arrow

¡Bienvenido, Míster Marshall! (1953)

¡Bienvenido, Míster Marshall!
Trailer
8,1
27.952
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Años 50. Villar del Río es un pequeño y tranquilo pueblo en el que nunca pasa nada. Sin embargo, el mismo día en que llegan la cantante folclórica Carmen Vargas y su representante, el alcalde (Pepe Isbert) recibe la noticia de la inminente visita de un comité del Plan Marshall (proyecto económico americano para la reconstrucción de Europa). La novedad provoca un gran revuelo entre la gente, que se dispone a ofrecer a los americanos un recibimiento muy especial. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
¡Bienvenido, Míster Marshall! (Bienvenido, Mr. Marshall)
Duración
75 min.
Guion
Juan Antonio Bardem, Miguel Mihura, Luis García Berlanga
Música
Jesús García Leoz
Fotografía
Manuel Berenguer (B&W)
Productora
Uninci
Género
Comedia Sátira
8
Comedia amarga (8.3)
Un pueblo (el español) empobrecido por causa del aislamiento al que le sometió un dictador (Franco) se engalana ahora con el fin de suplicarles unas perrillas a los americanos del programa de ayuda económica a Europa, quienes le ignorarán por su actitud durante una todavía reciente Segunda Guerra Mundial. Éste es el mensaje "oculto" que se les pasó a los censores debido a las canciones y a un final malinterpretado como xenófobo.
La actitud española es la de reírse de las propias miserias (somos "otimistas"), por lo que se aprovecha además para mostrar un cuadro costumbrista rural muy simpático donde no faltan las caricaturas (que más bien son retratos realistas) del alcalde, del cura, de la profesora, del boticario y de muchos otros miembros típicos del pueblo castellano.

Lo mejor: críticas "sutiles"; una música muy pegadiza; Manolo Morán interpretando a un pícaro representante; la interpretación de Pepe Isbert en general, pero en particular recuerdo con mucho cariño la parodia del Western: verle disfrazado de pistolero no tiene precio.


"Como alcalde vuestro, yo os aseguro que para pagar esto ni un céntimo ha salido de las arcas públicas, porque en las arcas jamás ha habido un céntimo."


De todas formas, para mi gusto hay películas más interesantes en la historia del cine español, un par de ellas dirigidas también por Berlanga.
[Leer más +]
100 de 118 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Berlanga, que no es poco
A día de hoy, lo más sorprendente para mí al visionar "Bienvenido, Míster Marshall!" es que pasara ese maldito obstáculo que suponía la censura. Sólo alcanzo a obtener una explicación, y es que los censores debieron ver una comedieta entretenida, simpática, y por completo intrascendente. Bendita una vez más la comedia si sabe engañar tan hábilmente a bobos como estos, ocultando debajo de tan agradecible disfraz un descomunal alegato con la España del momento.

Cogiendo un pueblo que podría ser cualquier otro, Berlanga echa toneladas de ácido corrosivo contra todo lo que se mueve, porque ciertamente no deja títere con cabeza. Se nos muestra a una serie de entrañables personajes: el alcalde, el hidalgo, el cura, la profesora, la cantaora, su manager, el científico, etc. La pena es que se nos describen a través de una voz en off del gran Fernando Rey, pero creo que innecesaria.. No creo que haga falta introducirnos en la película con la dichosa voz en off, creo que está sobrada de recursos puramente cinematográficos para contar de sobra la historia, y no con uno tan fácil y molesto. De todas formas, un único defecto entre tanto mérito.

Berlanga con este pueblo representa el fracaso, el anclaje, la incapacidad de seguir adelante debido a que éste se encuentra cercado por una especie de barrera reacia al progreso. Así pues, el pueblecito se tiene que conformar con ver el mundo a través de un escaparate, ante el cual desfilan los reyes magos de los EE.UU., aquéllos que cuentan con tractores de última generación, con héroes que matan al malo y se llevan a la guapa, con los coches más rápidos y mejores; en definitiva, con el progreso.

Y estos pobres pueblerinos se tendrán que conformar con su azada, su trabajo de sol a sol, ver a aquellos héroes llevarse a la guapa a través de películas a las que jamás accederán. Sólo podrán soñar con esas golosas aspiraciones, confiando sus esperanzas a esa quimera americana.

Esta película a pesar de que se mueve en un pozo de amargura, cuenta con una de las grandes fachadas que ofrece el cine, que es la comedia. Convertir esta triste historia en una comedia descojonante sólo está al alcance de grandes como es Berlanga. Y desde luego, terminar la película con una sonrisa liberadora es de las mejores cosas que ofrece el cine. Gran película.
[Leer más +]
79 de 99 usuarios han encontrado esta crítica útil