arrow

Indomable (Haywire) (2011)

Indomable (Haywire)
Trailer
4,8
5.792
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La ex marine Mallory Kane (Gina Carano) es una agente secreto que trabaja para el sector privado, una experta en artes marciales a la que contratan diferentes gobiernos para llevar a cabo peligrosas misiones "extraoficiales". Una de sus últimas misiones fue la de liberar a un disidente chino secuestrado en Barcelona. Pero la operación tendrá unas consecuencias inesperadas, tanto para ella como para todos los altos cargos involucrados en la organización del rescate. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Haywire
Duración
93 min.
Estreno
2 de marzo de 2012
Guion
Lem Dobbs
Música
David Holmes
Fotografía
Steven Soderbergh
Productora
Relativity Studios
Género
Acción Thriller Cine independiente USA Espionaje Artes marciales Venganza
4
Marimacho letal
Pues oyes, que resulta que al Soderbergh le ha dado por hacer una de espías. ¿Querrá abarcar todos los géneros de aquí al 2020? ¿Tendrá algo que contarnos quizá para dentro de diez años?

La trama va de lo siguiente: una tipa bastante inexpresiva, y con cara de bruta, es una gran agente secreta. Reparte leches como panes, y se embarca en peligrosas misiones. De repente, ¡oh sorpresa de sorpresas!, ¡sus jefes la traicionan! Milagrosamente consigue escapar de la emboscada, y, a partir de ese momento, intenta averiguar por quién, cómo, y por qué ha sido traicionada. ¿Les suena? ¿Alguna vez habían escuchado algo semejante?

En fin, que se sucede lo de siempre. Con una estética personal muy marcada (que para algo dirige Soderbergh), con fotografía juguetona (que si ahora una tonalidad azul, que si cálida, que si te pongo unas lucecitas, que si uso un blanco y negro), y con una dirección con ciertas trazas de estilo europeo, se intenta hacer un Bourne femenino bastante vacío, insulso y vulgarote.

Los secundarios son muy buenos, y cumplen. Banderas se mesa mucho la barba y pasea su marcado acento. La protagonista transmite menos feeling que un pelador de patatas, y la trama se reduce a cuatro bobadas puestas la una detrás de otra. Nuestra buena Gina Carano luce palmito mientras pone caras de mala uva, toma la iniciativa en cuestiones sexuales (faltaría más), bebe para olvidar, y -eso sí- no fuma ni un mísero cigarrito.

En fin, se agradece que haya un par de peleas de vez en cuando, pero la película, además de ir de cool, y de pretender tener un estilo, es muy, muy, muy pobre. Y uno la olvida en cuanto sale del servicio tras la proyección.

¡Qué días aquéllos de "sexo, mentiras, y cintas de video"!
[Leer más +]
47 de 68 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Insobornable
“Indomable” ha caído en un momento en el que Ethan Hunt se ha consolidado como nuevo superhéroe internacional en “Misión imposible: Protocolo Fantasma” y en el que James Bond se ha bourneizado a la espera de confirmar si “Skyfall” de Sam Mendes va a ser hasta más ‘bourne’ que “El legado de Bourne” de Tony Gilroy. El género de acción, con tanto pulso y nervio, ha quedado remarcado por la vía del homenaje, pretendida desde el musculado de las dos entregas de “Los mercernarios”. A juzgar por la reacciones provocadas por el último filme de “Ocean's Eleven” parece que ha llegado en el momento menos adecuado tal vez por dar la espalda frontalmente a las modas vigentes y asimiladas.

Steven Soderbergh es uno de esos pocos cineastas en la actualidad que resultan insobornables. Pueden ir a contracorriente a voluntad y alevosía. A Soderbergh le apetecía hacer una cinta de acción pero saliéndose de esos márgenes actuales del cine comercial y ha querido buscar en los principios de James Bond escudriñando tomas largas bajo el mandato del plano general. Un cine sesentero y setentero que irrumpe de lleno en el mundo reinante del montaje efectista y el plano corto.
El director de “Traffic” ha buscado a una heroína real parida de las artes marciales mixtas y del cátodo de “Gladiadores Americanos” para encarnar a su protagonista. A Gina Carano únicamente se le puede echar en cara que en muchos primeros planos parece la hermana cachas de Britney Spears. El resto formaba parte del plan de Soderbergh al buscar esos planos secuencias donde retener el arrojo y dotes de esa 'indomable'. Con Carano no hay imposiciones ni colorantes en el encuadre y montaje. Puede correr más rápido que el operador de la steadycam y romper los márgenes del gran plano general.

Me imagino a Soderbergh pensando en combates a vida muerte en una habitación de un hotel, en un cuarto de baño o en una cafetería de mala muerte, en planos en las azoteas que podría haber filmado Jean-Pierre Melville, en la tensión hitchcockiana que conseguiría generar una huida ‘caminando’ por una acera, en el abrazo redentor de un padre a su hija ‘pantera’ que podría haber parido Tourneur o en un gran combate en una playa al anochecer que no desentonaría en “La tumba india” o “El tigre de Esnapur” de Fritz Lang. Pero todo lo anterior brilla individualmente y al mismo tiempo apaga el conjunto. Tal vez sea porque “Indomable” me parece una gran película en la mente del cineasta cuyo mayor error ha sido no trascribirse correctamente en el papel y su peor perdición ha estado en no poder atrapar toda su genialidad en el interior de una pantalla.
A veces ser tan indomable e insobornable te conduce al mismo centro de un inhabitado oasis que el resto del mundo ve como un áspero y seco desierto. Esperemos que Soderbergh nos guíe correctamente al mismo en su próxima película.
[Leer más +]
25 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil