arrow

Los Doce del Patibulo: La próxima misión (TV) (1985)

6,6
547
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Septiembre de 1944: los servicios de inteligencia de los aliados se enteran de que el coronel Sepp Dietriech encabeza un complot para asesinar a Hitler. El general Worden le encarga al Mayor Reisman, un oficial con un brillante historial aunque no muy disciplinado, dirigir un comando suicida cuyo objetivo será matar a Dietriech. Reisman deberá entrenar duramente a doce convictos extremadamente peligrosos que han sido condenados a muerte o a cadena perpetua. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Dirty Dozen: Next Mission (Dirty Dozen 2) (TV)
Duración
95 min.
Guion
Lukas Heller, Nunnally Johnson, Michael Kane (Novela: E.M. Nathanson)
Música
Richard Harvey
Fotografía
John Stanier
Productora
MGM/UA Television
Género
Bélico Acción II Guerra Mundial Secuela Telefilm
1
Totalmente prescindible
Esta secuela de "Doce del patíbulo" es tan prescindible como innecesaria, aunque pensaramos en ella como una película ajena a la original de Robert Aldrich. Es un total pastiche de su predecesora, los personajes son un mal remedo de los intepretados por Bronson, Casavettes, Sutherland, y además no se los dota de ninguna característica que haga que nos interesemos ni encariñemos por ellos. Aparte de ello, el ritmo de la película es cansino y el hilo argumental delirante por momentos.

En definitiva, vi la película un 1 de enero por la tarde en que estaba mortalmente aburrido, y esto acabó de matarme totalmente. No la recomiendo para nada.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Lee Marvin dieciocho años después.
Tras prácticamente dieciocho años desde la película firmada por Robert Aldrich que fue un éxito de taquilla y una película de culto, algún iluminado decidió hacer una secuela que se quedó para el mercado de la TV.

Contando con un excelente director, como Andrew V. McLaglen, y con la peregrina misión de acabar con un general nazi que deseaba atentar contra la vida de Hitler, porque el alto mando e inteligencia consideran que con Hitler la guerra se acabaría antes que con otro líder realmente preparado, vuelven a buscar a doce soldados patibularios sin el carisma, la fuerza y el conocimiento por parte del espectador de las personalidades de los mismos que los originales, con lo que el resultado, a pesar de las correctas escenas bélicas, se quedan en demasiado poco, a pesar de contar con un Lee Marvin que apenas puede andar si el bastón y un Ernest Borgnine que realiza una intervención meramente testimonial.

Un aprobado, 5.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil