arrow

Memorias de África (1985)

Memorias de África
Trailer
7,5
61.928
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Libremente inspirada en la obra homónima de la escritora danesa Isak Dinesen. A principios del siglo XX, Karen (Streep) contrae un matrimonio de conveniencia con el barón Blixen (Brandauer), un mujeriego empedernido. Ambos se establecen en Kenia con el propósito de explotar una plantación de café. En Karen Blixen nace un apasionado amor por la tierra y por las gentes de Kenia. Pero también se enamora pérdidamente de Denys Finch-Hatton (Redford), un personaje aventurero y romántico a la antigua usanza, que ama la libertad por encima de todas las cosas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Out of Africa
Duración
160 min.
Guion
Kurt Luedtke (Novela: Isak Dinesen)
Música
John Barry
Fotografía
David Watkin
Productora
Mirage Entertainment / Universal Pictures
Género
Romance Aventuras Drama Basado en hechos reales Drama romántico África Colonialismo Años 1910-1919
6
Cómo pasa el tiempo...
Cuando una ve esta película en su adolescencia quiere ser Karen Blixen y visitar Kenia, encontrarse con un Denys parecido a Robert Redford y vivir un apasionado romance. Siempre lloraba cuando la veía.
Con el paso de los años, no puedo evitar mirar con cierto sarcasmo esa idealización: en África, aparentemente, no hay mosquitos, cualquiera planta café y le crece, en el corazón de la sabana siempre hay un momento para una cena con vino, velitas y cubertería de plata, los leones obedecen al látigo de una aristócrata danesa y en una mañana uno puede aprender a manejar una avioneta.

Aún así, las primeras impresiones de fascinación que sentí por esta película perviven todavía en mi memoria y si me dejo llevar, casi logro sentir la misma emoción de hace tiempo, con la diferencia de que una ya no se cree los cuentos y ha perdido la esperanza de encontrar alguna vez un lugar como ese, un paraíso (que aún no es un parque nacional) donde apenas ha llegado la civilización y un masai fiel te sigue a todas partes.
Luego te desperezas, te frotas un poco los ojos y ves una típica historia de amor en la que la chica quiere compromiso y el chico quiere libertad. Ambos sufren, porque seguramente se quieren de verdad, pero tienen formas diferentes de entender la vida. Un lugar común, vamos, pero en un entorno de incomparable belleza en el que la música, todo hay que decirlo, ayuda bastante. Inolvidable J. Barry...

Debo estar ya mayor para el romanticismo.
[Leer más +]
127 de 163 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
YO TENÍA UNA GRANJA A LOS PIES DE LAS COLINAS DE NGONG
Justo después de mi admirada "Tootsie", el cineasta norteamericano de "Danzad, danzad malditos", Sydney Pollack traslada a la gran pantalla con la colaboración de Kurt Luedtke en tareas de guionista, las memorias autobiográficas de la autora danesa Isak Dinesen, pesudónimo artístico detrás del cual se esconde la verdadera identidad de la baronesa Karen von Blixen-Finecke, durante su estancia de vida en Kenya (1914-1931) en los años dorados del colonialismo británico en aquella zona, y que publicaría en 1937...

Un épico y edénico paseo por paisajes de ensueño y fantasía gracias en gran parte al extraordinario trabajo de fotografía de David Watkin muy en la honda de Freddie Young para las grandes producciones del David Lean más faraónico...y qué de la emblemática y brillante banda sonora a cargo del incombustible John Barry...

Pollack factura una magna obra, a partir de susodichas memorias e ingredientes, con el telón de fondo del sempiternamente anacrónico tema del colonialismo, en aquella época del colonialismo en plena ebullición en el continente africano, en las llanuras de Amboseli, un tanto alejados de las escaramuzas políticas de la capital, Nairobi, y entre rumores que atañían a la reina Victoria de Inglaterra, repartiéndose alegremente el yermo terreno africano con su nieto, el kaiser Guillermo, a quien según cuentan de oídas los lugareños, le regaló las montañas del Kilimanjaro pues no poseía montaña alguna de la cual presumir...

Como si de una historia de Julio Verne se tratara, Pollack va desmenuzando página a página las fantásticas memorias de la interfecta para ir componiendo una sólida estructura, cargada de poesía narrativa y plástica, a través de una fotografía y una banda sonora realmente apabullantes...

Sin dejar de destacar tampoco las brillantes interpretaciones de un reparto coral en estado de gracia, fundamentalmente a cargo de una descomunal Meryl Streep y un majestuoso Robert Redford, y sin olvidarnos tampoco de una carismática interpretación de un contenido Klaus Maria Brandauer...

La eterna fascinación de lo desconocido y del continente africano en particular, origen y cuna de cualquier atisbo de vida, está milimétrica y detalladamente descrita en esta fascinante epopeya edénica sobre la vida en territorio salvaje, y en mitad de una nociva influencia del hombre occidental; la propiedad privada y la rapiña originaria en la que se basa según la irrefutable ley del más fuerte.

Si aún no la has visto, no tardes mucho más en verla pues sería pecado.

Como sucedía con la tierra roja de Tara y lo sacrosanto de la propiedad terrenal para aquella familia de criollos de origen irlandés en la épica odisea de "Lo que el viento se llevó", esta famosa coletilla a modo de prólogo y epílogo de esta otra magna obra "...yo tenía una granja en áfrica, al pie de las colinas de Ngong..." nos hace presagiar también que estamos ante una obra,

I M P R E S C I N D I B L E.
[Leer más +]
57 de 68 usuarios han encontrado esta crítica útil