arrow

La flaqueza del bolchevique (2003)

La flaqueza del bolchevique
Trailer
6,7
13.600
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Madrid, otoño del 2002. Pablo López es un tipo normal. Tiene treinta y tantos años, trabaja en un banco de inversiones y está harto de todo. Un lunes, a las 9 de la mañana, en un atasco en pleno centro de la capital, su coche se empotra contra el descapotable Sonsoles, la chica más excéntrica de Madrid, que lo mete en un lío monumental con la policía y el seguro. Así que Pablo, para hacer más llevadero un otoño tan tedioso, decide dedicarse a putearla. Pero el día que conoce a María, la hermana de Sonsoles, su vida da un giro espectacular. Él, que nunca pensó que su existencia pudiera volver a tener sentido, ahora siente que no debe enamorarse de una chica de quince años. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
La flaqueza del bolchevique
Duración
95 min.
Guion
Manuel Martín Cuenca (Novela: Lorenzo Silva)
Música
Roque Baños
Fotografía
Alfonso Parra
Productora
Rioja Audiovisual
Género
Drama Romance Amistad
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Lorenzo Silva
7
Él los fusilaría a todos... menos a ella.
'La flaqueza del bolchevique' propone un juego lolitesco pero muy light. Muy dulce, dejando de lado la pasión y pintando un amor sin besos.

Es un agradable cuadro del amor (y la comprensión), creado a base de pinceladas de humanidad y enmarcado en la hostil vida de un hombre (magnífico Tosar) que encuentra una vía de escape a su nihilismo gracias a una joven (te amo, María Valverde) que despierta en él una llama que parecía ya consumida.

La historia, por momentos desarrollada de una forma un tanto desequilibrada pero siempre muy fluída, logra atesorar frases y momentos dignos del buen cine, con la preciosa música de (cómo no) Roque Baños y los de Extremoduro dando caña detrás del momento adecuado. Escasas veces pierde el hilo, pero con la (magnífica) escena final parece que no acaba de pulir las aristas del cuadro, que quedan un tanto desiguales, porque si bien el halo trágico le da un bello apunte final al film, lo por otrora efectista de la escena acaba por desembocar en un final contundente pero inevitablemente atropellado (quizá como la vida...).

Ahora, no puedo sino dedicar un párrafo entero a esa delicada, hermosa criatura llamada María Valverde, light of my life (Pablo Kurt dixit), que aquí nos ofrece como por arte de magia su mejor papel, lleno de erotismo, dulzura y pura y dura naturalidad. Esa chica que, como a Tosar, nos enamoró a todos.

Lo mejor: María Valverde.

Lo peor: ciertos baches de guión.
[Leer más +]
77 de 86 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Los títulos...
No entiendo la supuesta disociación que algunos ven entre el título y la película. Yo no he leído la novela y no creo que engañe en absoluto. Eso sí, es un título voluntariamente barroco, no nos adelanta el tema como lo haría, por ejemplo, un ensayo. Pero el cine de ficción es arte, señores. El protagonista es un hombre inteligente de orígenes obreros que llega a ser alto ejecutivo, y sin embargo se siente prostituido. Por a si alguien no le queda claro, incluso llega a explicarlo con detalle en un diálogo. El inicio y el final de la película muestran como, por muy alto que haya llegado en esta sociedad, su situación es bastante frágil: a fin de cuentas sigue siendo un monigote de los que proceden de familias de Serrano y no de Carabanchel.

La trama no despista de ese discurso en absoluto, si acaso expone que el amor es la única escapatoria del personaje magistralmente interpretado por Luis Tosar para hacer soportable su vida. Y la única manera que encuentra, aunque inconsciente y subsidiariamente, de derribar esos muros clasistas que siguen quedando a su alrededor. En los títulos de crédito iniciales ya se le ve ojeando un libro con fotografías de Trostki y las hijas del Zar. Por lo que veo, si la intención del título fuese un bicho ya le habría picado a más de uno. Toda esta confusión con el título me recuerda un poco al despiste con el que se divirtió Kubrick en "Eyes wide shut", donde el fondo de la película hay bastante más acerca de lo poco que valemos para los poderosos de verdad que de sexo.

El guión no es tan sobresaliente como la actuación de Tosar y la magia de María Valverde, pero es correcto, lo que no puede decirse de la mayoría de las producciones españolas o del Hollywood comercial. La dirección no se hace notar, pero tampoco molesta, algo que tampoco es tan frecuente en el cine actual.

Y lo mejor de todo, no es una de esas películas que has olvidado una hora después de verla.
[Leer más +]
42 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil