arrow

El chico del periódico (2012)

El chico del periódico
Trailer
5,1
4.096
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A comienzos de los años setenta, el periodista Ward Jansen (McConaughey) regresa a su pueblo natal, en Florida, para investigar el caso de Hillary Van Wetter (John Cusack), un hombre que ha sido condenado a muerte por haber matado en 1969 a un corrupto sheriff local. Ward cuenta con la ayuda de su hermano Jack (Zac Efron) y de una atractiva mujer (Nicole Kidman) que se ha enamorado del condenado sin haberlo visto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Paperboy
Duración
107 min.
Estreno
15 de marzo de 2013
Guion
Peter Dexter, Lee Daniels (Novela: Peter Dexter)
Música
Mario Grigorov
Fotografía
Roberto Schaefer
Productora
Millennium Films / Nu Image Films. Productor: Lee Daniels
Género
Thriller Drama Drama sureño Años 60 Años 70
7
La película que Almodóvar no filmó
No entiendo la animadversión de la crítica hacia The Paperboy. Quizás sea por su atrevimiento al mezclar por lo menos 4 géneros reconocibles en su trama (la coming-of-age movie, el thriller noir de detectives, la comedia negra sexualizada y ese estilo de película que como The Help o The Long Walk Home iban de la denuncia contra el racismo) lo que contribuye a que no haya una clara definición de cuál es el propósito de la historia, sólo hasta los últimos minutos del melodrama conseguimos entender -luego de unas escenas de suspense que recuerdan y mucho a Cape Fear- , al menos en mi caso, que The Paperboy es un irónico, retorcido y grotesco alegato existencialista sobre la obsesión y la injusticia (¿de la vida?) que al final nos deja en un estado absoluto de indefensión. Es cierto que Lee Daniels no es el gran director que el cine esperaba, en Shadowboxer hizo un esfuerzo más loable que en esa suerte de tragedia bufa llamada Precious, sin embargo, de alguna manera, a pesar de su naturaleza pretenciosa, ha logrado que figuras respetables y reconocidas del medio participen en sus proyectos en papeles que rompen sus estereotipos ofreciendo interpretaciones realmente buenas (desde Helen Mirren pasando por Mo’Nique y en este caso Nicole Kidman). Quizás sea algo confuso, pero más o menos esta sería una sinopsis de The Paperboy: en un pueblo de Florida en los últimos años de la década de los 60s ocurre el crimen de un respetado sheriff (cuyos antecedentes no son muy respetables), por el crimen se culpa a Hillary (John Cusack) un tipo de aspecto y psique nauseabundos que es condenado a la silla eléctrica, de él se enamora ciegamente, aún sin conocerlo en persona, Charlotte (Nicole Kidman) una cuarentona sexual -que recuerda a Sylvia Miles (sobre todo por su bronceado e ímpetus y al procurar su imagen artificiosa de muñeca Barbie) en Heat de Morrissey- que tiene como hobby escribir cartas a encarcelados, Charlotte contacta a Ward (Matthew McConaughey) un reportero que tiene oscuras aficiones sexuales, para que revise el caso de Hillary a quien asegura que se le ha procesado injustamente; el hermano de Ward es Jack (Zac Efron) un veinteañero que gusta de andar por la vida en trusa y que se obsesiona con Charlotte, todo esto es narrado muchos años después de los hechos en los que se centra la trama por Anita (Macy Gray) la empleada doméstica negra en casa de Jack y Ward. La historia comienza a desarrollarse de manera peculiar, procurando sobre todo cuidar la estética de la época, con una banda sonora muy buena con temas de aquellos años y una fotografía que nos intenta trasladar en tiempo y espacio a esa Florida calurosa; en ningún momento las situaciones que cuenta ni su forma de hacerlo son planas –como Boyero dice-, al contrario, hay que estar al pendiente de la trama para captar las sutilezas y sobreentendidos. No sé, creo que si Almodóvar la hubiera realizado como desde hace tiempo se venía diciendo y sería su crossover al cine americano no se le estaría juzgando tan duramente como ahora sucede sobre todo por el respeto internacional que se le tiene como director, porque esta historia The Paperboy posee muchos momentos… digamos, sórdidos, que perturban, almodovarianos. The Paperboy está lejos de ser la mejor película pero tampoco es como se dice “una película que no debió de haber existido nunca”.
[Leer más +]
41 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
No tan "precious"
Lee Daniels se puso en el mapa internacional con la delirante "Precious", una de esas películas independientes que están tan orgullosas de serlo que fuerzan sus códigos hasta convertirlos en una parodia. Aquella broma pesada, y no digo esto como una forma sutil de calificar a la indescriptible protagonista, no sólo ganó premios en Sundance: estuvo en algunos de los festivales más representativos del globo, fue nominada a los Oscar en las categorías principales y ojo, ganó uno para su intérprete femenina secundaria, Mo'Nique, una mujer que dedicó durante toda la carrera de premios a pasearse con vestidos y faldas por las alfombras rojas sin depilarse las piernas. Bien por ella, eso si que merecía un premio. Esta particular personalidad parece haberse aporado de Lee Daniels, que con "The Paperboy", una de las películas más abucheadas de la historia reciente del Festival de Cannes (2012), se permite el lujo de ser tan grosero como puede. El resultado es una locura protagonizada por un ídolo del Disney Channel y una Nicole Kidman al límite.

La historia, de haberla, versaría sobre un joven repartidor de periódicos en un negocio local que verá cómo su mundo se viene abajo cuando una mujer que va a convertirse en el centro de la próxima historia del diario aparece en su vida. Ella es -cómo no- Nicole Kidman, una rubia teñida más caliente que una mona que decide poner cachondo a un preso a punto de ser freído en la silla eléctrica por cometer un homicidio. Este planteamiento, adaptado desde la novela de Peter Dexter, iba a ser el debut de Pedro Almodovar en USA pero finalmente acabó cayendo en las manos de Lee Daniels, un tío incapaz de filmar una escena memorable, aunque aquí su trabajo no sea tan horripilante como en "Precious", recurriendo pues al carisma de sus actores para que la cosa salga adelante.

Y lo hace a duras penas por la entrega de Kidman, que crea de la nada un personaje tremendamente morboso, y un reparto bastante entregado a la causa en la mayoría de los casos. La película, que cambia de género y textura cada cierto tiempo termina por irse de madre y convertirse en un thriller sureño muy subido de tono, con la incorreción moral como arma arrojadiza. ¿Buena? No. ¿Merece la pena verse? Sí. Aunque sea por ver de primera mano hasta dónde puede llegar un tío que recibió una nominación al Oscar y se creyó capaz de cualquier cosa. Y "The Paperboy" es eso, una 'cosa'.
[Leer más +]
22 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil