (apenas 5,4 en el momento de escribir esta reseña, más generoso es IMDb que le da un 6,7), toca reivindicar esta primera temporada de Texas Rising de genuino sabor clásico del cine de aventuras que transporta al espectador al Lejano Oeste con todos sus alicientes.

Arranca el primer capítulo en las cenizas de El Álamo donde en 1836 encontró su final el legendario Davy Crockett frente a los dragones del general Santa Anna, el llamado en aquella época Napoleón del Oeste (quien por cierto pocos años antes había vencido a las tropas españolas en la batalla de Tampico certificando la independencia de México), una fuerza militar arrolladora que avanza imparable anexionándose el territorio al sur de los incipientes Estados Unidos.

A lo largo de los cinco capítulos que conforman la temporada asistiremos en primera línea de fuego, y a grandes rasgos (no en los detalles, se toma muchas licencias) con cierta precisión histórica, a la defensa ofrecida por el bando liderado por el general Samuel Houston y su cuerpo de Rangers, en una suerte de obra coral con múltiples personajes y personalidades históricas. Naturalmente siempre desde el punto de vista tejano y su patriotismo, en este sentido el mayor defecto que le encuentro es el excesivo maniqueísmo con que trata al bando contrario, también a los indios, aunque la próxima temporada promete profundizar en estos últimos.

El grupo de Rangers compuesto por aventureros de pasado (y en ocasiones, presente) de lo más turbio, indisciplinados, pendencieros y sin embargo valerosos y audaces, ocupa un lugar privilegiado de la trama y cada uno de ellos se nos muestra con personalidad y destinos propios, pero no son ni con mucho el único punto de vista de la serie. Colonos buscando empezar una nueva vida en territorio salvaje, pistoleros buscavidas, tribus indias que asisten con cierta perplejidad al enfrentamiento entre los ejércitos mejicano y tejano, y por supuesto los generales que lideran ambos bandos, son algunos de los otros testigos a través de cuyos ojos seguimos la evolución de los acontecimientos, que aunque históricos y por tanto conocidos no detallo por no hacer spoilers.

Con cierto escepticismo sobre la condición humana, la idea de la redención y la esperanza ante las circunstancias más adversas parece planear a lo largo de toda la historia, la capacidad de personajes nada inocentes para levantarse tras la caída, retomar las riendas de la propia vida y arrojar algo de luz en la oscuridad que ofrece el mundo hostil y plagado de peligros mortales que les rodea. Todo ello cocinado con los ingredientes más clásicos del género, como la camaradería de quienes cabalgan juntos, el coraje, los tiroteos, las batallas, los ataques indios o las damiselas en apuros.

El director Roland Joffé ya había demostrado sobradamente su predilección por abordar la Historia con obras tan celebradas como The Mission (colonización de Suramérica), The Killing Fields (Jemeres Rojos en Camboya) o más recientemente There Be Dragons (Guerra Civil Española) y su buen hacer que vuelve a quedar patente en Texas Rising. Con habilidad, Joffé entrelaza diversas tramas y subtramas que trasladan al espectador un fundido en negro tras otro a lo largo de los numerosísimos episodios de la guerra de independencia tejana que componen cada hora y media que viene a durar cada capítulo. Particularmente lejos de hacerse largos siempre me quedaba con ganas de que continuaran, ese constante cambio de foco de la acción por lo general trepidante logra mantener estupendamente el interés. Ni que decir tiene que prestaré atención a la segunda temporada anunciada sobre las guerras contra los comanches.

El elenco de actores, fundamentalmente masculino dado el espíritu bélico de un metraje ambientado en un mundo donde las mujeres parecen condenadas a un segundo plano, en mi opinión hace un magnífico trabajo. Abundan los rostros conocidos (sobre todo de la pequeña pantalla) empezando por el actor tejano Bill Paxton (son muchas sus películas populares, pero sólo recordaré aquí su participación en otra miniserie del Oeste señera como es Hatfields & McCoys) que da vida a Sam Houston, Jeffrey Dean Morgan (se hizo popular con Grey's Anatomy, pero prefiero referir su papel en Watchmen) que compone un héroe otoñal, muy a destacar Brendan Fraser (saga The Mummy) interpretando a un indio mestizo incorporado a los Rangers, Gerardo Taracena (Apocalypto), así como secundarios de garantías como Jeremy Davies (Save Private Ryan) o Christopher McDonald (Boardwalk Empire, The Good Wife).

La femenidad y la belleza las ponen sobre todo Cynthia Addai-Robinson (Star Trek Into The Darkness, Arrow) que aquí se convierte en la auténtica "rosa amarilla de Texas" y Sarah Jones (House MD, Mr Jones). Mención especial merecen un Ray Liotta (Godfellas) casi irreconocible por su caracterización en un papel para el recuerdo, el veteranísimo Kris Kristofferson dando vida al presidente de los EEUU Andrew Jackson y Rob Morrow (el Dr Fleishmann de Northern Exposure).

En definitiva, se trata de un producto preparado y empaquetado a mayor gloria de los aficionados del género Western que con producción y medios del siglo XXI últimamente parece estar viviendo una segunda juventud.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Altamente recomendable
No es una obra maestra y los actores no son para Oscar, pero aparte de eso ha conseguido meterme de lleno en el salvaje oeste como cine y como historia. Se ve que le han puesto mimo y se nota, le he llegado a coger cariño a los personajes, buena banda sonora y grandes momentos de acción. Si os gustan las películas del oeste y las bélicas teneis que verla. Los episodios que duran aproximadamente hora y media cada uno, se me hicieron cortos. Espero ansiosa la segunda parte contra los Comanches.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil