arrow

Black Mirror: USS Callister (TV) (2017)

Black Mirror: USS Callister (TV)
Trailer
6,6
14.162
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Viaja con el capitán Daly y su tripulación para explorar la galaxia y los peligros de planetas desconocidos. Episodio de la T4 de Black Mirror. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Black Mirror: USS Callister (TV)
Duración
76 min.
Guion
William Bridges, Charlie Brooker
Música
Daniel Pemberton
Fotografía
Stephan Pehrsson
Productora
House of Tomorrow / Netflix. Distribuida por Netflix
Género
Ciencia ficción Thriller Telefilm
Grupos  Novedad
Black Mirror [Serie] Black Mirror T4
4
La suspensión de incredulidad no me da para tanto
Antes de empezar a escribir esta crítica me he dispuesto a leer las opiniones de otros usuarios de FA sobre USS Callister. Tras leer varias, observo atónito que en muchas de ellas califican a este primer episodio de la cuarta temporada de Black Mirror como el mejor de los seis que la forman. Dado que este es el único de ellos que he visto, me hallo en una disyuntiva poco esperanzadora: o las bondades que otros han encontrado aquí yo no las he sabido ver o la calidad de los episodios restantes va a ser incluso peor que la de este.

Antes de empezar con los spoilers, comentaré someramente que, a pesar de que lo que más valoro en esta serie es el argumento de cada una de las historias, las interpretaciones son correctas. Quizá la única que destaca un poco es la de Jesse Plemons y, la que menos, la de Cristin Milioti, a la que encontré poco creíble aun aceptando que, dentro de la fantasía pseudo-trekkie que se nos presenta, se puede dejar paso a la celebración de la sobreactuación como forma de crear lazos con las series a las que trata de homenajear. En cuanto a la ambientación y la fotografía, sin ser yo un especialista en estos conocimientos, se puede encuadrar, como ya se ha apuntado, en el estándar Netflix: no chirría, es agradable y cumple su función.

Y ahora es cuando toca dar sentido al título de la crítica.
[Leer más +]
103 de 138 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Dolientes Fantasías de un Dios Cabronías
Ahí va, otra vez esa realidad que nunca se corresponderá.
Pero tu sigues soñando, por si eso alguna vez fuera a cambiar.
¿Siempre te lo has imaginado, verdad?
Poder salvar a la humanidad, como los héroes de sonrisa reluciente que nunca te cansaste de admirar.

'USS Callister' tiene un corazón tan negro como vibrantemente luminosa es su fantasía.
Porque así es como deberían ser las fantasías: maravillosas, ordenadas, con mujeres siempre deseosas, villanos derrotados, planetas salvados y compañeros que canten nuestras hazañas.
Por pedir, también podrían ser reales.
Pero la moderna tecnología puede ayudar, una vez más.

Robert Daly sueña imaginaciones multicolor de últimas fronteras y naves de alguna federación cada día, para combatir una amarga rutina que nunca se corresponde.
Y entonces conoce a Minette, única admiradora de su trabajo, la cual vemos acercarse a su colección de Space Fleet y pensamos "ahí esta, esa chica, la que le salvará".
La primera en la frente: esta no es una historia de bestias que esconden guapos príncipes, sino de miserables oficinistas que les gusta ser dioses cabrones.

Basta decir que Robert encuentra la manera de que Minette participe en su fantasía, pero sin participar.
Para siempre. Como él quiera. Y cuándo quiera.
El juego Infinity que está desarrollando puede configurar un mundo en el que uno puede ser participante y gobernante, pero sobre todo sentiente.
Y soñar está muy bien, pero para qué si lo que nos pone realmente cachondos es experimentar.

En su hora y cuarto, este episodio plantea preguntas que nadie quería contestar:
¿Serías un buen protagonista de tu propia fantasía?
¿Serías un Dios benévolo si lo puedes tener todo a tu disposición?
Desafíando toda una tradición de nerds incomprendidos, el USS Callister responde: no.
Un universo donde todo es posible siempre va a ser una venganza para una realidad donde todo se frustra.

Y aún más, nunca podría ser una venganza completa si alguien no reacciona de verdad, no sufre de verdad.
Los tripulantes de la nave celebran los triunfos de su capitán, mueren si la aventura lo requiere, sufren si osan desobedecer y se aburren mientras el dios que les engendró atiende su pedido de pizza más allá de la máquina.
También recuerdan una vida fuera de la esclavitud y guardan el mismo rencor inútil que le dedicamos a un creador omnipotente, el cual puede hacer con nosotros lo que le venga en gana.

La última frontera que hemos conquistado va de nuevo en nuestro beneficio, y me indignaría si no fuera porque, en mis fantasías, yo también he follado, matado y humillado sin consecuencias, con el único reparo de que nada de lo que vivía se cumpliría.
Saltándose años y dimensiones de distancia, 'Black Mirror' nos vuelve a preguntar si en el fondo todo esto de la tecnología es una excusa para glorificar al capullo acomplejado que llevamos dentro, y por eso nada de lo que hacemos con ella nos deja contentos.

Plantéatelo la próxima vez que imagines.
O no, folla, mata y humilla como te venga en gana.
Sólo que nunca pierdas de vista lo que todo eso, real o no, dice de ti.
[Leer más +]
82 de 107 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1